Ha vuelto a pedir un convenio regional del campo

Martínez Arroyo prevé una vendimia con buenos precios para los viticultores

La campaña se hará en fechas normales y el consejero augura buen futuro al sector del vino porque los españoles consumieron más en 2017

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha estimado que la campaña de la vendimia, que está a punto de comenzar en Castilla-La Mancha, se saldará con buenos precios para los viticultores y para el vino de la región en los mercados internacionales. También ha cosiderado que espera una vendimia «positiva», en torno a la media de producción de las últimas campañas, pues este año parten de unas existencias «muy inferiores a las de las mismas fechas del año pasado.

Arroyo ha afirmado que «nos vamos a aproximar a una vendimia normal», como las de antes, «no solo en producción, sino también en las fechas, ya que todavía no se ha iniciado la vendimia y se ha retrasado tres semanas en la comarca de La Mancha,» con respecto a otros años en los que ha hecho más calor y se ha adelantado.

Arroyo vuelve a pedir un convenio regional del campo

Respecto a la previsión de CCOO sobre la cifra de jornales que generará la campaña de vendimia este año que, según el sindicato oscilará entre los 750.000 y 900.000, Martínez Arroyo ha trasladado el «compromiso» del Gobierno regional para que exista un convenio regional, no provincial, de modo que «todos los trabajadores del campo en la comunidad tengan los mismos derechos» ya que, a su modo de ver, son «imprescindibles» para que en la región haya 85.000 viticultores y 600 bodegas.

«Sin trabajadores asalariados del campo, no se puede entender el sector del vino de Castilla-La Mancha», ha señalado el consejero de Desarrollo Rural, quien ha recordado que hizo llegar esta reivindicación al delegado del Gobierno en la región, Manuel González Ramos, en una reunión mantenida en julio.

Los españoles consumieron más vino en 2017

Por otra parte, ha aludido a los datos de 2017 del panel de alimentación publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), según los cuales los españoles consumieron más vino y de mejor calidad, y ha destacado que estos resultados ponen de manifiesto que «se está generando mayor cultura del vino no sólo en la región sino en el resto del país».

«Cada vez somos más conscientes de lo importante que es consumir un producto tan nuestro como el vino del que depende la economía de muchas zonas, entre ellas Castilla-La Mancha, además de que es un producto esencial en nuestra dieta mediterránea», ha valorado.

Martínez Arroyo, que ha acogido este informe con «enorme satisfacción», ha señalado que la apuesta por la calidad en el sector vitivinícola es cada vez mayor en la región, al tiempo que ha recordado que esa calidad se ha trasmitido a los consumidores con algunas medidas implementadas por la Junta esta legislatura como «reducir el rendimiento máximo por hectárea en nuestra explotaciones, pagar de manera diferente en función de los deseos de los consumidores a los viticultores teniendo en cuenta las diferentes variedades que llegan a la bodega y la apuesta por el estado sanitario del fruto en su entrada en bodega».

«Cada vez que vendemos una botella de vino de la Denominación de Origen DO CLM estamos generando cuatro veces más de valor añadido de media que cuando lo vendemos sin envasar y sin indicación geográfica de calidad», ha indicado el consejero, quien ha añadido que la comunidad está consiguiendo «pequeños logros» en este sector ya que «nadie puede presumir de tener las variedades, el volumen, la calidad y la comercialización de las bodegas de Castilla-La Mancha».