fbpx
martes, 29 de noviembre de 2022
En primer plano, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; a su espalda, la diputada del PP, Lola Merino.
En primer plano, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; a su espalda, la diputada del PP, Lola Merino.
48 millones para reestructuración de viñedo - 07 noviembre 2017

Estos datos los ha aportado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en su comparecencia en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes para dar cuenta de la ejecución del presupuesto de 2017 y detallar las partidas de su Consejería en las cuentas públicas del próximo año, en la que ha destacado que se «ha doblado la cantidad puesta a disposición del medio ambiente» en comparación con el último presupuesto del PP.

En concreto, ha subrayado que las partidas relacionadas con la educación ambiental (dotada con 1,7 millones de euros) y con el cambio climático se han incrementado en un 184,5 por ciento en comparación con el presupuesto de 2015.


La Viceconsejería de Medio Ambiente tendrá, en conjunto, 11,5 millones de euros, en comparación con los 20 millones de los que dispuso en 2017, si bien ha matizado que en ese total se suman los 12,5 millones, incluidos de forma excepcional, para recuperar las zonas de los incendios de Seseña y de Chiloeches, por lo que ha explicado que, sin tener en cuenta esa cantidad, el presupuesto se habría incrementado en 3,8 millones de euros.

En este apartado, ha resaltado que se han reservado 2,5 millones de euros para el sellado del amianto en Toledo, aunque el objetivo es que todos los costes sean asumidos por los propietarios de las parcelas donde están estos residuos, y ha avanzado que pedirá 6 millones de euros a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) por las tareas de limpieza derivadas del incendio de Chiloeches.

En general, Martínez Arroyo ha subrayado que el 65 por ciento de todo el presupuesto de la Consejería son fondos de proceden del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) y del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER), hasta un total de 926 millones de euros, de los cuales 720 millones de euros corresponden a pagos directos de la PAC y 48,3 millones de euros son para la reconversión del viñedo.

Asimismo, ha reivindicado que en 2018 se reservan 36 millones para ayudas a la incorporación de jóvenes al campo, 4,8 millones de euros para el apoyo a seguros agrarios, 14 millones para la mejora de las explotaciones, 18 millones de euros para la producción animal y 38,5 millones para ayudas a la agricultura ecológica.

También se destinan 108,7 millones de euros para industrias y calidad agroalimentaria, con por ejemplo 1,5 millones de ayudas para denominaciones de calidad, mientras que se destinan 36,4 millones para ayudas al sector vitivinícola y 4,2 millones para la constitución y funcionamiento de agrupaciones de productores.

Además, se han incrementado en un 58 por ciento, hasta los 75,3 millones de euros, la partidas para regadíos y explotaciones agrarias

Para sanidad animal se han reservado 5,2 millones de euros; 1,5 millones para campañas de saneamiento ganadero y 2,8 millones para las Asociaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG).

La partida de promoción y desarrollo rural tendrá 51 millones de euros, de los cuales 25,6 millones de euros serán para indemnizaciones a agricultores en zonas desfavorecidas, y para protección de espacios naturales se reservan 6,351 millones de euros.

Por todo ello, el consejero ha considerado que este presupuesto «pone de manifiesto que el Gobierno de Castilla-La Mancha cree en el medio ambiente» y es una «prioridad transversal» en todas sus políticas, ya que la Consejería que dirige ocupa la tercera posición en inversiones de todo el Ejecutivo regional, solo por detrás de sanidad y educación.

En cambio, la portavoz de Agricultura del PP en las Cortes, Lola Merino, ha denunciado que el Gobierno regional «no paga a los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha» y ha calculado que se les debe «casi 400 millones de euros».

En cuanto al presupuesto de 2018, Merino ha denunciado que con ellos, se pretende «engañar a los agricultores y ganaderos, porque no los piensa cumplir» y ha dicho que, para realizar esta afirmación, se remite a los presupuestos de 2016 y 2017, que «recogen numerosas partidas cuantificadas con la misma cantidad» que las cuentas de este año y «en ninguno de los dos ejercicios ha sido convocadas».

A su parecer, también se engaña a los agricultores con las convocatorias para la agricultura ecológica o con las ayudas para los jóvenes agricultores, por lo que ha resumido que «no se puede mentir tanto».

Merino también ha señalado que un alto porcentaje del presupuesto de Agricultura son ayudas europeas y ha advertido de que se pueden «perder muchos millones de euros» por la falta de ejecución.

En cambio, el diputado del PSOE en las Cortes Emilio Sáez ha resaltado que con el presidente regional, Emiliano García-Page, «el campo gana», ya que «gana en población ocupada y gana más renta agraria», al tiempo que ha resaltado que «salvó in extremis» el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y ha destacado el aumento en partidas como modernización y regadíos y en medio ambiente.

Por su parte, la diputada del PSOE Carmen Torralba ha mostrado, una vez más, el rechazo de su grupo a la instalación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca) y ha señalado que hoy mismo se ha registrado un terremoto de magnitud 2 en la escala de Richter en Cardenete, en la provincia de Cuenca.

Además, el portavoz de Podemos en las Cortes, David Llorente, ha celebrado la «buena noticia» de que se incrementen la partida para medio ambiente, porque «es una cuestión de responsabilidad para el futuro» pero ha exigido que se incrementen las ayudas para la agricultura ecológica y se ejecuten al 100 por ciento las partidas para regadíos.

(Visited 35 times, 1 visits today)