fbpx
domingo, 4 de diciembre de 2022
posturas, trabajo, prevención, empleo, trabajador
Adoptar buenas posturas en el trabajo, fundamental para prevenir los trastornos musculoesqueléticos (TME).
Contenido Patrocinado - 24 octubre 2022 - Toledo

Realizar pequeños gestos pueden mejorar nuestra salud laboral y prevenir accidentes y lesiones en el trabajo. Mantener posturas correctas,  manipular las cargas de forma correcta y mantener hábitos de vida saludables son pautas esenciales que tienen una repercusión fundamental en la salud de los trabajadores.

En el ámbito laboral, la principal causa de siniestralidad laboral son los trastornos músculoesqueléticos (TME). Las dos principales causas con la manipulación manual de cargas y la adopción de posturas forzadas. Por este motivo, en los centros de trabajo deben implantarse medidas preventivas que reduzcan el número de este tipo de accidentes y enfermedades.


De manera añadida, las pautas de alimentación, actividad física y hábitos saludables que se observan fuera del ámbito estrictamente laboral, también tienen una importante repercusión en la salud de las personas.

Una semana de concienciación

Para concienciar de la importancia de evitar estos trastornos, del 24 al 28 de octubre se celebra la Semana Europea de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Administraciones, sindicatos, mutuas y empresas desarrollarán actividades de difusión y divulgación con el objetivo de concienciar a las empresas y trabajadores sobre los TME relacionados con el trabajo y al intercambio de buenas prácticas en prevención y, por extensión, a fomentar la adopción de hábitos saludables en el conjunto de la sociedad.

«Trabajos saludables: relajemos las cargas»

Una de las principales iniciativas es la campaña «Trabajos saludables: relajemos las cargas» de la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, a la cual se adhiere la Consejería de Economía, Empresas y Empleo de la Junta de Castilla-La Mancha, a través de la acción de Viceconsejería de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, que tiene como objetivo poner de manifiesto que “La seguridad y la salud en el trabajo concierne a todos. Es bueno para ti. Es buen negocio para todos”.

Taller de salud articular

La Consejería de Economía, Empresas y Empleo ha programado una serie de actividades en el marco de la Semana Europea, que incluye la realización de visitas a centros de trabajo que han implantado una serie de buenas prácticas frente a los TME como la visitas a la empresa Mercedes Benz Parts Logistics Ibérica (Azuqueca de Henares, Guadalajara), Amazon Spain Fullfillment, S.L.U.  (Illescas, Toledo) o Industrias Ángel Martínez López – La Piña- (La Roda, Albacete); la realización de un «Taller de salud articular» que se celebra en Ciudad Real el próximo 26 de octubre en Ciudad Real; y la difusión de la campaña «Cuídate para cuidar mejor», dirigida al sector sociosanitario en Cuenca. La información de los eventos abiertos a la participación de empresas y población trabajadora está disponible en la página web de Seguridad Laboral de Castilla-La Mancha.

Está organizado por la Viceconsejería de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral y está dirigido  a todas las personas trabajadoras que quieran mejorar el estado de sus articulaciones, tanto vinculado a su trabajo como a las actividades de su vida diaria, con especial interés en el tipo de trabajo realizado (movimientos repetitivos, sedestación, trabajos con sobreesfuerzo, etc.). Personal experto en actividad física facilitará a las personas asistentes, desde un enfoque práctico, una serie de pautas que contribuyen a la prevención de trastornos musculoesqueléticos.

Y es que el Gobierno regional, a través del «Acuerdo Estratégico de Prevención de Riesgos Laborales de Castilla-La Mancha, 2022-2026″ con agentes sociales, desarrolla actividades de concienciación como campañas, jornadas y otras actividades de difusión sobre la importancia de la seguridad y la salud laboral en la calidad de vida

¿Qué son los trastornos musculoesqueléticos TME?

Los trastornos musculoesqueléticos (TME) de origen laboral son alteraciones que sufren las estructuras corporales como los músculos, articulaciones, tendones, ligamentos, nervios y huesos, causadas o agravadas fundamentalmente por el trabajo. Tales trastornos afectan principalmente a la espalda, cuello, hombros y extremidades superiores, aunque también pueden afectar a las inferiores.

La mayor parte de los TME son trastornos acumulativos resultantes de una exposición repetida a cargas más o menos pesadas durante un periodo de tiempo prolongado. No obstante, los TME también pueden deberse a traumatismos agudos, como fracturas, con ocasión de un accidente.

El impacto de los TME en las empresas

Absentismo

La ausencia del trabajo provocada por sufrir TME representa una elevada proporción de los días laborables perdidos en los Estados miembros de la UE. En 2015, más de la mitad (53 %) de los trabajadores con TME (incluidos aquellos que tienen otros problemas de salud) declararon haber estado ausentes del trabajo durante el año anterior, mayor proporción que la de trabajadores que no tuvieron problemas de salud (32 %).

Presentismo

Experimentar dolor en el trabajo como resultado de un TME es probable que afecte al rendimiento y la productividad. En caso de estar enfermos, los trabajadores con TME acuden a sus puestos de trabajos con mucha más frecuencias que los empleados sin esos problemas de salud.

Jubilación anticipada o forzosa

Los trabajadores afectados por los TME son más propensos que aquellos que no sufren ninguna afección a creer que no podrán hacer el mismo trabajo con sesenta años. De forma más precisa, un tercio de los trabajadores afectados por TME piensan que no podrán seguir haciendo su trabajo hasta los sesenta años.

Factores que influyen en los TME en el trabajo

Tipo de factor:

  • Físicos:
    • El levantamiento, el transporte, la tracción o el empuje de cargas o el uso de herramientas.
    • Movimientos repetitivos o enérgicos
    • Esfuerzo físico prolongado
    • Posturas forzadas y estáticas (por ejemplo, cuando se está mucho tiempo sentado o de pie, arrodillarse, mantenerlas manos por encima del nivel de los hombros)
    • Vibración del brazo o del cuerpo entero
    • Entornos fríos o excesivamente calurosos
    • Niveles de ruido elevados que pueden causar tensiones en el cuerpo
    • Mala disposición de los puestos de trabajo y diseño deficiente del lugar de trabajo
  • Organizativos y psicosociales
    • Trabajo con un alto nivel de exigencia, gran carga de trabajo
    • Largas jornadas de trabajo
    • Falta de pausas o de oportunidades para cambiar de postura en el trabajo
    • Falta de control sobre las tareas y la carga de trabajo
    • Funciones poco claras/que entran en conflicto
    • Trabajo repetitivo y monótono a un ritmo elevado
    • Falta de apoyo por parte de los compañeros y/o del supervisor
  • Individuales
    • Historial médico previo
    • Capacidad física
    • Edad
    • Obesidad/sobrepeso
    •  Tabaquismo

Solo el 27 por 100 de los trabajadores sin problemas de salud

De vital importancia es prevenir los riesgos en el trabajo, puesto que solo el 27 por 100 de los trabajadores de la Unión Europea no experimentó ningún problema de salud, según el estudio anteriormente mencionado.

Así, el 14 por 100 tuvo trastornos musculoesqueléticos, el 43 tuvo alguno de esos trastornos junto con otros problemas de salud y el 15 por 100 sufrió solo otros problemas de salud.

(Visited 130 times, 1 visits today)