fbpx
sábado, 18 de mayo de 2024
Asamblea General de Eurcocaja Rural. Foto: Rebeca Arango.
Asamblea General de Eurcocaja Rural. Foto: Rebeca Arango.
Asamblea general - 26 abril 2024 - Toledo

La Asamblea General de Eurocaja Rural ha aprobado esta tarde por unanimidad de los delegados presentes en el Palacio de Congresos de la entidad financiera (amplia participación cifrada en el 82,84% del capital social de la entidad), la gestión social, las Cuentas Anuales y el Informe de Gestión correspondientes al ejercicio 2023, además de fijar las líneas maestras de la política general de la Caja y examinar y aprobar las líneas básicas sobre el destino y aplicación del Fondo de Educación y Promoción (FEP) para el ejercicio 2024, entre otros puntos del orden del día.

Los aspectos financieros clave de Eurocaja Rural durante el ejercicio se sintetizan en un ratio CET1 del 18,20%, que evidencia la fortaleza y capacidad de la entidad para continuar apoyando a socios y clientes en sus propuestas de financiación; una robusta posición de liquidez, 1.635 millones de euros, que refleja la capacidad para hacer frente a obligaciones y aprovechar oportunidades estratégicas; un ratio de morosidad de tan solo el 1,73%, con una cobertura de 137,46%, mostrando un prudente enfoque en la gestión de riesgos y la protección de activos; o un ratio de eficiencia operativa del 40,13%, demostrando la habilidad para gestionar costes y maximizar la rentabilidad en las operaciones.


En sus intervenciones, tanto el presidente como el director general, Javier López Martín y Víctor Manuel Martín López, respectivamente, aludieron al servicio al cliente como piedra angular de la estrategia de la entidad, a la importancia de la constancia y solidez en la política de expansión y crecimiento (incluso en momentos de recesión económica); a la fidelidad y rentabilidad de su amplia base de socios y clientes; y a la importancia de la gestión prudente y eficiente tanto en tiempos de auge económico como en periodos de crisis, eligiendo siempre avanzar con cautela y estrategia, hecho que confiere robustez y consistencia a un balance y cuenta de resultados de trayectoria ascendente, firme y continua a lo largo del tiempo.

Eurocaja, «a la cabeza del sector»

El presidente de Eurocaja Rural comenzó el orden del día de la Asamblea con la lectura de su preceptivo informe donde expuso que las Cuentas Anuales y Resultados «no son fruto del trabajo de un solo ejercicio, sino la consecuencia de una trayectoria impecable, de años de lucha y superación de crisis universales y sectoriales, de trabajo bien hecho y de dedicación constante. Esto corrobora que ‘la disciplina es el puente entre las metas y los logros'».

«Para la gran mayoría de las Cajas Rurales, y de otras muchas entidades financieras, alcanzar los más de 1.200 empleados, 500.000 clientes o 100 millones de euros de beneficio, sería algo absolutamente impensable. Para Eurocaja Rural, hoy, es un nuevo punto de partida. Los resultados de este ejercicio demuestran la consolidación de Eurocaja Rural a la cabeza del conjunto de entidades del sector».

Aperturas de oficinas en pequeños pueblos

Respecto a las claves para conseguir estos resultados y la evolución experimentada por la entidad, significó que «hace falta innovar y arriesgar sin perder de vista lo que somos. Nadie en este país ha apostado por abrir oficinas, y mucho menos en pequeños municipios. Nosotros lo hicimos en 2023 iniciando actividad en pequeñas localidades, como Pedrajas de San Esteban y Traspinedo (Valladolid), Cacabelos (León), Onil (Alicante) o Font D`en Carròs (Valencia), por citar algunas. También reforzamos nuestro servicio en grandes ciudades como Madrid, Valencia, Alicante o Albacete, y aterrizamos en Burgos, Elche, Segovia, Palencia, Villarreal o Benidorm».

Igualmente, significó la buena gestión emprendida y la búsqueda de la excelencia continua. «Nuestra gestión se caracteriza por grandes propuestas comerciales combinadas con la prudencia financiera y el control de riesgos. A este respecto, quisiera felicitar públicamente a nuestro Director General, Víctor Manuel Martín López, y a su Comité de Dirección, por esta labor, que constituye un caso único en el sector. Un activo impagable. No obstante, esto tampoco serviría de nada si estuviéramos solos. Y, sin embargo, contamos con los mejores profesionales, que componen un equipo cohesionado, motivado, preparado y con una inusual vocación de servicio y capacidad de sacrificio. Ellas y ellos son un ejemplo para todo el sector». En este apartado, la Asamblea General dedicó también un sentido homenaje a José Luis, empleado de la entidad recientemente fallecido por ELA, por el compromiso que siempre mostró con la Caja, su lucha contra la enfermedad y su solidaridad y entrega hacia los demás.

López Martín agradeció posteriormente la confianza y fidelidad de socios y clientes, su permanencia y vinculación «atraídos por la cercanía de nuestro modelo y por la profesionalidad de nuestro asesoramiento», así como el respaldo constante mostrado por el Consejo Rector, y significó que la entidad «se ha convertido desde el punto de vista económico en un instrumento de cohesión territorial, de dinamismo económico, de creación de empleo y de desarrollo». Además, desde la perspectiva social, indicó que «nuestra Fundación propone iniciativas para ayudar a los colectivos más desfavorecidos, en los territorios en los que hay menos oportunidades, y de la mano de las asociaciones o instituciones que llevan a cabo propuestas eficaces para seguir avanzando».

A este respecto, aludió a la organización de diversos encuentros sectoriales para la puesta en común de proyectos de futuro en relación a la digitalización o el reto demográfico; la concesión de ayudas a la investigación en el ámbito científico y universitario, y a la cultura e innovación; al diseño de programas formativos específicos para impulsar los sectores principales de actividad en las regiones donde opera la entidad, o para proteger a nuestros mayores de las amenazas digitales. «Jóvenes, personas con discapacidad, desempleados, colectivos en riesgo de exclusión, empresas, asociaciones, organismos e instituciones son sus principales beneficiarios».

Por último, remarcó que «transparencia, diversidad, sostenibilidad y responsabilidad social son nuestros valores. Nuestro compromiso es y será, como siempre, inquebrantable en la búsqueda de la igualdad de oportunidades, desarrollo y prosperidad, para asegurar un futuro mejor. Se trata de hacer lo que hay que hacer, y hacerlo bien y con responsabilidad».

El director general destaca la visión estratégica y la habilidad para captar oportunidades

El director general de Eurocaja Rural comenzó su intervención recalcando el servicio diferencial que la entidad proporciona al cliente como piedra angular de su estrategia, para a continuación enumerar los aspectos fundamentales de un balance y cuenta de resultados «extraordinarios, consecuencia de un trabajo bien hecho durante años, y el más claro exponente de que el éxito reside en el esfuerzo y los valores de las personas que forman parte del equipo. Un elenco de profesionales preparado y absolutamente identificado con la entidad y con este proyecto».

Tras analizar el contexto macroeconómico de 2023, de gran complejidad marcado por una alta inflación y preocupantes conflictos internacionales, realizó una revisión exhaustiva del balance de la entidad, constatando la continuación en la expansión del mismo, «que alcanzó los 9.980 millones de euros, reflejando un aumento de 255 millones de euros. Este crecimiento constante y sostenido a lo largo de los años resalta la robustez y vitalidad de nuestro negocio, demostrando la capacidad de Eurocaja Rural para incrementar su valor y mantener una trayectoria de crecimiento firme y segura. El aumento en nuestro balance es un testimonio vibrante del vigor y la resiliencia de nuestro negocio y representa, sin duda, una expansión robusta y deliberada, reflejo de nuestra visión estratégica y nuestra habilidad para captar oportunidades de crecimiento».

Respecto a la inversión crediticia, valoró su escalado a los 5.229 millones de euros, «lo que representa la materialización de nuestra destreza en equilibrar la rentabilidad y el riesgo de nuestras inversiones. El salto cualitativo en nuestras operaciones de crédito con garantía real, con un aumento del 7,37%, no es casualidad; es el resultado de una gestión de riesgo meticulosa y proactiva. Seleccionamos las operaciones que más encajan en nuestro modelo de negocio, un modelo de bajo riesgo y rentabilidad recurrente, sin sobresaltos, que nos permiten visualizar los ejercicios venideros con antelación».

En virtud de esta operativa, resaltó que «nuestro porcentaje de riesgo dudoso se mantiene en un reducido 1,73% frente al 3,54% sectorial, cifra que demuestra nuestro liderazgo y excelencia en la gestión del riesgo de crédito. Este ratio es el estandarte de nuestra prudencia y nuestro compromiso inquebrantable con la estabilidad y la confianza. Paralelamente a este indicador, destacar nuestro ratio de cobertura de riesgo dudoso del 137,46%, con el cual no solo estamos cumpliendo con los requisitos regulatorios, sino que también estamos estableciendo un nuevo estándar de seguridad y solvencia en la industria. Esta cobertura, que duplica la media sectorial, nos distingue y nos define en el panorama financiero. Cada crédito formalizado, hasta alcanzar 1.507 millones de euros en 20.089 operaciones constituidas en el ejercicio 2023, es una muestra de nuestro compromiso con una filosofía de «muchos-pocos», que se traduce en una diversificación prudente y estratégica de nuestro inventario, asegurando la solidez y la sostenibilidad a largo plazo de nuestra entidad».

Respecto a los recursos gestionados de clientes, subrayó que alcanzaron al cierre del ejercicio los 7.489 millones de euros y valoró el aumento substancial de las posiciones líquidas, que se situaron en los 1.635 millones de euros. «Esto nos proporciona una base de liquidez sólida y robusta, fundamental para impulsar iniciativas innovadoras y apoyar nuevos proyectos que nos permitan operar sin restricciones ni limitaciones».

Igualmente, incidió en el incremento de nuevos clientes, más de 48.000 a cierre de 2023, hasta totalizar más de 524.000, «un aumento que no solo evidencia nuestro poder de atracción, sino que también reafirma nuestro compromiso con el crecimiento y la expansión en los territorios en los que operamos» y en la generación de empleo y la lucha contra la exclusión financiera, incorporando 21 oficinas, lo que elevó a 457 el número total de sucursales y agencias al finalizar el periodo. «Estamos expandiendo y consolidando nuestra red de oficinas en áreas clave, específicamente en el Levante Mediterráneo y la Comunidad de Madrid. Además, nuestro proyecto de expansión en Castilla y León ha ganado una nueva dimensión, reflejando nuestro compromiso con el crecimiento y la presencia territorial. Continuando con nuestro proceso de limitar la exclusión financiera a nivel nacional, al cierre del ejercicio la entidad era la única referencia bancaria en 69 localidades, con más de 80.000 habitantes en total, en las que prestaba un servicio financiero sin limitaciones y perfectamente equiparable al del resto de la red de oficinas».

«Solidez financiera y eficiencia operativa»

En cuanto a la estrategia corporativa, indicó que «se sustenta en una política de provisiones extremadamente cautelosa, beneficios controlados, solidez financiera y un servicio de calidad excepcional y altamente competitivo. Todo ello diseñado no solo para retener a nuestros actuales clientes sino también para captar a aquellos potenciales. Al abordar la robustez financiera, es esencial destacar el volumen de fondos propios de la entidad, que ascienden a 676 millones de euros, de los que 660 millones de euros corresponden a capital CET1, que este año se ha incrementado en un 17,22%, lo que demuestra la solidez y estabilidad de nuestra entidad en términos de solvencia».

En lo referente a la revisión analítica de la cuenta de resultados, Martín López expuso que la fortaleza financiera «se ha construido sobre un balance robusto, creciendo con vigor, y sin sacrificar activos valiosos por ganancias inmediatas y aisladas. Desglosando la cuenta de resultados, se observa que, a partir de un margen bruto de 231 millones de euros y gastos de explotación de 93 millones, se ha generado un margen neto de 138 millones de euros. De esta cantidad, la entidad ha destinado 19 millones de euros a deterioros y otros conceptos, y 18 millones de euros al impuesto sobre sociedades, arrojando por tanto un resultado después de impuestos de 101 millones de euros».

En virtud del compromiso con la solvencia y la consolidación del balance, la entidad ha fortalecido su solidez y ha mejorado notablemente su eficiencia operativa, con un ratio que se ha reducido hasta el 40,13% «cifra particularmente impresionante en una entidad de nuestra envergadura y en medio de un proceso de expansión tan ambicioso2. Respecto a la rentabilidad sobre recursos propios, reveló que en 2023 2registramos un ROE del 16,51%».

Para concluir, agradeció a la plantilla de profesionales del Grupo Económico Eurocaja Rural su dedicación y esfuerzo, pues «son el corazón que palpita en cada rincón de nuestra demarcación territorial, asegurando que nuestra excelencia operativa se mantenga. Seguiremos avanzando y construyendo un proyecto dinamizador en todos nuestros territorios, pero siempre siendo la banca que tú quieres».

(Visited 73 times, 1 visits today)