fbpx
domingo, 29 de enero de 2023
Tablero de ajedrez y tablas. Arte nazarí. Foto: Rebeca Arango.
El repaso a la vida y obra de un rey sin igual (6) - 04 junio 2022 - Toledo

La astronomía es la ciencia que estudia los cuerpos celestes, mientras que la astrología se concibe como el análisis de su influencia sobre los elementos terrenos. Aunque ya en la Antigüedad eran campos diferenciados, eran complementarios e intercambiaban sus significados y aplicaciones, incluso sus nombres. Una de las prácticas más extendidas fue la de la astrología judiciaria, que consistía en formular predicciones a partir de los juicios de las estrellas, como una suerte de adivinación.

En las Siete Partidas la adivinación realizada por el «arte de la astronomía» y basada en los sabios antiguos, la astrología judiciaria, se acepta y defiende como disciplina científica. Por el contrario, la adivinación de «los agoreros y de los sorteros y de los hechiceros», que se basa en el engaño, es perseguida. Con el paso del tiempo todos los escritos astrológicos pasaron a estar bajo sospecha y algunos fueron expurgados, como el ‘Libro conplido en los judizios de las estrellas’, pasando a engrosar las listas de libros prohibidos.


La cienda: estudio de los astros e instrumental científico

Para el estudio de los astros era preciso, además de la observación directa, contar con un instrumental que permitiera realizar mediciones y registrar las posiciones de los cuerpos celestes en el firmamento. También era importante disponer de modelos de representación del cosmos que favorecieran su comprensión. Astrolabios, cuadrantes, globos celestes, esferas armilares, etc., formaron parte del saber astronómico alfonsí, tal y como apreciamos en los tratados dedicados a estos instrumentos en el ‘Libro del saber de astrología’ (Burgos, 1278), una de las principales compilaciones científicas realizadas por el ‘scriptorium’ regio. Estos instrumentos ya se conocían en la Antigüedad, pero durante la Edad Media experimentaron un mayor desarrollo y sofisticación, especialmente gracias a los avances de astrónomos musulmanes y judíos.

«El rey sabio: el scriptorium alfonsí», por Adolfo de Mingo

La cienca: tablas astronómicas, el rey «estrellero»

Las tablas astronómicas son compilaciones de datos numéricos utilizados para determinar las posiciones de los planetas y las constelaciones, las fases de la luna y los eclipses. Durante la Edad Media se basaron en los parámetros y modelos geométricos propuestos por Ptolomeo (Alejandría, siglo II), especialmente en su obra principal, el ‘Almagesto’. A la tradición ptolemaica se sumaron razonamientos matemáticos procedentes de India, así como aportaciones de científicos musulmanes en Raqa o Bagdad y posteriormente en al-Ándalus, con gran protagonismo de la ciudad de Toledo. Las ‘Tablas Alfonsíes’, realizadas en Toledo (1263-1272) por dos astrónomos judíos al servicio del rey, Rabbí Isḥāq ben Sīd y Yehudá ben Mošé, se convirtieron en las tablas de referencia en Europa hasta el siglo XVII.

Las traducciones

En Toledo durante el siglo XII se había producido un movimiento muy importante de traducciones de textos árabes de contenido diverso al latín, conocido como la Escuela de Traductores de Toledo. Fueron los arzobispos toledanos sus grandes impulsores. En el siglo siguiente, será Alfonso X quien propicie la traducción de obras de carácter científico, especialmente de astronomía y astrología, aunque entonces la versión se hizo no al latín, sino a la lengua castellana. Para llevar a cabo este trabajo, que supervisaba directamente, el rey contó con la colaboración de un grupo de expertos entre los que destacaron judíos toledanos.

El libro de los juegos

El ‘Libro del axedrez, dados e tablas’ fue el último manuscrito elaborado por el ‘scriptorium’ regio: gracias a su colofón sabemos que se inició y finalizó en Sevilla en el año 1283. Comienza con un prólogo en el que se dan las razones de la obra, se analiza el juego en su dimensión social y se narra el origen mítico de los tres juegos, que son explicados de manera pormenorizada. Al final se incluyen otros juegos, como el gran ajedrez, el alquerque y las tablas y el ajedrez que se juegan por astronomía. La obra tiene un carácter eminentemente práctico: se explica la realización de piezas y tableros, las reglas, y se exponen numerosas jugadas, tanto a través del texto como de las imágenes, que nos muestran personajes de distintas procedencias y condición social en plena partida.

(Visited 127 times, 1 visits today)