domingo, 27 de noviembre de 2022
Foto: @UGT_comunica
Acuerdo hasta el 31 de enero - 29 septiembre 2020

Los ministerios de Trabajo y Economía Social y de Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones han alcanzado el III Acuerdo Social en Defensa del Empleo con los representantes de las organizaciones sindicales CCOO y UGT y los representantes de las organizaciones empresariales CEOE y CEPYME, que permite prorrogar los beneficios de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el próximo 31 de enero de 2021.

Se mantiene el importe de las prestaciones

La base de cálculo para las prestaciones se mantendrá en el 70 por 100 de la base reguladora de la persona trabajadora que no verá disminuidos sus ingresos, tal y como ocurría hasta ahora, al 50 por 100 de la base reguladora una vez transcurridos los seis primeros meses.


Este sistema de prestación decreciente estaba vigente desde la aprobación del Real Decreto-Ley 3/23012 de 10 de febrero de Medidas Urgentes para la Reforma del Mercado Laboral que por primera vez se modificará para mantener el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras.

ERTE por impedimento o limitación de actividad

Las empresas de cualquier sector o actividad que vean impedido el desarrollo de su actividad como consecuencia de las nuevas restricciones o medidas adoptadas a partir del 1 de octubre de 2020, tanto por autoridades nacionales como extranjeras, podrán acogerse a los beneficios de los ERTE.

En el caso las empresas que vean impedido el desarrollo de su actividad en alguno de sus centros de trabajo como consecuencia de las medidas sanitarias podrán solicitar un “ERTE por impedimento” cuya duración quedará restringida al de las medidas de impedimento.

Estas empresas tendrán una exoneración en sus cotizaciones a la Seguridad Social durante el periodo de cierre y hasta el 31 de enero de 2021, que será del 100% de la aportación empresarial durante el periodo de cierre y hasta el 31 de enero si tienen menos de 50 trabajadores y del 90 por 100 si tienen 50 trabajadores o más.

Las empresas o entidades que vean limitado el desarrollo de su actividad en algunos de sus centros de trabajo como consecuencia de decisiones o medidas adoptadas por autoridades españolas, podrán solicitar a la autoridad laboral un «ERTE por limitaciones».

En este caso, las exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social para los trabajadores suspendidos serán decrecientes entre los meses de octubre de 2020 y enero de 2021 en base a los siguientes porcentajes:

Empresas y exoneraciones de los ERTE que se prorrogan

Se considerarán empresas con una elevada tasa de cobertura por expedientes de regulación temporal de empleo y una reducida tasa de recuperación de actividad las que desarrollen una actividad que se clasifique en alguno de los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE-09) recogidos en el acuerdo.

También podrán incluirse en este apartado las empresas cuya actividad económica dependa mayoritariamente de las empresas cuyos CNAE se recogen en la norma o formen parte de su cadena de valor, es decir, que puedan acreditar que en el año 2019 la mitad de su facturación haya dependido de manera directa de aquellas empresas o bien si dependen de manera indirecta de las empresas incluidas en el listado de códigos CNAE – 09.

El acuerdo establece que las empresas de las dos categorías anteriores, que prorroguen automáticamente el ERTE de fuerza mayor hasta el final de enero de 2021, tendrán exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social de sus trabajadores (tanto reactivados como suspendidos) devengadas en los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2020 y enero de 2021.

Las exoneraciones serán del 85 por 100 para las empresas con menos de 50 trabajadores y del 75 por 100 para las que tienen 50 trabajadores o más tanto para los trabajadores suspendidos como para los que se reincorporen a sus puestos de trabajo.

Este concepto de empresa resulta de aquellas que, desde el principio de la crisis sanitaria hasta la fecha, no han llegado a recuperar a las personas trabajadoras reguladas en porcentajes significativos (menos del 65 por ciento de personas trabajadoras recuperadas de los expedientes de regulación desempleo) y que además pertenecen a sectores específicos (más del 15 por ciento de personas reguladas del total de afiladas al régimen general en un CNAE concreto).

Estas mismas condiciones se extenderían también a las empresas que formen parte de la cadena de valor de las especialmente afectadas. Estas entidades deberán presentar ante la autoridad laboral correspondiente entre el 5 y el 19 de octubre la solicitud de declaración como empresas dependientes o integrantes de la cadena de valor de otra empresa.

Se entenderá que son integrantes de la cadena de valor las empresas cuya facturación durante 2019 se haya generado, al menos, en un 50 por 100 en operaciones realizadas de forma directa con “empresas especialmente afectadas por la pandemia”, así como aquellas compañías cuya actividad real dependa indirectamente de ellas.

Se mantendrán estas mismas exoneraciones en sus cotizaciones a la Seguridad Social (85% en el caso de empresas de menos de 50 trabajadores y del 75% en empresas de más de 50 trabajadores) en caso de que las empresas de los CNAE o de la cadena de valor que inicien un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción a tras la finalización de un ERTE de fuerza mayor, una vez entre en vigor el Real Decreto Ley que recoja este acuerdo.

Contador a cero

Los trabajadores afectados por un ERTE mantendrán el “contador a cero” para aquellas personas que sean afectadas por un despido objetivo, individual o colectivo, u otro basado en cualquier causa, que sea declarado improcedente, durante el año 2021, o si se extingue su contrato temporal dentro de este año.

Por primera vez, las personas afectadas por un ERTE tendrán atención preferente para recibir cursos de formación y se pondrán en marcha acciones específicas para este colectivo.

Salvaguarda del empleo

El III Acuerdo Social en Defensa del Empleo mantiene los compromisos de salvaguarda adquiridos en Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, y en el artículo 6 del Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio.

Además, se establece un nuevo periodo de 6 meses de salvaguarda del empleo para las empresas que se acojan a un nuevo ERTE exonerado.

En caso de que existiese un compromiso de mantenimiento de empleo anterior vigente, el inicio del nuevo periodo de salvaguarda comenzará cuando haya concluido el del ERTE anterior

Como en el acuerdo anterior, en las empresas acogidas a ERTE no podrán realizarse horas extraordinarias, establecerse nuevas externalizaciones de la actividad, ni concertarse nuevas contrataciones, sean directas o indirectas salvo por razones de formación, capa u otras razones objetivas y justificadas.

También se mantienen los límites fijados en los anteriores acuerdos sobre el reparto de dividendos y la prohibición de radicarse en paraísos fiscales para las empresas que quieran acogerse a ERTE.

Protección para los fijos discontinuos

Se reconocerá una prestación extraordinaria de desempleo a las personas trabajadoras con contrato fijo discontinuo o que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en determinadas fechas, que hayan resultado afectadas durante por un ERTE durante el periodo teórico de actividad.

Podrán percibir también esta prestación las personas trabajadoras con contrato fijo discontinuo no afectadas previamente por ERTE que hayan agotado las prestaciones o subsidios a las que tuvieran derecho si así lo solicitan.

Se establecen mejoras en la protección por desempleo para las personas que trabajan a tiempo parcial.

«Muy positivo», califican desde CCOO

CCOO de Castilla-La Mancha ha calificado como “muy positivo” el acuerdo alcanzado entre el Gobierno nacional y los agentes sociales para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el próximo 31 de enero y ha destacado que protege a los trabajadores frente a la crisis económica, laboral y social que ha provocado el coronavirus.

En una nota de prensa, el sindicato ha afirmado que los ERTE han sido “un instrumento muy útil” para evitar una destrucción masiva de empleo en estos momentos de pandemia.

La secretaria regional de Acción Sindical y Formación Sindical de CCOO en la región, Carolina Vidal, ha añadido que por primera vez la recesión económica es mayor que la recesión del empleo y esto es debido a las diferentes políticas públicas para proteger a los trabajadores.

El sindicato ha saludado este acuerdo “fruto del consenso y del diálogo social”, con el que se consigue que las prestaciones que están cobrando las personas que llevan más de seis meses en situación de ERTE, en lugar de ser del 50 %, como establece la ley actualmente, sean del 70 %.

También se refuerza el compromiso del mantenimiento del empleo, ya que las empresas que apliquen un Expediente de Regulación Temporal a sus empleados no podrán despedirlos en los seis meses siguientes.

Además, se introduce una prestación extraordinaria para las personas trabajadoras fijas discontinuas de aquellas empresas que cesen su actividad de temporada.

Igualmente, se logra que los trabajadores no consuman la prestación por desempleo, así como que, pese a no tener cotizados los periodos suficientes, puedan ser perceptores de un ERTE.

CCOO ha resaltado, asimismo, que se consigue activar los denominados ERTE de rebrote, que serán ERTE de fuerza mayor y una alternativa a los despidos.

Evita el cierre de empresas y garantiza empleo, según UGT

La Unión General de Trabajadores ha ratificado el acuerdo alcanzado ayer entre el Gobierno y los agentes sociales para la prórroga de los ERTE hasta el 31 de enero de 2021. Un acuerdo que previsiblemente aprobará hoy el Consejo de Ministros, que evitará el cierre de muchas empresas y garantizará el empleo de muchas personas trabajadoras en nuestro país.

Para el Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, “esta prórroga contiene importantes avances sociales y da certidumbre a la sociedad ante una situación de crisis sanitaria, social y económica sin precedentes como la que estamos padeciendo durante los últimos meses”.

Un acuerdo pleno para que los ERTE continúen siendo el instrumento que posibilite que la economía no retroceda, “que las empresas se mantengan en plena forma y las personas trabajadoras preserven sus puestos de trabajo hasta que finalice la pandemia”.

Para UGT, este acuerdo era «una necesidad para nuestro país, como lo lleva siendo desde el inicio de la pandemia».

Resulta imprescindible mantener la fortaleza de nuestro tejido productivo y seguir preservando la protección social hacia las personas, con el fin de mantener la economía en las mejores condiciones y conseguir una recuperación justa y eficiente para todos cuando finalice la pandemia», concluye UGT en un comunicado.

Objetivo: sostener al mayor número de empresas, dice Cecam

El presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), Ángel Nicolás, ha aplaudido este martes el acuerdo para la prórroga de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) hasta el 31 de enero de 2021 y ha achacado el acuerdo a la «unidad empresarial».

Así lo ha expresado Nicolás en un vídeo que Cecam ha hecho llegar a los medios de comunicación con la valoración del acuerdo, después de unas «larguísimas y durísimas negociaciones», ha remarcado.

El presidente de los empresarios castellanomanchegos ha subrayado que ha sido posible «gracias al previo acuerdo que teníamos los agentes sociales en este asunto para frenar las pretensiones del Gobierno de España en el primer documento, que ninguno estábamos dispuesto a suscribir».

Nicolás ha asegurado que el objetivo que han perseguido tanto los empresarios como los trabajadores ha sido «sostener el mayor número de empresas posible y, por tanto, el mayor número de empleos posible», al tiempo que ha subrayado que se han conseguido exoneraciones de hasta el cien por cien y que «ningún sector se quede fuera».

Por lo tanto, ha considerado que la negociación «ha dado sus frutos» y ha reiterado que la «unidad empresarial» es la que «ha ayudado a marcar la diferencia entre hacer las cosas bien o mal o permitir o no permitir ciertos asuntos».

Con todo, ha indicado que en enero volverán a renegociar los ERTE, si bien ha señalado que a los empresarios les hubiera gustado que el acuerdo fuera a más largo plazo y no tener que volver a negociar cada trimestre.

(Visited 22 times, 1 visits today)