fbpx
miércoles, 7 de diciembre de 2022
collage-vanguardias(1)
Algunas de las portadas de la colección “Libros con Arte”. JCCM y CORPO.
En la Colección Roberto Polo - 16 septiembre 2022 - Toledo

Las donaciones de obras de arte constituyen una buena parte de las colecciones de museos, bibliotecas o cualquier centro cultural. Pero esta es especial. En tres palabras: vanguardias, guerra, olvido. La historia, grabada en las portadas de 500 ejemplares de libros.

La bibliotecaria Alicia Medina, responsable del departamento audiovisual de la Biblioteca Nacional, ha donado cerca de 500 ejemplares únicos a la Colección Roberto Polo. Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha, a través de la Junta. Se trata de libros con portadas donde las vanguardias dejaron su impronta entre los años 1910 y 1937 y que ahora se reúnen en Libros con Arte: las vanguardias artísticas en las cubiertas de libros españoles: 1910-1937.


portadas-vanguardias

Victor Servranckx, “Sin título”, 1918.

Las vanguardias, impresas en los libros

Rafael Sierra, director artístico de la CORPO, recalca el valor de la colección de libros vanguardistas que podrá visitarse pronto.»Esta extraordinaria colección viene a demostrar que la vanguardia española previa a la guerra estuvo muy conectada con las demás corrientes europeas de principios del siglo XX», explica Sierra.

Las vanguardias que se expondrán constituyen un «corpus único y de muy alto valor». Más aún, porque la evolución artística en España se vio truncada por un Golpe de Estado militar, el del 36. Durante los casi 40 años que siguieron al levantamiento militar, que desencadenó la Guerra Civil, el régimen franquista se encargó de dejar en el ostracismo estas cubiertas que ahora se rescatan.

Por su parte, Rosana Rodríguez, consejera de Educación, Cultura y Deportes, ha destacado que esta colección es una «documentación muy valiosa que será un pilar fundamental para el fondo documental y de investigación de CORO».

Edmond Van Dooren, “Impression de ville, Londres”, 1919.

Velocidad, collage o revolución tipográfica

Entre las temáticas que recorren estas vanguardistas portadas, se esconde su propio sentido: el de «fomentar la lectura en un país que padecía un elevadísimo índice de analfabetismo», explica la García Medina. Gracias a los editores y artistas, las portadas de los libros hacían mucho más atractiva su lectura.

Hay portadas que aluden a la velocidad tan reivindicada por las vanguardias, a una arquitectura que mira hacia el cielo o a collages que dan una vuelta más al concepto de realidad. En definitiva, una amalgama de temáticas, estilos, formas de mirar que sirvieron para acercar al público la lectura y que ahora nos acercan a ese pasado que nos explota de nuevo. Y lo podremos ver en la Colección Roberto Polo.

libros-vanguardias-portadas

Ilustración de Ramón Puyol, 1930.

(Visited 85 times, 1 visits today)