Piden una auditoría del empleo público

"245.000 empresas privadas en ERTE y cero empresas públicas", la desproporción "insostenible" para la Asociación de la Empresa Familiar

La patronal de la Empresa Familiar en Castilla-La Mancha muestra su máxima preocupación por la desproporción de efectos que la crisis del Covid-19 está generando en el sector privado en comparación con el público, que no se ve mermado. Además, piden una auditoría que mida la productividad y meritocracia del empleo público

La Asociación de la Empresa Familiar pide una auditoría del empleo público

La Junta Directiva de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha cuestiona la «competencia desleal» que en estos momentos representa el sector público con respecto a la economía privada, que es la que está pagando los grandes efectos de la crisis desencadenada por la epidemia de Covid-19.

21 millones de personas cobran del Estado, 13 del sector privado

“Ahora mismo 21 millones de personas cobran ya del Estado, por algo más de 13 millones en el sector privado. ¿Sostenible? La goleada es aún mayor en los ERTE, 3.9 millones de afectados en el sector privado y cero en el sector público. 245.000 empresas privadas en ERTE y cero empresas públicas”, dice este colectivo en un comunicado que cuestiona la desproporción entre el peso del sector público y el privado para las arcas del Estado.

La organización aclara que no se trata de hacer una crítica a los funcionarios sino de llamar la atención sobre el hecho de que, en su opinión, se ha ido “creando empleo público, a veces sin ton ni son, sin analizar las necesidades reales, y en muchos casos atendiendo a criterios electoralistas”.

Opina que el efecto devastador del Covid sobre la economía no parece afectar por igual a la “industria política” que funciona como una auténtica “competencia desleal, además, con la empresa privada es clara y notoria. Salarios mayores (33% mayor en el sector público), empleo asegurado de por vida, horarios, etc, provocan en muchos casos que la mayoría de las personas prefieran alejarse del sector privado y que la bola crezca”.

«La vaca está agotando su leche»

La Asociación de la Empresa Familiar se queja, asimismo, de que “cada vez el sistema establece mayor número de normas y más presión para que las empresas faciliten la supervivencia de un sistema poco eficiente, lento y burocrático”.

Echan de menos que el sacrificio en el sector público sea similar al de sector privado, en el “que muchos trabajadores pierden sus empleos en España” y añaden que “como las normas las hacen ellos ‘a tragar’, pero, ojo, ‘la vaca’ está agotando su ‘leche’ y barruntamos – por primera vez en la democracia – que el sistema es insostenible y puede estallar”.

Una auditoría que mida productividad y meritocracia

El colectivo patronal afirma que “ahora queremos ir a reclamar a Europa su solidaridad a modo de euros…..cuando lo que tenemos que hacer es gestionar bien lo nuestro. Y si nos lo dan, algo nos pedirán a cambio. Es el momento de realizar una auditoría al sistema, comenzando por analizar los 3 millones de puestos de trabajo de la función pública y proponer, en su caso, un redimensionamiento de todas las administraciones y exigir la meritocracia (frente a los ‘cargos a dedo’) y la productividad debida a un modelo que debe estar al servicio de los ciudadanos y no al revés”.

“Aunque ese trabajo lo tenga que hacer alguien disfrazado de “noruego” para librarle de ser linchado por las hordas mediáticas, políticas, y apesebrados que se encuentran como “pez en el agua” en un ecosistema que les favorece, el mismo que ellos han creado a través de “la metralleta” de los distintos boletines oficiales”, concluye su comunicado al tiempo que piden que “ahora es el momento de atacar este virus… o nunca”.