fbpx
domingo, 27 de noviembre de 2022
La región más inflacionista de España - 12 agosto 2022 - Toledo

Misma receta para combatir la escalada de precios que está mermando el poder adquisitivo de la población de Castilla-La Mancha. UGT y CCOO exigente subidas salariales para contrarrestar la inflación del 13,2% interanual que sufre la región, la comunidad autónoma donde más alta es la tasa, aunque bien es cierto que en tasa mensual ya se nota una caída de cuatro décimas.

Las subidas salariales son «justas y razonables»

El secretario general de CCOO Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, ha exigido subidas salariales «justas y razonables», tras conocer los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC) de este viernes, que desvelan «inflación» se mantiene disparada en Castilla-La Mancha.


«En esta situación de elevada inflación, que parece no esté por acabarse, toca decir muy alto y claro que la negociación colectiva tiene que permitir que los salarios se recuperen», ha afirmado, según ha informado en nota de prensa el sindicato.

De la Rosa ha reclamado «hacer una reflexión profunda sobre los problemas reales de los trabajadores y trabajadoras», toda vez que Castilla-La Mancha, que se encuentra entre las regiones con los salarios más bajos, «sigue estando un mes más a la cabeza en inflación de todo el país, lo que continúa lastrando las economías familiares, especialmente de aquellas personas que atraviesan mayores dificultades, y hace que los trabajadores y trabajadoras sigan perdiendo poder adquisitivo».

Por tanto, el secretario general de CCOO Castilla-La Mancha ha hecho hincapié en «la negociación colectiva como herramienta para alcanzar subidas de salarios razonables y que las y los trabajadores recuperen poder de compra como vía para salir de esta crisis todas y todos juntos, sin que nadie se quede atrás».

Además, considera necesario que el Gobierno «ponga empeño en que el pacto de rentas sea una realidad que no solo favorezca a la parte empresarial, que en los últimos meses siguen incrementando sus beneficios».

Incremento de sueldos, «necesidad de primer orden»

UGT Castilla-La Mancha considera muy preocupante que la evolución de los precios en la región siga en alza y disparándose a valores que no se conocían desde el año 1984, lo que mantiene a muchas familias castellano-manchegas en una situación muy complicada y con grandes dificultades para llenar la cesta de la compra.

Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el mes de julio la inflación se incrementó un 13,2% en Castilla-la Mancha con respecto a julio de 2021, si bien descendió un 0,4% en relación al mes de junio de este año. Con estas cifras, la comunidad sigue a la cabeza como la región más inflacionista del país, con una diferencia de algo más de dos puntos respecto de la media nacional.

Para la secretaria de Empleo y Política Sindical de UGT Castilla-La Mancha, Isabel Carrascosa, lo que está en juego ya no es solo la situación económica de las personas más vulnerables de la región, sino también la situación de muchas familias que, aun trabajando e ingresando dinero en sus hogares, no llegan a fin de mes.

“El poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras se está viendo muy mermado y es que los salarios apenas han crecido un 2,6%. Es más, según el último avance del INE sobre la Contabilidad Nacional Trimestral del segundo trimestre, el gasto en consumo final se desacelera (crece 1,4 puntos menos respecto al anterior trimestre) y también cae la aportación de la demanda nacional al crecimiento interanual del PIB”.

UGT reivindica que subir los salarios se erige en estas circunstancias como una necesidad económica y social de primer orden y exige que con urgencia se promueva un reparto justo de los costes asociados a la deriva inflacionista, de manera que la clase trabajadora no vuelva a ser la principal damnificada en un contexto de adversidad económica.

Para el sindicato es fundamental implementar medidas temporales y eficaces que pongan freno al crecimiento descontrolado de los precios de algunos productos y servicios básicos, evitando que determinadas empresas y sectores sigan ampliando sus márgenes de beneficios a costa del empobrecimiento de los hogares.

Las mayores subidas, en vivienda, electricidad y transporte

En Castilla-La Mancha –y en relación al año pasado- los precios subieron sobre todo en vivienda, agua, electricidad y gas, hasta un 34,1%; en transporte, un 16,8%; y en alimentos y bebidas no alcohólicas, un 14,6%. Aumentaron, pero con más moderación, en restaurante y hoteles, un 8,7%; en vestido y calzado, un 7,4%; y en muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar, un 7%.

(Visited 62 times, 1 visits today)