fbpx
lunes, 8 de agosto de 2022
Laboral - 18 enero 2019

Comisiones Obreras y UGT han pedido hoy a CaixaBank que retire las medidas «traumáticas» y «desproporcionadas» presentadas el jueves en la mesa de negociación, medidas que pasan por el despido de 2.157 personas, de las cuales 1.913 serían en la plantilla de la red de oficinas. En Castilla-La Mancha la entidad financiera prevé cerrar 17 oficinas y prescindir de 63 empleados.

Según informa en un comunicado de prensa, CCOO pone de manifiesto que CaixaBank quiere prescindir de siete oficinas y 10 trabajadores en Albacete; dos oficinas y otros 10 empleados en Ciudad Real; dos oficinas y siete personas en Cuenca; otras dos oficinas y 25 trabajadores en Guadalajara; y cuatro oficinas y 11 personas en Toledo.


Añade que el plan presentado incluye en total el cierre de 793 oficinas y la ampliación del número de «oficinas store» hasta 700. También quieren modificar el horario para todas las oficinas, incluyendo dos tardes de apertura, los martes y jueves, del 15 se septiembre al 30 de junio.

Por otro lado, el sindicato concreta que la entidad ha planteado establecer un horario flexible a los gestores, con 100 tardes, y ampliar la movilidad geográfica al ámbito provincial. También cambiaría la clasificación de oficinas, eliminando subdirectores y segundos responsables en oficinas de menos de cuatro empleados, ampliando el periodo de consolidación de categoría y modificando las variables para determinar esta.

La próxima reunión será el 24 de enero

CCOO cree que la propuesta de Caixabank no busca sino llevar al límite la negociación para conseguir aplicar de forma unilateral estas medidas forzosas, tal y como prevé el procedimiento en caso de no llegar a un acuerdo. La próxima reunión está prevista para el 24 de enero, en la que el sindicato seguirá exigiendo la retirada de estos artículos para poder empezar a negociar, «de buena fe», una reestructuración no traumática para la plantilla.

Por su parte, la sección sindical de UGT en Caixabank en la región ha pedido la retirada de las medidas por ser «completamente inadecuadas y desproporcionadas».

Medidas «crueles»

UGT tacha estas medidas de crueles y señala que los datos aportados por la consultora externa son contradictorios con los reflejados en el plan eEstratégico: «No puede ser que ante los inversores y accionistas se diga que somos los mejores y que pagaremos más dividendos mientras que a los trabajadores se les dice justo lo contrario y se les pretende pagar menos en las nóminas».

(Visited 22 times, 1 visits today)