fbpx
viernes, 28 de enero de 2022
La supresión del bus afectará, entre otras provincias, a Cuenca
Estación de autobuses Cuenca.
Todo por supuesta negligencia del Estado - 07 julio 2017 - Toledo

La Junta de Castilla-La Mancha ha advertido hoy de que la supresión de varias líneas de transporte de viajeros por carretera anunciada por la empresa que presta el servicio afectará, total o parcialmente, a 55 municipios de las provincias de Cuenca, Ciudad Real y Albacete.

En una rueda de prensa, el director general de Transportes y Carreteras de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, David Merino, ha explicado que para tratar de evitar esta situación, el miércoles 12 de julio se ha convocado una reunión con el Ministerio de Fomento, que -ha insistido- es quien tiene las competencias en esta materia.


Monbús es la empresa que opera las dos concesiones

Merino ha hecho un repaso por los acontecimientos que han derivado en la situación actual y ha explicado que Monbús opera las concesiones de Viajeros Administración Central (VAC) 112, que comprende Puertollano-Albacete-Valencia y VAC 114, que es Cuenca-Albacete Valencia.

[ze_summary text=»Una concesión está caducada desde 2014 y la otra, anulada judicialmente»]Una concesión está caducada desde 2014 y la otra, anulada judicialmente[/ze_summary] 

De estas dos concesiones, que ha resaltado que dependen del Ministerio de Fomento, una está caducada desde 2014 tras una prórroga forzosa y la otra, quedó anulada su adjudicación en 2012 por sentencia judicial.

[ze_summary text=»La Junta asegura que las concesiones están en un limbo legal»]La Junta asegura que las concesiones están en un limbo legal[/ze_summary] 

«Están en un limbo legal y la responsabilidad es del Ministerio de Fomento«, ha lamentado Merino, quien ha añadido que la Consejería de Fomento tuvo conocimiento el 8 de mayo, a través de los ayuntamientos afectados, de que la empresa les había remitido un correo electrónico advirtiendo de que tenían previsto suprimir «bastantes servicios» a partir del 15 de mayo.

«La Dirección General no conocía la situación»

Merino ha relatado que, en ese momento, la Consejería de Fomento se puso en contacto con el Ministerio para preguntar cuál era el problema» y, según Merino, «la Dirección General de Transporte Terrestre dijo que no tenía conocimiento de la situación de la concesión» y se comprometió a hablar con la empresa.

La empresa accedió a una moratoria

Sin embargo, Merino ha explicado que, «ante la amenaza» de la supresión inminente de servicios, la Consejería tomó la iniciativa y se reunió con la empresa, un encuentro tras el cual la firma reconsideró su postura y anunció una moratoria del servicio «por lo menos hasta que acabara el curso escolar«, ya que es en el periodo lectivo cuando se produce mayor volumen de viajeros, sobre todo estudiantes que se desplazan para ir a universidades.

«Pensamos que el Ministerio, en este plazo, negociaría con la empresa y alcanzarían una solución de futuro, al menos hasta que se produjera la nueva adjudicación del servicio», ha afirmado Merino, que ha lamentado que ello no se ha producido, ya que Monbús ha anunciado que dejará de ofertar estas líneas de autobús desde el 21 de julio.

35 pueblos se quedarían sin servicio

Merino ha explicado que, si bien las concesiones son dos, cada una de ellas está compuesta por varias líneas de autobús que cubren varios trayectos, de forma que la empresa ha propuesto suprimir totalmente algunas de estas líneas, que dejarían totalmente sin transporte de viajeros por carretera a 35 pueblos.

Otras líneas verían reducidas su frecuencia o su trayecto, con parada en menos pueblos, por lo que en total, la medida de Monbús afectaría a 55 municipios de tres provincias.

[ze_summary text=»La Junta confía en que Fomento solucionará el problema»]La Junta confía en que Fomento solucionará el problema[/ze_summary] 

Ante esta situación, Merino se ha mostrado confiado en que el Ministerio de Fomento dará una solución satisfactoria a la situación generada y ha aseverado que, de momento, la Consejería de Fomento no tiene previsto cubrir este servicio, ya que espera medidas favorables del Ministerio.

La Junta podría estudiaría alguna ayuda

Merino ha asegurado que la Junta, que en este caso ha mantenido «conversaciones, no negociaciones con la empresa», puesto que esta materia no es de su competencia y, por lo tanto, no puede negociar, y ha apuntado que la Consejería podría estudiar algún tipo de ayuda para que se mantuviera el servicio, pero no asumirlo totalmente.

 

(Visited 45 times, 1 visits today)