Literatura

Viaje a la conciencia personal y colectiva en "La esperanza o el cuerpo", el nuevo poemario del toledano Javier Manzano

La presentación de esta obra se realizará el jueves 26 de septiembre, a las 19:30 horas, en el salón de actos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha

Javier Manzano.

Como la caja de un mago, donde todo puede pasar. Así son los versos que componen «La esperanza o el cuerpo», el nuevo poemario de Javier Manzano Fijó y próximo lanzamiento de la editorial Gato Encerrado. En sus páginas, el poeta afronta una intimidad que traspasa las barreras del ensimismamiento. Lo convierte así en un lugar para relacionarse con el mundo, un viaje a la conciencia personal y colectiva que también sobrepasa el dogma, lo sectario, lo impuesto.

La presentación se realizará el jueves 26 de septiembre, a las 19:30 horas, en el salón de actos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha. Acompañarán al autor la periodista y editora Alicia Avilés Pozo y el escritor y autor del epílogo, Federico de Arce.

La nueva obra de Manzano Fijó es el sexto poemario que publica la editorial toledana. El compromiso político y social, la utopía, el suicidio, la escritura, la memoria y el amor son solo algunos de los temas que conforman la visión del mundo del poeta. Pero no como un método de aprendizaje, sino como la deconstrucción del éxito y la derrota sin asomo de autoayuda o complacencia. Una forma de «analizar los conflictos de este mundo», en palabras del autor.

Las contraposiciones que asoman ya desde el título constituyen la clave de un poemario donde cohabitan luchas cotidianas que «van mucho más lejos, porque tienen consecuencias» o esos pequeños detalles, decisiones minúsculas o renuncias que pueden «minar tu conciencia». Ante todo, busca un nutrido repertorio de interpretaciones para el lector: «Evidentemente hay un significado literal, pero también hay otros planos de lectura que se abren cuando indagas más como lector».

Entre las páginas de «La esperanza o el cuerpo» encontramos también la animadversión del poeta hacia el dogma. Están sus principios, sus ideas, su sentido estético y su mensaje, pero busca la huida de «interpretaciones absolutamente cerradas» y de «planteamientos sectarios». Hasta recubre la nostalgia con alegría por ser «más constructivo», con el objetivo de «hablar de temas que tocan colectivamente, más allá de nuestro ombligo».

Con ese objetivo, el poemario cuenta con un epílogo -una fórmula muy novedosa en este género- del escritor Federico de Arce, quien define a Javier Manzano Fijó como el «poeta que guarda silencio en los significados». «Elegí esa fórmula como otro elemento más de originalidad. Su epílogo va a sorprender por muchas razones. Por su profundidad, su cercanía y su variedad». «En sus páginas abre un montón de ventanas por las que seguir mirando», afirma el autor sobre esta innovadora aportación de De Arce.

Javier Manzano Fijó nace en Madrid en 1975, aunque casi siempre ha vivido en Toledo. Chico de barrio, es editor de medios de comunicación, consultor y poeta. Sus dos últimas obras publicadas han sido el ensayo «Casco Histórico de Toledo. Construir la convivencia» (ed.), en 2018, y el libro de poemas «Un ideal incompleto», en 2017. Con su libro «Ira ya no es Moscú» resultó finalista del XIX Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe.

La editorial Gato Encerrado nació hace tres años con el objetivo de editar libros de poesía sin ataduras ni intereses. Es un proyecto abierto entre Toledo y Madrid. Su creación no se puede entender sin el contexto en el que surge, bajo una sinergia cultural en torno a la colaboración del espacio Matadero Lab y la Libro-Taberna El Internacional. También se encuentran entre sus colaboradores el Festival Internacional de Poesía Voix Vives de Toledo y el espacio sociocultural Urbana 6. Hasta el momento, Gato Encerrado ha publicado «En casa, caracol, tienes la tumba», de Alicia Es. Martínez; «El falso llano», de Óscar Aguado; «Números inexactos», de María Jesús Silva; «Cartografía de un abandono», de Paloma Camacho Arístegui; y «De pájaro y muertes», de Vanessa Jiménez.