fbpx
miércoles, 24 de abril de 2024
terraza, bares, restaurantes
Imagen de archivo.
suponen un "rejón de muerte" - 19 septiembre 2020

La Unión de Profesionales y Autónomos (UPTA) de Castilla-La Mancha ha advertido de que las medidas especiales por la incidencia de la COVID que se han decretado para Ugena, Illescas, Seseña y Yuncos, en la comarca de La Sagra de Toledo, suponen un «rejón de muerte» para la hostelería en la zona.

En una nota de prensa, UPTA ha aseverado que la medida adoptada por la Consejería de Sanidad de prohibir la entrada en los bares y restaurantes en estos municipios «supondrá la pérdida de miles de puestos de trabajo, así como la ruina del sector hostelero».


«No podemos entender la obcecación con este colectivo cuando la mayoría de los positivos en Covid vienen de botellones, y de reuniones y celebraciones familiares, en las que no se respetan ni las medidas de distancia social ni el número máximo de personas por reunión», ha aseverado la organización de autónomos.

Asimismo, ha indicado que UPTA, «adelantándose a la situación desastrosa que estas y otras medidas pueden ocasionar en los autónomos castellano-manchegos», ya se ha reunido con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y ha solicitado la vuelta a la prestación extraordinaria por cese de actividad «para todos aquellos autónomos cuyas actividades se vean afectadas por las medidas extraordinarias frente al Covid».

En este sentido, el secretario general de UPTA Castilla-La Mancha, César García, ha destacado que, «una vez más, las asociaciones de autónomos demostramos que conocemos bien al colectivo y que sabemos lo que necesitan, pero no somos nosotros quienes podemos dárselo».

También ha recordado que UPTA de Castilla-La Mancha lleva pidiendo al Gobierno regional que adopte medidas para evitar estas situaciones desee el inicio de la pandemia, aunque ha criticado que «lamentablemente no se han considerado ni mucho menos se han puesto en marcha».

García ha indicado que, entre otras medidas, han planteado campañas de prevención de riesgos laborales frente a la COVID-19, líneas de financiación ágiles para hacer frente a las deudas, que se prorroguen los ERTE sin penalización al menos hasta el final de este año, un plan estratégico para salvar el ocio nocturno, líneas para fomentar herramientas digitales… pero «hasta ahora no hemos tenido respuesta alguna», ha lamentado.

El secretario regional de UPTA ha pedido la urgente la convocatoria de la Mesa del Autónomo de Castilla-La Mancha, para que el Gobierno autonómico «nos escuche y actúe» y ha considerado que el Plan Covid que se aprobó al inicio de la pandemia «debe ser flexible y adaptable a las circunstancias y no un catecismo que cumplir a rajatabla».

Y además, UPTA de Castilla-La Mancha ha demandado a los ayuntamientos «que exijan estas y otras posibles medidas de apoyo a los autónomos para salvar la economía de los municipios».

(Visited 31 times, 1 visits today)