sábado, 2 de marzo de 2024
La Mancha Norte ha presentado alegaciones 01/11/2016junio 7th, 2017

El consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha dicho hoy que «es obligatorio, por sentencia judicial, elaborar los planes de gestión de las Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA)» y ha alertado de que, si no se hacen, «sería probable tener que arrancar viñedos».
Por ello, el consejero ha llamado a la tranquilidad a los agricultores y ganaderos que desarrollan su actividad en zonas ZEPA, ya que ha afirmado que van a poder «seguir poniendo viñedo».


El consejero, con Pedro José Durán Villajos, presidente del IGP Cordero Manchego.

Martínez Arroyo, que hoy se ha reunido con el nuevo presidente de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) «Cordero Manchego», Pedro José Durán Villajos, ha comentado en declaraciones a los medios de comunicación las alegaciones a la ZEPA que hoy han presentado en la Consejería agricultores y cooperativas de la zona Mancha Norte.

El consejero ha explicado que «el Gobierno regional está obligado por sentencia judicial a hacer los planes de gestión de las zonas ZEPA, que se tenían que haber hecho en la pasada Legislatura».

Ha defendido que, con su elaboración, «se evitarán problemas a los agricultores de Castilla-La Mancha», pues incluso ha alertado de que, si no se aprueban, «es probable que el viñedo que se está plantado en esas zonas ZEPA haya que arrancarlo», algo que no desea el Ejecutivo castellanomanchego, ha aseverado.

Además, ha asegurado que, para la elaboración de los planes de gestión, el Gobierno regional cuenta con la «colaboración muy estrecha» de las organizaciones agrarias y ecologistas, para que «salga un documento lo más consensuado posible».

Por todo ello, ha llamado a la tranquilidad a los agricultores y ganaderos que desarrollan su actividad en zonas ZEPA, ya que ha afirmado que van a poder «seguir poniendo viñedo» y, además, ha informado de que hay una ayuda específica para cultivos herbáceos en zonas ZEPA, para aquellos agricultores que tengan que limitar sus medios de producción y el uso de fertilizantes y fitosanitarios.

Esta ayuda «va a compensar sobradamente» a los agricultores afectados, ha afirmado Martínez Arroyo, que ha augurado que, gracias a estas ayudas, los cultivos herbáceos van a ser más competitivos, al tiempo que el Gobierno regional trabaja para que puedan plantarse más cultivos leñosos, como viñedo, olivar, almendro y pistacho, que lo que se ha puesto en los últimos cinco años.

En cualquier caso, ha insistido en que el Gobierno regional debe desarrollar los planes de gestión para cumplir la legalidad y que está informando puntualmente a todos los que piden información.

(Visited 19 times, 1 visits today)