fbpx
domingo, 20 de junio de 2021
Tríptico de la Crucifixión, que ya se puede ver en el Museo del Greco, en Toledo.
Tríptico de la Crucifixión, que ya se puede ver en el Museo del Greco, en Toledo.
El Tríptico de la Crucifixión - 28 mayo 2021 - Toledo

El Tríptico de la Crucifixión es la nueva pieza invitada que ya se puede ver en el Museo del Greco, en Toledo, y al igual que la Virgen de la Esperanza, también procede de los almacenes del propio Museo.

De autor anómimo, es un óleo sobre tabla y lienzo.

Las tinieblas que cubrieron la tierra

En la parte superior de la imagen central se oculta parcialmente el sol a la izquierda, mientras que la luna aparece a la derecha, evocando las tinieblas que cubrieron la tierra cuando Cristo expiró. A los pies de la cruz, una calavera simboliza la leyenda según la cual Adán habría sido enterrado en el Gólgota, en el mismo lugar donde se elevó la cruz.

En la tabla superior izquierda se representa a San José sujetando una vara florecida y una escuadra de carpintero. A su lado, el niño Jesús de celeste sostiene un orbe como “Salvator Mundi”, símbolo de su divinidad. Bajo ellos sen encuentra San Juan Bautista, de pie, descalzo y semidesnudo, con nimbo y llevando en su mano derecha un báculo rematado en cruz.

San José, San Miguel, San Bruno…

A sus pies un cordero tumbado con aureola como precursor y mensajero de Cristo. En la tabla superior derecha San Miguel, sosteniendo un escudo, clava una lanza en un demonio alado tendido en el suelo al que pisa con ambos pies, escena que alude a la batalla entre San Miguel Arcángel y Satanás.

Debajo, San Bruno, con el hábito blanco de los cartujos y nimbo y con el báculo tirado a sus pies, simbolizando su desprecio por las jerarquías de este mundo.

 

La asociación de varias tablas a modo de pequeños retablos fácilmente transportables era ya común en el siglo XV, pero ahora renuevan su programa iconográfico siguiendo la doctrina de Trento.

Entre las temáticas más comunes, se encuentra el ciclo de la Pasión, con el momento culminante de la Crucifixión, así como las vidas de santos.

En la obra central, Cristo Crucificado sigue un modelo similar al de la escuela pictórica toledana, motivo por el cual la tabla llegó a ser atribuida al discípulo del Greco, Luis Tristán.

(Visited 315 times, 1 visits today)