fbpx
jueves, 27 de enero de 2022
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Foto: Esteban González // JCCM
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Foto: Esteban González // JCCM
"Desconfiemos de la fatalistas", dice el presidente de CLM - 03 noviembre 2021 - Toledo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha celebrado lo que considera «un dato histórico» en cuanto al paro registrado en el mes de octubre, una estadística que a su juicio revela cómo el contexto actual se aleja de movimientos estacionales en la creación de empleo y hace augurar que, de seguir así, se podrían crear 150.000 empleos en los próximos cinco años.

Según ha dicho durante la presentación de El Español como socio de El Digital de Castilla-La Mancha, estos datos son, «con diferencia, los mejores de la historia» y revelan un momento de la historia en el que la buena marcha se desvincula de lo estacional, más allá del tirón de la vendimia.


El paro subió en 2.611 personas en octubre en CLM y hay 154.643 desempleados

 

«Vamos a seguir creciendo. No digo que se haga una lectura ultraoptimista, pero desconfiemos de los fatalistas y de los que permanentemente plantean que las cosas van mal para que a ellos les empiece a ir un poco mejor», ha aseverado.

Este dato, «consecuencia de muchas cosas», hace que a pesar del Covid y de la «dinámica sin digerir de la crisis anterior», puede hacer plantear que en cinco años se lleguen a crear 150.000 empleos. «Es posible», ha subrayado.

«Transición sí, revolución no»

Page ha considerado que son ya varias décadas de «transición» sin llegar a ser una «revolución», defendiendo que para acometer cambios hay que hacerlos «sostenibles» en el tiempo.

En estas transiciones, las economías potentes por contar con fuentes de energía fósiles «van a sufrir ahora» en la transformación que está por venir, mientras que otras economías más «creativas» afrontarán mejor los nuevos tiempos.

En este contexto ha circunscrito la situación de Castilla-La Mancha, una región «dispuesta a acoger a todo aquél que quiera venir a emprender» gracias a «una cultura del diálogo con agentes sociales».

Aquí, «las mayorías absolutas se usan para la complicidad, y no para la soberbia, casi siempre», creando una «escuela castellanomanchega» que le hace ser optimista ante el corto plazo. «Vamos a seguir creciendo», ha terminado augurando.

(Visited 216 times, 1 visits today)