fbpx
sábado, 26 de noviembre de 2022
El Alba, de Segunda
El Alba, de Segunda
¡Equipo de Segunda División! - 25 junio 2017 - Albacete

El Albacete salió como un tiro, arropado por 17.000 seguidores que casi abarrotaban el Carlos Belmonte. La primera la tuvo Aridane, en el minuto seis, pero el disparo lo enganchó sin fuerza.

Por su parte, los jóvenes ches saltaron al campo muy nerviosos, influenciados por su entrenador, Curro Torres, hecho un basilisco, de tal manera que pronto les lloverían las tarjetas a sus jugadores. El duelo pintaba bien para los manchegos.


Pero el Valencia se estiraba; fruto de ese estiramiento, Jordi Sánchez la enganchó bien pero al muñeco, Tomeu Nadal. Los cachorros valencianistas empezaban a amagar peligro. Con todo, era Iván, tras una jugada de estrategia, el que enviaba la pelota muy por encima del larguero.

[ze_summary text=»El duelo era tenso, eléctrico, como el calor que se enseñoreaba del Carlos Belmonte»]El duelo era tenso, eléctrico, como el calor que se enseñoreaba del Carlos Belmonte[/ze_summary] 

El partido, cómo no, era tenso, eléctrico, más caliente que el calor que achicharraba el ambiente. La mala noticia para los locales es que empezabna a dejar el balón a los visitantes, o sea que podía llegar el veneno de los grandes laterales valencianos (marca de la casa), y a la vez no se repetían las ocasiones albaceteñas.

El Alba da lo mejor de sí en las jugadas a balón parado. Así, al borde del descanso, Iván ponía una falta a la cabeza de Rafa Gálvez, que la remataba blandita y a las manos cómodas de Sivera.

Al descanso se llegó con 0-0. Al Alba le bastaba. Pero faltaban 45 minutos de un duelo a muerte.

[ze_summary text=»Peligro visitante al inicio de la segunda parte»]Peligro visitante al inicio de la segunda parte[/ze_summary] 

Nada más empezar la segunda parte, el Albacete concedió una falta muy peligrosa a Ariday, que mandó la pelota alta por muy poco. El Alba se echaba atrás y procuraba salir a la contra. Esa parecía la apuesta, un poco arriesgada, la verdad.

El duelo ya era al sol, inhóspito, a cara de perro, guerra de guerrillas, llena de trincheras en las que cada jugador, sin falta, se fajaba al máximo.

Los ches, decimos, tienen unas bandas pletóricas, como demostró una internada/cuchillada de Fran Villalba que Gaffoor salvó in extremis entre el mutismo de la grada. El Valencia Mestalla achuchaba cada vez más y el Alba achicaba balones. Y quedaba un mundo, 25 minutos. La afición se desgañitaba, cumpliendo con creces.

[ze_summary text=»Sí, el Alba jugaba con 12″]Sí, el Alba jugaba con 12[/ze_summary] 

A la contra llegó la oportunidad para los locales: Dani se metió hasta la cocina lateral y cedió a Aridane, que falló estrepitosamente en el remate. La afición, viendo que el equipo flojeaba, lo llevaba en volandas. El tiempo pasaba, a pesar de todo. Sí, el Alba jugaba con 12.

De nuevo las bandas: Villalba la puso como un guante, Mir la peinaba de cabeza y un espléndido Tomeu Nadal salvaba una bola de partido, antes de que Eugeni mandara al palo en un intento de gol olímpico. La suerte estaba de cara local.

Fruto de otro rechazo, Tomeu Nadal volvió a salvar a su equipo, desviando un remate a bocajarro de Rafa Mir. El Alba sufría y sufría. Pero lo consiguió, tras una última ocasión local. ¡El Alba ya es de Segunda División!

El Albacete formó con Tomeu Nadal, Galas, Gaffoor, Adri Gómez, Arroyo, Rovirola, Gálvez, José Fran (Dani, minuto 60), Eloy Gila (Fran Carnicer, minuto 87), Iván (Josan, minuto 72) y Aridane.

Por el Valencia Mestalla: Sivera, Lato, Charlie, Jiménez, Nacho Vidal, Quim, Gregori (Fran Villalba, minuto 59), Cifu (Rafa Mir, minuto 56), Eugeni (Gil, minuto 87), Ariday Cabrera y Jordi Sánchez.

El árbitro sacó tarjetas amarillas a los locales Rovirola, Aridane y a los visitantes Ariday Cabrera, Charlie, Jordi Sánchez (dos, y roja, en el minuto 92) y Gregori.

(Visited 23 times, 1 visits today)