Según Cooperativas agroalimentaria de CLM

Previsión de una "buena" vendimia en Castilla-La Mancha, que alcanzará entre 43 y 44 millones de hectolitros

La incertidumbre del sector es "total" a las consecuencias económicas del Covid-19 por el cierre del canal Horeca, la ausencia de turismo internacional y la cancelación de fiestas y celebraciones se une la revisión de los aranceles que hará Estados Unidos el próximo 12 de agosto y que podría ampliarse a otras partidas de vino español, y el Brexit, previsiblemente sin acuerdo, que se ratificará el 1 de enero de 2021

Imagen de archivo. Vendimia de Castilla-La Mancha. Foto - Rebeca Arango

Cooperativas Agro-alimentarias de España estiman que la vendimia de este año alcanzará entre 43 y 44 millones de hectolitros, si bien las temperaturas y la posibilidad de lluvias en el mes de agosto determinarán la cosecha final, según ha informado la organización.

Las lluvias en el inicio de la brotación y la ausencia de heladas hacen prever una vendimia buena en cantidad y en calidad, en zonas como Castilla-La Mancha. Sin embargo, en Cataluña, Extremadura y otras zonas productoras, las cooperativas prevén una reducción con respecto al año pasado debido al mildiu que ha afectado a la mitad Norte del país y a las elevadas temperaturas del verano que han afectado al viñedo de secano.

«Total incertidumbre» en el sector

El presidente del sector vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, ha destacado que la situación que atraviesa el sector en la actualidad es de «total incertidumbre».

A las consecuencias económicas del Covid-19 por el cierre del canal Horeca, la ausencia de turismo internacional y la cancelación de fiestas y celebraciones se une la revisión de los aranceles que hará Estados Unidos el próximo 12 de agosto y que podría ampliarse a otras partidas de vino español, y el Brexit, previsiblemente sin acuerdo, que se ratificará el 1 de enero de 2021.

Cooperativas Agro-alimentarias de España valora las medidas extraordinarias puestas en marcha para hacer frente a la crisis provocada por el Covid-19, destilación de vino, almacenamiento privado de vino y cosecha en verde, además de la limitación de rendimientos y la declaración de la cosecha de uva por parcela.

«Sin embargo, necesitamos que estas medidas continúen en próximas campañas y se doten de un presupuesto extraordinario de la UE equivalente al programa de ayuda al sector del vino de cada país, para utilizar durante tres años, y que cada país adaptaría con las medidas que se ajusten a su problemática específica», señalan desde la organización.