fbpx
jueves, 13 de junio de 2024
CONTENIDO ESPECIAL AUTOMOCIÓN - 02 diciembre 2020

El renting sin entrada es una de las mejores opciones que existen actualmente para poder obtener el renting o alquiler de un coche sin necesidad de tener que comprar uno nuevo. De esta forma, los usuarios se olvidarán completamente del significado de pagar por adelantado cuando quieran adquirir un coche nuevo.

Lo único que se deberá  pagar será una cuota mensual la cual incluirá todos los gastos de mantenimiento, los impuestos y también los seguros a todo riesgo que correspondan. De lo único de lo que habrá que ocuparse es de  un gasto, el combustible. Y lo mejor, es que una vez que se finalice este tipo de contrato, habrá posibilidad de realizar una renovación para comprar un coche totalmente nuevo. La mayor parte de este tipo de contratos suele depender de la empresa que ofrezca estos servicios.


El renting para coches particulares sin entrada y en cómodos plazos

El alquiler de este tipo de vehículos tiene establecido en su contrato un kilometraje máximo de 20.000 km por año, dependiendo siempre del modelo del coche particular que se vaya a alquilar. Si se excede ese límite máximo, habrá que cancelar el excedente aparte.  Por lo general, su duración es de unos 12-24 meses, dependiendo del plan elegido por cada cliente. Hay muchos modelos de coches particulares que pueden entrar dentro del Renting de coches particulares sin entrada. Entre ellos, marcas reconocidas como “Ford”, “Seat” o “Audi”, cada uno con precios y años distintos de fabricación de vehículo. Existen increíbles ofertas que son muy difíciles de rechazar. Un claro ejemplo son las opciones donde el precio aproximado del renting de estos coches particulares es de 150 euros sin entrada, además de que se puede realizar en cómodos plazos.

El renting de vehículos sin entrada tiene un proceso muy sencillo en el cual una vez se esté dentro de la página, esta arrojará las opciones diferentes dependiendo del vehículo particular que se quiera llevar. Lo único que habrá que hacer será rellenar una serie de datos de solicitud en su totalidad, para que así el equipo de trabajo se mantenga en contacto con el cliente y realice un breve estudio económico y pueda darles la aprobación que corresponda.

Renting para empresas

También existen renting sin entrada para empresas, una alternativa que también suele gustar mucho a los usuarios. Este tipo de contratos se realizan de forma que se puedan ofrecer una cantidad de vehículos muy específica, para así poder abarcar todas las necesidades que una empresa requiere.

Hay distintos tipos de vehículos renting para empresas, entre los que se incluyen los vehículos para empleados de vigilancia, vehículos hechos únicamente para el transporte de mercancía, vehículos de desplazamiento para agentes comerciales o para representantes de renombre, vehículos que presten algún servicio típico viajero bajo una contraprestación, y por último, vehículos de enseñanza.

Otra de las múltiples ventajas que existen para este renting de coches que son autónomas y también para diferentes empresas, es que el seguro del coche ya no va a ser una preocupación, debido a que con dicho renting se incluirá la póliza dentro del contrato, estando esta respaldada por la empresa, o en su defecto, por la empresa financiera.

Dentro del renting existen gran cantidad de modelos que se pueden elegir para solicitar un renting, todos ellos con unas prestaciones magníficas y una calidad envidiable. Además, sus precios son de lo más económicos, lo que ha hecho que la compra definitiva de un coche no sea ya la opción preferida por los usuarios. Entre algunos de los modelos que se pueden elegir para esto son el Renting Ford Puma o el Peugeot 2008, los cuales tienen un contrato donde podrán ser utilizados durante unos cuantos años, con un amplio kilometraje, y un económico precio que podrán pagar a plazos de manera cómoda.

Mantenimiento mecánico y coches de sustitución sin coste adicional

Con todas estas características, no cabe la menor duda de por qué el renting se ha convertido con el paso del tiempo en la opción perfecta para los usuarios, sustituyendo en gran manera a la compra tradicional de los vehículos.

Los clientes obtendrán un mantenimiento mecánico para su vehículo, el cual incluirá todas las revisiones establecidas directamente por la marca. Estos profesionales se encargarán de reparar el coche sin ningún tipo de coste adicional, por lo que en caso de haber una avería pequeña, esta se podrá arreglar en el momento de forma muy rápida y sencilla.

Además de esto, también se podrá tratar cualquier problema con los neumáticos del coche, ya que la empresa se encargará de reemplazarlos según el desgaste que estos tengan, y teniendo en cuenta el año en el cual el vehículo fue utilizado por alguna persona. En caso de que el vehículo haya tenido cualquier fallo que le impida el movimiento, la empresa pondrá a disposición de los clientes un coche de sustitución que tenga las mismas prestaciones y calidad. Esto solo será temporal hasta que se les asigne de nuevo el vehículo que había sufrido la avería, una vez este haya sido reparado en su totalidad.

(Visited 223 times, 1 visits today)