Por la subida de precios

Los asalariados de CLM tienen 510 euros menos para gastar que en 2016

Casi todas las regiones pierden poder adquisitivo a pesar de ser el año con mayor salario medio, 1.646 euros al mes

El poder adquisitivo de los asalariados castellano-manchegos ha caído un 2,8 por 100 en los últimos dos años, lo que quiere decir que a lo largo del año tienen 510 euros menos para gastar, según un informe con datos del primer semestre del año hecho por la empresa de recursos humanos Adecco.

El informe difundido hoy detalla que el poder adquisitivo (el salario anual promedio menos la inflación) se ha visto afectado en casi todas las comunidades por la subida de los precios en los dos últimos años, tras tres años consecutivos (2014-2016) de caídas. De hecho, la media nacional revela que el poder adquisitivo de los asalariados españoles ha caído un 2,3 por 100, lo que equivale a una media de 469 euros menos para gastar, pese a que el salario medio es más elevado que nunca.

CLM es la quinta región que más poder adquisitivo pierde

La caída porcentual más pronunciada la registra Murcia, donde sus habitantes tienen 843 euros menos para gastar que hace dos años mientras que solo Asturias y Navarra aumentan su capacidad de compra. En la primera el avance es del 1 por 100, lo que supone 199 euros más, y en la segunda del 0,1 por 100, 20 euros más al año.

Esta caída generalizada del poder adquisitivo tuvo lugar pese a que el salario medio del conjunto de España al final de la primera mitad de 2018 fuera de 1.646 euros mensuales, la cifra más alta registrada y un 0,6 por 100 superior a 2017.

Adecco vincula el poder adquisitivo con la situación del mercado de trabajo

En el estudio realizado por Adecco en colaboración con Barceló y Asociados a partir de datos de la Encuesta de Población Activa también se refleja la situación del mecado de trabajo, si hay nuevos asalariados, cómo se encuentran los desempleados de larga duración y qué tipo de trabajo se está creando.

En lo que se refiere a los nuevos asalariados, la investigación revela que la mayor parte de las personas que salen del desempleo son parados de larga duración, de forma que su número es el más reducido desde septiembre de 2011 y es prácticamente la mitad que el máximo alcanzado en marzo de 2014.

Por tercer año consecutivo, ha aumentado el porcentaje de desempleados con prestación, hasta suponer el 57,7 por 100 del total. Es la mayor proporción en seis años y 5,5 puntos más alta que un año atrás, aunque el número de empresas que existen en España es el mayor de los últimos ocho años y medio según el estudio.

El 7,4 por 100 de los ocupados en España trabaja al menos ocasionalmente desde su hogar, frente al 6,9 por 100 de hace un año, lo que quiere decir que poco más de 1 de cada 14 asalariados disfruta de esa opción. Ello se debe en parte a que de los casi 950.000 empleos creados en los últimos dos años un 25  por 100 correspondió a teletrabajadores.