fbpx
lunes, 25 de octubre de 2021
Enrique Sánchez
Enrique Sánchez, decano de Facultad de Ciencias Medioambientales y Bioquímica de la UCLM. Fotografía: Rebeca Arango
Los planes de futuro de Enrique Sánchez, decano - 17 junio 2021 - Toledo

A Enrique Sánchez, nuevo decano de la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica del campus de Toledo de la UCLM, se le notan las ganas y la voluntad de hacer cosas nuevas al tiempo que «reforzar lo mucho bueno que se ha hecho». Así lo ha contado a encastillalamancha.es en una entrevista en la que defiende con vehemencia el alto nivel investigador de su centro, tanto en cualificación como en cantidad de líneas abiertas. Y reitera una y otra vez que pese a la carencia de medios, la ciencia en España es capaz de codearse con los mejores del mundo.

Del clima a la vitamina D, el cáncer o el estrés

Por eso, una de sus obsesiones es que se conozca el buen hacer del profesorado y la investigación de este centro que estudia el clima, el medio ambiente, los incendios, el ciclo del agua, el cáncer, la Covid-19, el estrés, la vitamina D… entre otros temas de máximo interés para la sociedad del siglo XXI en general y la de Castilla-La Mancha en particular.


Es rotundo al afirmar que “podemos sentirnos orgullosos de los grupos de investigación que tenemos: «Acaba de salir el ranking de Shanghái y hay varias líneas de investigación de esta facultad muy bien posicionadas tanto en Ciencias Ambientales como Bioquímica”. Pero es consciente de que fuera de los circuitos especializados, su trabajo no se conoce. “No se nos ve lo suficiente y tenemos gente muy buena gente trabajando en investigación y dando clase al mismo tiempo”.

Es el sitio de “cualquiera que tenga inquietud por las ciencias, va a disfrutar”, explica el decano. Es difícil sintetizar las investigaciones de una facultad que tiene dos grados, pero repasamos con él el presente y sus planes de futuro para la facultad.

«Esta es la facultad de ciencias del campus de Toledo»

Ahora que vienen las matriculaciones del alumnado, ¿por qué debería elegir esta facultad alguien que tenga sensibilidad en estos grados?

Si tiene clara su vocación o su interés en las ciencias en general, esta es la facultad de ciencias de referencia del campus de Toledo. Tiene infraestructuras perfectas para desarrollar los estudios, un profesorado muy bien formado y líneas investigación. La calidad y las condiciones en las que se desarrollan los estudios son tan buenos –y yo creo que mejores- que en muchas facultades de Madrid. Dejémonos de tonterías, aquí se estudia tan bien como en cualquier otro sitio, con una ventaja, unas instalaciones y un entorno privilegiado. Y el volumen de alumnos permite un contacto directo con el profesorado, que es una ventaja.

¿Cuentan con buenos programas de prácticas, internacionalización y estancias en otras universidades?

Siempre hemos tenido muy claro que el nivel de experimentalidad tenía que ser el mayor posible; de hecho, a veces los alumnos «se quejan» de que tienen muchas prácticas. También hacemos trabajo de internacionalización: vienen muchos Erasmus y fomentamos ese elemento de intercambio a escala nacional e internacional, porque la ciencia no tiene fronteras.

Ocho mujeres y siete hombres… Conozca los nombres del equipo de Garde en la UCLM

«El planeta está malito»

¿Cómo está el planeta, en opinión del decano de la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica?

El planeta está malito. Eso está claro. Somos conscientes de que el estudio del medio ambiente es muy importante para la sociedad pero percibimos que aún existe un déficit de concienciación ambiental en muchos sentidos. Todo el mundo tiene una percepción de que hay que cuidar la naturaleza, pero para eso necesitamos personas formadas en cómo es y cómo funciona.

¿Qué líneas sigue esta facultad para ver cómo se puede detener el cambio climático?

Tenemos varios grupos que se dedican a analizar cómo va a cambiar la temperatura, los eventos extremos… pero también otros para ver qué impactos va a tener en nuestra ganadería, agricultura, recursos hídricos, turismo… Tenemos la visión completa.

«Ya estamos en un clima extremo»

Vamos a un clima cada vez más extremo, ¿no? Sin olvidar la amenaza de avance de la desertización.

Sí. Personalmente trabajo en cambio climático. Ya estamos en un clima extremo y vamos a ir cada vez más en los próximos 15, 20 o 30 años sí o sí. Ya no podemos parar la inercia que lleva el cambio climático, lo que hagamos ahora nos servirá para corregir o intentar suavizar los efectos a medio plazo y hablamos de décadas. Cuanto más redoblemos esfuerzos en combatirlo en todos los niveles, mejor. ¿Qué está pasando ya en el sistema climático? Eventos extremos, olas de calor, precipitaciones intensas, derretimiento del Ártico… Hay ciertos elementos que no tenemos claro qué impacto van a tener, pero que vamos a tiempos más cálidos, sin duda. Hemos introducido más gases de efecto invernadero en la atmósfera, que retienen más calor, por lo que tenemos más energía en juego y eso significa en lo inmediato que lo que pase va a ser más agresivo en algunos sentidos. En una región como la nuestra estamos en el límite de desertificación y de un calor importante.

En Castilla-La Mancha estamos en un límite muy peligroso. Las condiciones que se prevén indican que nuestros veranos serán mucho más largos, las precipitaciones más escasas… Creo que el mensaje que hay que transmitir es que aún estamos a tiempo y cuanto antes empecemos, mejor; pero hay que concienciarse y hacer muchas cosas a escala particular, municipal, provincial, regional, nacional y global. Una facultad como la nuestra es un elemento esencial para la concienciación.

«Castilla-La Mancha está en estrés hídrico»

El agua es el gran recurso en discusión política por su reparto y una amenaza por la escasez. ¡Menudo panorma!

Desde el punto de vista del clima y del cambio climático en esta región las precipitaciones son escasas, mal repartidas, con periodos largos sin precipitación y otros de aumento de precipitación de repente. Estamos en condiciones de estrés hídrico. No llueve lo suficiente y eso repercute en los recursos hídricos que tenemos. Y lo que está previsto en condiciones de cambio climático es que llueva todavía menos y de forma más irregular. Es preocupante, claro que sí.

¿Qué opina de los efectos del trasvase en el Tajo?

Yo no soy un experto en hidrología y me costaría pronunciarme técnicamente. Lo que sí que está claro es que somos una región que tiene recursos hídricos limitados, escasos y muy variables en el tiempo. Si tuviéramos un río más previsible se podrían analizar mejor los excedentes, pero el Tajo no es previsible, porque las precipitaciones son muy oscilatorias y eso complica mucho plantearse cómo repartir ese agua y hacer derivadas; sin entrar en los elementos políticos. También estamos estudiando, literalmente aquí al lado (la facultad está junto al Tajo), cómo se comporta un ecosistema como nuestro río condicionado en esta zona por la presencia humana y todo lo que supone para ver cómo podrían reducirse o minimizarse los efectos en ríos con tanta influencia humana.

«Somos un referente internacional en investigación de ecología del fuego»

También hay un grupo que estudia los incendios, un desastre climático más.

Tenemos un grupo que es un referente nacional e internacional que se dedica a estudiar la ecología del fuego, todos los elementos naturales que condicionan la generación, la propagación y la extinción de un incendio. Es un proceso complejo. Y en contexto de cambio climático da la sensación de que los efectos van a ser todavía más graves. Por ejemplo, hemos tenido un grupo trabajando in situ en el incendio de Montesión (junio 2019, Toledo), que se produjo aquí al lado.

Un campo infinito es el de las energías renovables, que también se investigan en la facultad.

Sí, tanto desde el punto de vista de la ingeniería química como desde el conocimiento del clima. Investigamos cómo se comporta el viento y cómo puede hacerlo en el futuro; el recurso solar, cómo se traduce la cantidad de radiación solar que recibimos, la nubosidad y otros elementos climáticos en la cantidad de energía que puede ser transformada. Ahora mismo ya existe en la UCLM un vicerrectorado específicamente de sostenibilidad energética, lo que representa el valor que damos a esta cuestión.

«Hay un déficit enorme de educación ambiental»

¿Hay modas y mitos en sostenibilidad?

Nuestra percepción como ambientólogos es que hay un déficit enorme de educación ambiental en un sentido riguroso. A modo de chascarrillo decimos mucho que la sociedad aún confunde al ecologista con el ecólogo o ambientólogo. Una persona puede tener conciencia sobre el entorno natural y ser ecologista, pero aquí estamos varios pasos más allá, aquí se estudia de manera científica y rigurosa el conocimiento del entorno natural y de los elementos de sostenibilidad natural. Se ha hecho camino, pero queda mucho y necesitamos que la sociedad se impregne de los ambientólogos que salen formados de esta facultad. Es verdad que a veces hay modas, porque hay un déficit de formación.

Vuestros avances e investigaciones sirven mucho menos si la sociedad no se informa, se forma y es vuestra cómplice, supongo.

Exacto. Estamos muy preocupados porque ha perdido mucho peso la asignatura de medio ambiente que había en bachillerato. Tanto la sociedad como el alumnado tienen que saber que lo que aquí estudian es importante, que van a recibir una formación maravillosa y que luego eso va a repercutir en la sociedad. Es fundamental que sigamos formando ambientólogos.

Varios grupos en cáncer en Bioquímicas

Hay seis letras que en el siglo XX se asocian al horror, las que forman la palabra cáncer. Desde esta facultad se han realizado investigaciones importantes. ¿Siguen con ello?

No conozco los detalles específicos, pero puedo decirte que nuestro grado de Bioquímica es joven y se ha formado con personas jóvenes que tienen mucha iniciativa, capacidad de trabajo y muchas relaciones con otras universidades de España e internacionales. Están trabajando muy duro, publicando y cada vez mejor en los índices de grupos de investigación. En temas de cáncer hay varios grupos que como son muy jóvenes y tienen mucho recorrido.

Hasta habéis entrado en el efecto del estrés en el cerebro o el conocimiento de la vitamina D. La verdad es que me llama la atención que se esté trabajando con el radar puesto en estos aspectos tan novedosos de la ciencia.

¡Hay tanta ciencia por hacer! Y esas investigaciones que citas son ejemplos de buena ciencia, de ciencia puntera en la que se trabaja en esta facultad. Una de las profesiones que salen más valoradas en las encuestas, es la de científico. Pero luego no hay una correlación entre los recursos y la sensibilidad hacia la carrera investigadora, en la que hay una precariedad brutal. La trayectoria de un investigador no acaba consolidando en muchos casos.

«Profesores que son científicos»

Tenemos gente muy buena haciendo ciencia en esta región y son gente vocacional, hay que decirlo alto y claro. Con esto no te haces rico, ni lo pretendemos, pero sí tener un trabajo digno, suficientemente pagado y con una trayectoria que permita ser consolidada.

Lo que ha pasado este año y medio con la pandemia del coronavirus es un ejemplo paradigmático de que gracias a la investigación en los laboratorios se han conseguido desarrollar vacunas eficientes en un tiempo récord. La sociedad tiene que cuidar a sus científicos y esta facultad está formada por profesores que son científicos.

¿En Bioquímica habéis trabajado sobre el Covid-19?

Sí, hasta en temas de apoyo logístico incluso.

Objetivo, más másteres

¿Con qué máster o postgrados completáis la formación en la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica?

Tenemos un máster en sostenibilidad ambiental y otro en nanotecnología, junto con otras universidades. La idea es que haya más, estamos en el camino de aumentar la especialización y la capacitación del alumnado.

En efecto, si algo ha quedado claro este año es que «sin ciencia no hay futuro» y para quienes piensan tomar el camino de la ciencia en sus estudios universitarios, la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica de la UCLM en Toledo es una buena elección, en el entorno privilegiado de la antigua fábrica de armas, un espacio verde y junto al Tajo.

(Visited 388 times, 1 visits today)