fbpx
domingo, 26 de septiembre de 2021
La cueva de los Torrejones, en Tamajón
Espectacular hallazgo - 18 septiembre 2017 - Guadalajara

Son los restos más antiguos que se han hallado de los Homo Sapiens en la Meseta. Y están en Tamajón, en la provincia de Guadalajara. Los ha descubierto un equipo de arqueólogos y paleontólogos que coordina el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (Cenieh) que dirige Adrián Pablos y Nohemi Sala, trabajos que se realizaron durante los primeros días de septiembre en el paraje conocido como la Cueva de los Torrejones.

En realidad continúan el estudio arqueológico que comenzó en los años 90 del siglo XX bajo la dirección, entonces, de los profesores Alfonso Arribas, Carlos Díez y Jesús Jordá, del Instituto Geológico y Minero de España. Su equipo halló en aquel momento un resto fósil humano del pie, un navicular, asociado a los de hienas, leopardos y rinocerontes. Fauna que se correspondía, en los años 90, con la que había en la Meseta durante una fase intermedia del Pleistoceno, entre 80.000 y 60.000 años de antigüedad.


Aquel primer equipo concluyó que el yacimiento de Los Torrejones era neandertal y que los restos del individuo pertenecían, por lo tanto, a esta especie, la Homo Neanderthalensis. Pero ahora se ha comprobado de forma inequívoca que no, que pertenecen a nuestra especie, los Homo Sapiens.

Un descubrimiento de altura en Tamajón

Por lo que es “el resto más antiguo de nuestra especie que se ha encontrado en el centro de la Península Ibérica. Hay hallazgos similares en la cordillera cantábrica, en el Mediterráneo y en Portugal, pero hasta ahora no habían aparecido en la Meseta huesos de Homo Sapiens que pertenecieran al Paleolítico Superior”, tal y como ha explicado Adrián Pablos.

Por eso el Cenieh solicitó a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que les ayudara a realizar un proyecto que continuara con las excavaciones que comenzaron el siglo pasado. Dicho y hecho. El 1 de septiembre comenzaron los trabajos en un yacimiento “que tiene mucho potencial”. Por lo que se pusieron a estudiar la cueva “junto a nuestros predecesores, a modo de prospección, para decidir los puntos más interesantes donde continuar, retomándola donde ellos la dejaron”.

[ze_image id=”199637″ caption=”Los arqueólogos, trabajando dentro de la cueva de Los Torrejones.” type=”break_limited” src=”http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2017/09/cueva_los_torrejones_tamajon2.jpg” urlVideo=”” typeVideo=”” ]

 

Los nuevo descubrimientos están siendo estudiados y datados por el método del Carbono 14, cuyo rango de medición llega hasta los 45.000 años. Los restos aparecidos, según Pablos, “probablemente tengan una antigüedad de entre 12.000 y 30.000 años”.

Se ha excavado sobre lo que fue el techo de la Cueva de los Torrejones, que en el Paleolítico Superior el lugar era un cubil de hienas. Y han aparecido restos de tejones, caballos, asno salvaje, el uro o antepasado del toro de lidia, ciervos, jabalís y algún fragmento de oso, además del hueso de Homo Sapiens que, igualmente, fue presa de las hienas.

“Contar con un Homo Sapiens del Paleolítico Superior es algo extraordinario en la Península”. Pablos cree que la flora de Tamajón no debía ser muy diferente a la actual, pero sí la fauna. “La diferencia es que en el Paleolítico Superior encontramos animales que hoy viven en África, como la hiena o el rinoceronte, si bien parece claro que han desaparecido de Europa por presión antrópica y no por el clima”.

Los hallazgos, una vez que se procesen, pasarán a formar parte de los fondos del Museo de Paleontología de Cuenca, aunque se considerará que se pueda quedar algo del material en Tamajón para exhibirlo de forma temporal o permanente en el Centro Cultural de la localidad, lo que podrá atraer numeroso turismo, como recalca el alcalde, Eugenio Esteban.

(Visited 45 times, 1 visits today)