fbpx
miércoles, 20 de octubre de 2021
Presentación del libro en Toledo - 09 julio 2021 - Toledo

Dice Nietzsche que quien tiene un buen porqué puede soportar cualquier cómo. pero no es cierto, porque escapar del infierno sería un porqué inigualable para las millones de víctimas de la pornografía y a veces prefieren acabar con su vida con poco más de 20 años. La escritora y cineasta toledana Mabel Lozano y el policía Pablo J. Conellie, experto en trata y explotación de personas, ponen el dedo en la llaga y desenmascaran todo lo que hay detrás del lucrativo negocio de la pornografía en PornoXplotación.

El libro se presentó en Toledo el jueves 8 de julio, en la maravillosa sede de la Real Fundación Toledo en Roca Tarpeya. Su director, Eduardo Sánchez Butragueño, hizo de anfitrión, en un acto al que asistieron la directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado; las concejalas de Igualdad, Ana Belén Abellán, y Parques y Jardines, Marta Medina; y la senadora del PP por Toledo Pilar Alía, entre el aproximadamente centenar de personas que acudieron.


La presentación forma parte del programa de actividades de FEM 2021, promovido por el Ayuntamiento de Toledo, y fue organizada por Gabriel Castaño, director del Festival CIBRA. Tuve el placer de presentar el libro a modo de conversación con Mabel Lozano, quien compartió algunos detalles sobre el trabajo de campo, como viajes a Colombia y otras partes del mundo donde la trata y la explotación de personas son moneda de cambio habitual.

La maldad existe

Ella ha comprobado que los malos existen: «no son personas con una enfermedad mental, es que hay personas que son malas«, pero su confianza en el ser humano permanece y, en ese sentido, en cada libro o producción cinematográfica que lidera ella busca eso, acción e implicación de la sociedad para cambiar las cosas a mejor.

Fotos: Mabel Lozano presenta en Toledo “PornoXplotación”, su último libro

PornoXplotación bucea en la parte más fea de la realidad para mostrarla, quitarla cualquier careta y concienciarnos sobre ellos. Mal llamado entretenimiento para adultos, porque no se puede considerar entretenimiento una actividad que se basa en la explotación sexual y laboral de personas ni se debe considerar adulto a quien goza con la contemplación de un negocio que genera tanto sufrimiento y todo un catálogo de delitos graves.

«La  pornografía es una toxina social que destruye las relaciones, roba la inocencia, erosiona la compasión, engendra violencia y mata el amor». Es una clara y contundente definición del doctor James Clayton Dobson que se recoge en el libro, junto a numerosos datos y testimonios reales.

Leer este libro nos servirá para conocer su alcance, su poder adictivo, especialmente para los más jóvenes así como que se basa en la explotación laboral y sexual de las personas, muy mayoritariamente mujeres, además de promover el machismo y la violencia como patrones de sexualidad. La pornografía cosifica a la mujer y la sitúa en terrenos de inferioridad y humillación permanentemente.

PornoXplotación

Porque, como relata el libro a través de los testimonios en primera persona de diversas víctimas, la pornografía es suicidios, crimen organizado, abusos sexuales, agresiones sexuales, violaciones, tráfico de drogas, evasión de impuestos, blanqueo de dinero… El catálogo más completo y perfecto del mal y la maldad al que acuden jóvenes atraídos por un falso glamour que venden lobos vestidos de corderos en ese campo siempre abonado que es la pobreza, sobre todo si se es mujer y en cualquier país del mundo, incluido España. De hecho, nuestro país fue el segundo del mundo donde más creció el consumo de pornografía en pandemia, detrás de la India.

Adictos desde los 11 años 

Páginas web con cientos de millones de usuarios cada mes que hacen adictos a menores y adultos en una dependencia cuya edad media de inicio es a los 11 años. Y es que, como dijo Mabel Lozano, cualquier niño tiene una pantalla de cine gratis y en casa, el teléfono móvil. El negocio de la pornografía se ha adaptado y sus responsables son cada vez más indetectables y difícil de perseguir por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, con servidores que se encuentran incluso debajo del mar, explicó la autora.

PornoXplotación es un libro muy duro, porque lo que saca a la luz es una realidad cruel. Pero, precisamente por ello, porque derriba mitos, caretas y falsas creencias sobre la pornografía es un libro muy necesario. La única manera de que se sepan las cosas es contándolas y cuando lo que se decide narrar exige descender a los infiernos a menudo, como hace Mabel Lozano y con la maestría con la que lo logra (posee un Goya y numerosos premios), todo tenemos al menos una deuda de gratitud con ella. Gracias, Mabel.

(Visited 249 times, 3 visits today)