sábado, 4 de diciembre de 2021
30/06/2012junio 13th, 2017

El Gran Premio de Assen (Holanda) en MotoGP, ganado por el australiano Cassey Stoner (Honda RC 213 V), resultó accidentado para el talaverano Álvaro Bautista y Jorge Lorenzo, que se cayeron. Lorenzo fue muy crítico con el talaverano, que saldrá último en la siguente prueba, en Alemania, sancionado al ser el causante del incidente. Lorenzo considera la sanción a Bautista injusta. «Es una vergüenza por parte de Álvaro, campeón del mundo y con 27 años y que haga esta maniobra, tan vehemente, me parece muy mal», dijo Lorenzo.

Stoner y Pedrosa, los dos primeros en la carrera, se encontraron con un regalo anticipado, puesto que apenas una curva duraron las aspiraciones de Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) en la carrera de Assen, ya que al llegar al final de la recta de meta, tras apagarse el semáforo rojo, se colocó tras las Honda de Dani Pedrosa y Casey Stoner, pero el talaverano Álvaro Bautista (Honda RC 213 V), que intentaba meterse por el interior de la curva, se pasó completamente de frenada y se fue al suelo.


Lorenzo no pudo hacer nada cuando la moto de Bautista se le vino encima y ambos se fueron al suelo, sin posibilidad de continuar y con la Yamaha ardiendo tras el impacto, lo que activó una investigación de la dirección de carrera para dilucidar si Bautista había actuado en algún momento de manera antirreglamentaria.

Esa circunstancia la supieron Pedrosa y Stoner en la siguiente vuelta, en la que el español se encargó de marcar el ritmo, de vuelta rápida, pero con el campeón del mundo australiano y el estadounidense Ben Spies (Yamaha YZR M 1), pegados a él.

Atrás, además de Lorenzo y Bautista también se fue por los suelos el alemán Stefan Bradl (Honda RC 213 V), mientras que el checo Karel Abraham (Ducati Desmosedici) decidió no salir al tener mucho dolor en el dedo de la mano que se lesionó en Inglaterra.

En la clasificación general, Álvaro Bautista es octavo con 58 puntos, mientras que Jorge Lorenzo sigue primero con 140.

Tras la carrera, Jorge Lorenzo tuvo una duras palabras para Bautista, asegurando indignado que, desde su punto de vista, «lo que ha sucedido es una vergüenza».

«Es una vergüenza por parte de Álvaro, campeón del mundo y con 27 años y que haga esta maniobra, tan vehemente, me parece muy mal», dijo Lorenzo.

«Además, aunque se ha disculpado, creo que dirección de carrera en este tipo de situaciones tendría que actuar con mucha más mano dura. Esto no es un juego de niños, no es darle una consola de ordenador a un niño de cinco años. Creo que vamos por mal camino», aseguró Jorge Lorenzo, quien en esos momentos ya sabía, aunque no oficialmente, que a Bautista se le iba a sancionar con salir último en el próximo Gran Premio de Alemania.

Lorenzo se mostró muy duro con la resolución y aseguró que «salir último en Alemania es injusto». «A mí me pusieron una carrera de sanción en el 2005 y en el caso de Álvaro no es la primera vez, el año pasado en Valencia, por decirlo de alguna manera, provocó una masacre en la que cinco pilotos acabaron por los suelos», explicó.

«Por si esto fuera poco en la caída se me ha incendiado el motor y así es imposible que lleguemos al final del campeonato, con entrenamientos y carreras con los motores que hay. Menos mal que dirección de carrera también me ha confirmado que podremos disponer de otro motor sin sanción por este percance, que es lo justo», comentó Lorenzo.

«Después del accidente he ido a dirección de carrera, pero me han dicho que tenía que esperar a que acabase la prueba. Vale, pues he esperado y entonces ha venido Álvaro con Fausto Gresini y otra persona más y me ha pedido disculpas. Sí, vale, acepto las disculpas, pero estoy decepcionado con la sanción de dirección de carrera, me parece absolutamente injusta», explicó el campeón del mundo de MotoGP en 2010.

«El resultado en el campeonato es secundario. Me importa, pero me importa más mi salud y el gran golpe que me he llevado en el tobillo y la rodilla no me va a impedir estar en Alemania, pero me duele. En lo estrictamente deportivo tendremos que volver a empezar de nuevo», lamenta Jorge Lorenzo.

Muy disgustado con la situación, Jorge Lorenzo valora nuevamente la situación al recalcar que «es importante imponer una sanción que haga que los pilotos se lo piensen, para que aprendamos y ahí es donde, como mínimo, habría que imponer una carrera, sería lo más justo. No hay que personalizar en los pilotos, si uno lo ha hecho o no, sino en las sanciones para que se penalice por igual en todo tipo de situaciones parecidas».

Al recordar la situación que él vivió en el circuito australiano de Phillip Island con el estadounidense Nicky Hayden, el piloto de Yamaha reconoció que «con Hayden en Australia me equivoqué, estaba muy cerca de él y no tuve una buena visión de la situación y aquí, Bautista estaba a 100 metros y no sé en que estaba pensando cuando ha frenado muchísimo más tarde que el resto y tan por el interior, era imposible que entrara en la curva», comentó.

Muy crítico con toda la situación, Jorge Lorenzo continuó comentando que «habría que hacer carreras bonitas, pero con respeto y seguridad y con sanciones justas para evitar estas situaciones. Estamos al borde de la desgracia cada dos por tres», aseguró Lorenzo. 

(Visited 7 times, 1 visits today)