fbpx
sábado, 21 de mayo de 2022
CONTENIDO ESPECIAL SALUD - 13 mayo 2022 - Guadalajara

Nuestros padres nos dedicaron su vida, su esfuerzo y su cariño en darnos lo mejor que podían ofrecernos. Cuando son ellos quienes, fruto de las complicaciones asociadas a la edad, necesitan nuestra ayuda, no podemos negársela. Sin embargo, con ella nos encontramos complicaciones.

No solo es el impacto emocional de la situación, sino tener que dosificar nuestro tiempo y energía junto con otras obligaciones, como el trabajo o los hijos. Para ello, debemos reconocer que podemos encontrar los mejores cuidados en Guadalajara con el fin de contar nosotros, también, con la ayuda de los profesionales en esta área.


Reconocer la profesionalidad y calidad

Poner a un familiar en manos de otra persona es un acto de confianza. Por ello, no se debe hacer a ciegas. Se requiere conocer cómo será tratada y si obtendrá un beneficio. Con este fin, las residencias ofrecen servicios sanitarios especializados de fisioterapia, psicología y farmacia, así como trabajadores sociales, peluqueros para que su cuidado sea completo.

Además, del mismo modo que no todos los ancianos son iguales, hay distintos tipos de residencias para adaptarse a sus diversas necesidades.

Una persona autónoma puede ingresar en un centro de mayores junto a personas dependientes en un centro mixto, pero también lo puede hacer en una residencia de válidos, exclusivo para aquellas personas con las mismas características. Por otra parte, una persona dependiente obtendrá mayores beneficios en una residencia mixta o en una residencia asistida, donde atienden a los grandes dependientes.

Incluidas en estas, se encuentran centros especializados en enfermedades comunes en la tercera edad, como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, la demencia o el ictus. Conociendo esto, podremos determinar en qué centro tendrán los recursos para adaptarse mejor al ingresado.

Buscar una residencia adecuada

Por otra parte, hay otros factores que necesitas tener en cuenta para encontrar la mejor residencia. Las opiniones de los usuarios pueden ser orientativas, pero los centros válidos para unos pueden no serlo tanto para otros. Teniendo en cuenta nuestro presupuesto, los precios pueden ser una criba que nos permita acotar nuestra elección de residencia.

En este caso, se debe tener en cuenta que los centros deben ofrecer una lista oficial de precios, que varían según los servicios ofrecidos. Por esta razón, la asequibilidad depende de las necesidades del usuario. Aun así, conviene intentar negociar los precios. De esta manera se puede optar por la mejor relación calidad-precio.

La mejor residencia depende de las necesidades de cada uno

La localización de la residencia es importante por dos motivos. El ingreso en una residencia puede suponer un cambio brusco en la vida de un anciano. Para suavizarlo, es conveniente contar con la cercanía para favorecer su adaptación.

De lo contrario, podría sufrir de aislamiento, con el consiguiente deterioro. Por otra parte, y con el mismo objetivo de combatir el aislamiento, se debe procurar que la familia lo visite asiduamente. Si el centro se encuentra lejos o está mal comunicado, es probable que las visitas familiares se reduzcan.

En conclusión, no hay una residencia ideal para todos. La mejor residencia depende de las necesidades del usuario, por lo que es fundamental saber qué necesita y qué centro puede cubrir esas necesidades.

(Visited 25 times, 1 visits today)