Hizo méritos hasta para algo más

1-1: el Formac Villarrubia certificó su mejoría en casa de un gallito, el Córdoba

Los visitantes superaron al Córdoba en el primer tiempo; los locales nivelaron el choque tras el descanso pero los de Javi Sánchez mantuvieron sus posibilidades de victoria hasta el final

La animosa afición del Formac Villarrubia animando a su equipo en el Arcángel

El Formac Villarrubia arrancó un empate valioso en su visita al campo del poderoso Córdoba, que vio cómo el equipo blanquiazul se le subía a las barbas en la primera parte, a la que se llegó con 0-1.

Después de una ocasión para cada equipo, en las botas de Dieguito, por el Villarrubia, y De las Cuevas, por el Córdoba, llegó el tanto villarubiero cuando Algisí, a la salida de un córner, aprovechó las vacilaciones de la zaga andaluza.

El resto del primer tiempo fue un quiero y no puedo de los locales, superados por el rival.

La dinámica cambió tras el descanso. El equipo verdiblanco se fue hacia adelante en la presión y llegarían dos buenas aproximaciones de Valverde y Moutinho.

Pero los locales no atinaban. El gol, si llegaba, tendría que llegar a balón parado. Y lo hizo, cuando el Formac Villarrubia perdió un balón que propició una contra local que acabó en derribo de Samu Diarra sobre Owusu, que transformaría De las Cuevas.

Hasta el final, un toma y daca en el que Dieguito por los visitantes y Owusu por los andaluces amagaron con el segundo tanto, que no llegaría si aún en las peligrosas botas de De Dios antes del pitido final.

Este Formac Villarrubia mejora jornada tras jornada.