jueves, 18 de julio de 2024
balonmano 30/10/2016junio 7th, 2017

El Villa de Aranda sumó esta tarde una nueva victoria en su pista ante un Liberbank Ciudad Encantada de Cuenca que vendió cara la derrota y a punto estuvo de darle un disgusto al conjunto ribereño.

Tras unos primeros compases de tanteo, pareció ser el Villa de Aranda el que asumía el protagonismo sobre el sintético, sacando provecho de la efectividad de Moyano desde la primera línea para ponerse rápido por delante.


Sin embargo, el conjunto ribereño, demasiado intermitente en su juego ofensivo, desaprovechó las dos ocasiones que tuvo para romper el marcador y mantuvo en todo momento ventajas bastante manejables para el Liberbank (5-4).

Esa situación acabó dando alas al conjunto conquense, que, apoyado sobre un espectacular Leo Vial, desplegó una defensa tan adelantada como intensa.

Esa propuesta permitió a los hombres de Lidio Jiménez anular la capacidad creativa del equipo ribereño, que acusó demasiado la ausencia del lateral brasileño Raúl Nantes, hasta esta jornada máximo goleador de la Asobal.

La falta de acierto en el cuadro local se tradujo en un parcial de 1-4 a favor de los conquenses (7-10) que obligó a Senovilla a replantear su estrategia mediado el primer tiempo.

Los ajustes del técnico del Villa de Aranda parecieron dar sus frutos y la entrada de varios jugadores de refresco dio otro aire al equipo, que acabó dando la vuelta al marcador justo antes del descanso (13-12) gracias a dos goles consecutivos de Bojicic desde el pivote.

Tras el paso por vestuarios, fue el Villa de Aranda el que más intensidad y acierto desplegó sobre el sintético, aumentando su ventaja por la vía rápida gracias a un impresionante Amérigo, que detuvo hasta cinco lanzamientos consecutivos para lanzar a su equipo en el marcador (18-14).

Sin embargo, el Liberbank no se dio por vencido y, aprovechando una doble superioridad en pista, recortó diferencias hasta la mínima expresión echando mano del acierto de Alves (18-17).

Pero la reacción conquense acabaría muriendo en la orilla por una triple exclusión que permitió al Villa de Aranda encarrilar el choque a falta de 12 minutos (23-18). Y es que, a pesar de la competitividad demostrada por el Liberbank en los últimos compases, en los que Thiago Alves se acabó destapando, la remontada ya fue imposible para los conquenses, que dormirán otra semana en la antepenúltima posición de la tabla.

(Visited 15 times, 1 visits today)