miércoles, 25 de mayo de 2022
Coordinador de la campaña de Carmen Chacón 09/01/2012junio 14th, 2017

Aunque asegura no haber hablado nada con Carmen Chacón sobre el futuro del PSOE de Castilla-La Mancha, la contundencia de sus palabras da, en mi opinión, muchas pistas de hacia dónde se encaminan las preferencias de la exministra si resultara elegida en febrero secretaria federal del PSOE. «Si Emiliano quiere, nadie cuestionará esa opción». Máximo Díaz-Cano, coordinador de la campaña de Carmen Chacón a la Secretaría General del PSOE, como desveló encastillalamancha.es, ha sido la gran sorpresa, como noticia política, desde el cambio de Gobierno en Castilla-La Mancha.
La entrevista se realizó el miércoles 4 en Toledo y se actualzó el domingo, 24 horas después de la presentación de Chacón y unas horas más tarde del Comité Federal al que ella y Alfredo Pérez Rubalcaba asistieron ya como candidatos.
Se le ve feliz, como el que ha conseguido evitar el destierro y quizás hasta el entierro político con el que algunos habían comenzado a disfrutar. Mientras espera cesar en el cargo -solo quedan ya tres delegados de gobierno socialistas en toda España-, recoge afecto y se le escapan lágrimas al despedirse de los que estuvieron bajo su mando, los miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil, con los que patrulló más de una noche.
Un político que ha vivido intensas experiencias. Y uno de los hombres clave en el 38 Congreso Federal del PSOE, pasada con nota la primera prueba de fuego: la presentación oficial de la candidata Chacón ayer en Olula del Río (Almería).

Transcurrida la primera prueba de fuego, la presentación de la candidatura de Carmen Chacón en Olula del Río, ¿qué piensa?


Ha sido un acto importante y, sobre todo, muy emotivo y al mismo tiempo cargado de optimismo. Yo creo que se estableció una corriente de simpatía hacia lo que representa Carmen Chacón, que es el relevo, el cambio y un tiempo nuevo en el Partido Socialista. Lanzó en su discurso ideas muy interesantes en el sentido de que lo que más nos debe preocupar a los socialistas es no hacer nada, el inmovilismo. Hay que levantarse inmediatamente, ponerse a trabajar y a hacer oposición y propuestas a los españoles en un tiempo tan difícil. Al mismo tiempo, el reto más inmediato que vamos a tener los socialistas tras el congreso van a ser las elecciones andaluzas y, en ese sentido, hubo una gran complicidad y apoyo tanto a lo que representa el Partido Socialista de Andalucía, como el presidente andaluz, José Antonio Griñán.

¿Cómo valora que el secretario general de los socialistas de Castilla-La Mancha, José María Barreda, haya expresado ya su apoyo a la candidatura de Chacón?

Me parece respetable desde el punto de vista de la libertad de expresión, como los que se han expresado en el mismo sentido o apoyando a Alfredo Pérez Rubalcaba. Es lo normal en este momento en el que nos encontramos los socialistas.

¿Cómo le convenció Chacón?

Ya estaba convencido. Cuando tuve claro cuáles eran las dos opciones más probables a la Secretaría General, hice mi propio análisis y pensé, con bastante claridad, que Carmen Chacón representa el futuro para el Partido Socialista. Eso no significa ningún menosprecio a la figura de Rubalcaba, que es un hombre con una trayectoria política intachable desde todo punto de vista.

Su nombramiento como coordinador de campaña de Chacón, adelantado por encastillalamancha.es, incendió la red en Castilla-La Mancha…

Espero que la incendiara en sentido positivo…

¿Cuáles han sido las primeras reacciones?

En términos generales, de alegría por la gente que me quiere y comparte conmigo trabajo y preocupaciones. Veo una corriente de afecto, no diré que hacia mi persona, sino hacia lo que representa la candidatura de Chacón. El hecho de que haya elegido a un castellano-manchego para esta labor habla mejor de la que elige que del elegido.

Se temía que el PSOE de Castilla-La Mancha se fracturara si había dos candidatos: Rubalcaba y Chacón. ¿Éste es el dibujo del PSOE ahora mismo: Bono y Page con Rubalcaba y Barreda con Chacón, o eso ha cambiado?

No se debe producir una fractura en ningún caso, sino un debate sereno y lo más profundo que se pueda. Hay que trasladar lo que los dirigentes piensan con normalidad y que sean los militantes de las agrupaciones locales quienes decidan. En cualquier caso, independiente de lo que cada uno libremente elija, hay que salvaguardar la unidad del partido, tanto en Castilla-La Mancha como a nivel federal. Yo tengo una cosa clara, en Castilla-La Mancha solo un proyecto regional como partido hará posible que tengamos opciones serias y firmes de ganar las próximas elecciones autonómicas.

¿Cómo prevé que vayan los congresos provinciales que elegirán a los delegados al Congreso Federal?

No me gusta hacer cábalas. Creo que va a haber mucha libertad, como no puede ser de otra manera. Creo que los militantes van a elegir lo que más nos interesa para el partido y para los ciudadanos.

¿La catalanidad de Chacón es un efecto disuasorio para que la pueda votar un socialista de Castilla-La Mancha?

Si ése fuera un argumento para que alguien viese un problema para que pudiese ser secretaria general del PSOE, sería muy preocupante, como socialistas. Y más tratándose de alguien que ha sido ministra de Defensa de España. Eso trasladaría el debate a un territorio que tiene más que ver con las pasiones, bajas, que con la inteligencia y la racionalidad. Estoy convencido de que eso no va a pesar en el ánimo a la hora de elegir cuál es la mejor opción para la Secretaría General del Partido Socialista.

¿Qué campaña ha aconsejado hacer a Chacón?

Una campaña muy abierta, explicativa, que lo está siendo ya; de difusión de documentos para fijar posiciones de autocrítica, de cómo está el partido. Y también de las propuestas que pueden esperar del PSOE en los próximos tiempos los militantes y los españoles. Tenemos que ser un partido abierto, en el que predomine y tenga más importancia la participación de los militantes, de los simpatizantes y de los ciudadanos.

NO TODO ESTÁ ATADO Y BIEN ATADO

¿Se va a especializar en congresos federales complicados? Ya fue portavoz de la Gestora que condujo al 35 Congreso Federal, el de Zapatero y Bono. ¿Es aplicable a éste alguna enseñanza de aquel proceso que vivió tan de cerca?

La experiencia siempre cuenta. Ese congreso demostró que los delegados, que es el cuerpo electoral, tienen la suficiente independencia para votar lo que ellos creen que es más conveniente. Todo está en sus manos y en el acto de meterse en una cabina, donde están aislados y tiene la posibilidad de coger una papeleta u otra.

O sea que los aparatos que piensen que todo esta atado y bien atado…

Yo creo que se equivocan. Lo que no quiere decir que los dirigentes no tengan capacidad de influencia en los militantes, que la tienen.

¿Cree que habrá una tercera vía?

No lo sé, no lo descarto; pero de momento no lo veo factible.

¿Prevé igualado el partido entre Chacón y Rubalcaba?

Yo creo que va a ser un congreso disputado, nadie puede darse por vencedor. Se trata de convencer con ideas y proyectos a los militantes.

¿Ha hablado con la candidata del día después al Congreso Federal?

Nada.

Me refiero a Castilla-La Mancha.

Nada.

PAGE, LA ÚNICA OPCIÓN EN CASTILLA-LA MANCHA

¿Sigue pensando, como dijo hace unas semanas, que Page es la única opción seria para el liderazgo del partido en la región, pase lo que pase en el Congreso Federal?

Yo creo que Emiliano lo tiene en su mano y tiene la capacidad suficiente para convertirse en el líder del Partido Socialista en Castilla-La Mancha. No me cabe ninguna duda, no tengo la menor duda sobre eso. Además, creo que tiene la capacidad de aglutinar, en torno a su liderazgo, a todo el partido en la región. Tiene la inteligencia suficiente para poder hacerlo. Si Emiliano quiere, nadie cuestionará esa opción.

¿Tampoco lo cuestiona Chacón, pese a que Page es conocido por su amistad con José Bono?

No he hablado con ella de este asunto, porque lo que nos ocupa en estos momentos es el Congreso Federal, que es una materia suficientemente amplia como para ver cuál es el dibujo que quedará después en las regiones. En cualquier caso, cualquier proyecto dentro del PSOE tiene que ser integrador y da igual la opción que cada uno elija que puede ser mejor para secretario general. Yo doy mi opinión con bastante libertad y claridad. A mí, en Castilla-La Mancha, en estos momentos, no se me ocurre una opción más firme y con más garantías que la que representa Emiliano García-Page.

Page siempre ha sido considerado «un hombre de Bono». Usted, no. ¿Cómo son sus relaciones en estos momentos?

A mí la preposición «de», ahí, no me gusta. En muchos momentos me han catalogado como un hombre de Bono, en otros de Barreda… Yo aspiro a ser un hombre libre, con autonomía e independencia y con el suficiente criterio propio para analizar la situación y tomar la posición que considere más conveniente para los intereses generales y donde yo me encuentro más cómodo. Eso de ser «hombres de» desapareció hace mucho tiempo.

BONO, BARREDA Y EL TIEMPO DE OTRAS OPCIONES

¿El futuro del PSOE pasa por Bono y Barreda o por dejar a ambos en el pasado?

Hay que tener en cuenta el trabajo que han hecho, la importancia que ha tenido su dedicación a la política, especialmente en Castilla-La Mancha, pero yo creo que es el tiempo de otras opciones, es tiempo de futuro.

En su opinión, ¿ocupan el mismo lugar en la historia del PSOE castellano-manchego Bono y Barreda?

No soy historiador, ni tampoco un tribunal para decirle a uno y a otro quién debe pasar a la historia como el personaje más importante. Cada uno ha desempeñado un papel importantísimo. A Bono le correspondió la etapa fundacional, la forja de esta región, que se debe en gran medida a su trabajo, su empeño y su inteligencia. Y José María tiene una parte importante de la forja y luego de su continuación. Son dos figuras muy importantes en la historia de Castilla-La Mancha y del PSOE.

¿Barreda ha dilapidado la herencia de Bono?

No. Ésto no es una cuestión de administrar herencias, es una cuestión de obtener la confianza de los ciudadanos y muchas veces las circunstancias son suficientemente adversas o difíciles como para que en un momento determinado los ciudadanos piensen que hay razones para entregar la confianza a otra opción política.

La ruptura entre Bono y Barreda, ¿puede acabar dañando al PSOE en Castilla-La Mancha?

Los posibles desencuentros que se hayan podido dar entre los dos yo creo que se han superado, porque en ambos predomina la inteligencia y el afecto hacia el proyecto político en el que militan. Hay que tener la cabeza lo suficientemente fría como para analizar las situaciones y saber que es más importante el acuerdo y un ambiente de unidad para superar los malos momentos que estamos atravesando en Castilla-La Mancha y poner remedio. Estoy convencido de que ellos están en esa labor.

Dice que hay que tener un proyecto regional, pero ¿cómo ve el futuro del partido en cada una de las cinco provincias?

No me atrevo a hacer un pronóstico. Soy un convencido de que para tener la confianza de los ciudadanos en Castilla-La Mancha hay que presentarse ante ellos con un proyecto regional, donde las diferencias provinciales queden difuminadas y sin perder, lógicamente, las señas de identidad que cada uno tiene.

Dicho de otra manera, ¿en qué provincias cree que tiene que haber renovación?

Donde digan los militantes. Las interferencias no son buenas. Estamos en el momento en el que hay que tomar decisiones sobre si conviene o no que se renueven los aparatos provinciales, pero eso son los militantes los que lo tienen que hacer. Y si vamos a defender un proyecto más abierto, lo que no tiene sentido es que tres dirigentes sentados en una mesa camilla determinen el destino del partido en cada una de las provincias. Vamos a escuchar a los militantes, a ver qué tienen que decir sobre cómo ha sido la gestión de sus dirigentes en sus provincias, qué errores se les atribuyen, qué aciertos les corresponden… Yo creo que las decisiones tienen que corresponder cada vez más a los militantes.

Como militante del PSOE en Ciudad Real que es, ¿qué tiene que decir a la posibilidad de que José Manuel Caballero, actual secretario regional de Organización, sea el secretario provincial del PSOE allí?

Que tiene todo el derecho del mundo a aspirar a la Secretaría General, como lo tendrán otras alternativas si surgen. La provincia de Ciudad Real aporta un caudal político importante al proyecto regional y en su momento se tendrá que valorar cuál es la opción que más interesa.

Al militante Máximo Díaz-Cano, ¿le gusta más la opción del alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, si finalmente llega a dar el paso?

Como vamos a un modelo en el que el voto es secreto, me voy a reservar la respuesta a esa pregunta.

LOS MOMENTOS DEL CODO A CODO CON RUBALCABA

En algunos momentos de su etapa como delegado del Gobierno ha trabajado codo con codo con Rubalcaba como ministro del Interior, especialmente con motivo de la cumbre Europea de ministros de Justicia e Interior que tuvo lugar en Toledo en enero de 2010. ¿Le ha sido difícil decidirse entre Chacón y Rubalcaba?

Lo que debe imperar es la sinceridad y la lealtad. Yo he trabajado con Rubalcaba, pero también con Chacón, que era ministra de Defensa. No me ha costado mucho trabajo y sigo manteniendo el respeto que hay que mantener a una persona como él, que representa lo que representa para el partido y para el país.

¿Queda algo por contar de esa cumbre?

Lamentablemente tengo un doble recuerdo. Uno es positivo, por el resultado del magnífico trabajo que se desarrolló. El otro es amargo, por la ausencia de Javier Redondo (era el jefe Superior de Policía de Castilla-La Mancha durante la cumbre y ha fallecido recientemente). Fue un trabajo impecable, gracias a la labor de profesionales como Javier Redondo, pero me queda en la memoria el dolor por su ausencia.

UN GOBIERNO QUE NO CONOCE CASTILLA-LA MANCHA Y NO SABE DE POLÍTICA

¿Cómo valora seis meses de cambio político en Castilla-La Mancha?

Difíciles. La situación es muy complicada; en ese sentido hay que ser objetivo, pero no solo en Castilla-La Mancha, también a nivel nacional e internacional. Lo que más me preocupa de estos seis meses es que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha está predominando el ajuste de cuentas con el pasado más que la solución de los problemas y la proyección hacia el futuro. Además, y lo digo como preocupación ciudadana, no como elemento de desgaste hacia el Gobierno regional, intuyo que Castilla-La Mancha está siendo la plataforma para una proyección política nacional por parte de la presidenta. Si en decisiones tan importantes como la ubicación del Almacén Temporal Centralizado en Villar de Cañas existe la duda de que pueda haber una serie de equilibrios nacionales desde el punto de vista interno del PP, eso me defrauda. No es un gobierno al que yo he votado, pero es mi gobierno y quiero que le vayan las cosas bien y que las haga bien. Ajuste permanente con el pasado y pensar más en política en términos de proyección personal nacional que de resolución de problemas regionales, son dos elementos que me preocupan.

¿Qué opina del primer Gobierno Cospedal?

Yo creo que es un Gobierno en el que una parte importante de sus miembros tienen un enorme desconocimiento de la región, que no han corregido en estos seis meses; y, lo que es más preocupante, desconocen la política, sus ritos y sus trámites. Veo aquí una parte del Gobierno que está paralizado, son autistas e incapaces de relacionarse con normalidad con los colectivos que tienen intereses en su departamento.

¿A usted le gusta más Rajoy que Cospedal, como dice la izquierda en Castilla-La Mancha?

Si solamente observamos cómo se ha producido el traspaso de poderes, yo prefiero el modelo Rajoy que el modelo Cospedal.

¿El PSOE tiene que hacer oposición con pancartas y en manifestaciones o negociando con el Gobierno y manteniendo una interlocución que ahora no existe entre los dos grandes partidos?

Soy partidario de hacer una oposición política, en las instituciones, que es donde te han elegido los ciudadanos. Eso no significa que en momentos muy especiales y con las ideas muy claras se pueda participar o avalar determinadas movilizaciones. Pero la política de un partido en la oposición se hace en las instituciones.

¿Era consciente de que el Gobierno Barreda había dejado el déficit público por encima del 4 por 100 en solo seis meses?

No conocía los detalles.

¿Y que había casi 168.000 facturas sin pagar? Y, ahora que los conoce, ¿qué piensa?

Me gustaría que eso estuviese fuera del pim, pam, pum, político y de ese frentismo. Yo no conocía los detalles. Pero, en cualquier caso, la obligación del Gobierno es resolver los problemas.

Dice Vicente Tirado en una entrevista con encastillalamancha.es que en el PSOE faltó autocrítica interna para corregir a Barreda y su equipo, frívolo y desnortado.

Eso es una valoración muy interesada. Él no sabe si había autocrítica interna o no. Lo que intenta es hacer oposición al PSOE. En cualquier caso, no comparto esos calificativos sobre el anterior Gobierno.

PATRULLANDO LA CIUDAD

En estos días que está recogiendo en este despacho, ¿qué se lleva, metafóricamente hablando, de la Delegación del Gobierno?

En algunos momentos me cuesta hasta contener la emoción, porque estoy recogiendo sobre todo el afecto de los policías y los guardias civiles. Y me quedo con eso, con el afecto. Y con lo que he aprendido, eso es impagable. Y, sobre todo, con esas noches en las que me he subido al coche de una patrulla de la Guardia Civil y me he ido a las seis de la mañana, haciendo con ellos el turno, lo que he visto…

¿Qué ha visto «patrullando»?

La gran dedicación y la profesionalidad, lo difícil y lo importante que es el trabajo que realizan. He visto cosas preocupantes desde el punto de vista de cómo algunos utilizan el ocio para hacer negocio.

¿La droga?

La droga, el abuso en el consumo de alcohol, ciertas actitudes incívicas… Frente a eso, la respuesta de la Guardia Civil o la Policía Nacional.

En esas noches de patrulla… ¿Participó directamente en alguna intervención?

No, pero… Ganas se me pasaron. No, lo resolvieron con mucha solvencia.

¿Qué vivencias guarda en su memoria de estos años?

Por ejemplo, las inundaciones de Alcázar fueron un momento especialmente complicado, por el riesgo que hubo real de una inundación mayor y que gracias al dique de contención que significó la vía del tren aquello no fue mayor. Cómo trabajó mucha gente para paliar la situación. También los momentos importantes de poner en valor el trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad que significa la detención o cómo desde Castilla-La Mancha hemos influido en cierta medida en la orientación para hacer frente a los robos en el campo. El hecho de que el Ministerio del Interior sacase una norma de control de la chatarrería y de los desguaces fue inspirado por esta Delegación.

También sobre la regulación de la contratación de temporeros en el campo.

En ese sentido el avance ha sido increíble. Valoro muchísimo la colaboración de las organizaciones agrarias, sin ellas hubiese sido imposible el enorme trabajo que ha supuesto poner orden en la regularización del trabajo en las campañas agrícolas en Castilla-La Mancha, especialmente la vendimia. De eso me voy especialmente orgulloso.

¿Se queda con algún personaje de los que ha tratado?

Para mí fue de una satisfacción enorme el expresidente Lula. Es un personaje tan entrañable como parece, cuando le das la mano, te abraza y es como un amigo de toda la vida. Tuve la oportunidad impagable de tomarme un café los dos solos en el parador de Toledo y fue un rato muy agradable. También todas las visitas a la región de los miembros de la Familia Real. Llevan un operativo importante de seguridad, que se resuelve en una Junta de Seguridad, que siempre he presidido yo, en la provincia que fuera. Siempre he tenido claro que la última palabra y la responsabilidad la tengo yo y la he asumido siempre directamente. Para eso me pagan.

¿Le han pedido alguna vez que quite multas?

Sí, sí.

¿Y?

Pues no se quitan multas. Además, el procedimiento está ya tan mecanizado que la mano humana ya no interviene. Y también por una cuestión de cultura.

¿Diría que los ciudadanos estamos seguros?

Sí.

¿O nos protege la ignorancia de no saber qué peligros nos acechan?

Estamos razonablemente seguros, aunque riesgos siempre existen, porque el factor humano es imprevisible. Vivimos en una sociedad que tiene como uno de sus principales valores la seguridad, la gente va donde se siente segura. Y nos hemos dotado de los recursos necesarios para tener acotados los riesgos.

EL INCENDIO DE GUADALAJARA, EL PEOR MOMENTO EN EL GOBIERNO

De su paso por el Gobierno regional, en distintas etapas, ¿con qué se queda y qué borra?

Todos han sido momentos agradables desde el punto de vista de la experiencia vivida. Tal vez el momento más duro, sin duda, fue el del incendio de Guadalajara, cuando era consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, por las consecuencias que tuvo de los 11 trabajadores que fallecieron. El resto de experiencias…

¿Se siente una cabeza de turco de aquel cambio de Gobierno que provocó el incendio?

No, yo creo que no fui una cabeza de turco.

¿No tiene ninguna espina clavada de aquéllo?

No, no tengo una libreta donde voy apuntando los supuestos agravios. En ese sentido tengo una memoria muy corta.

EL LIBRO QUE HA REGALADO A CHACÓN

Usted que tanto lee, ¿hay un libro que represente lo vivido hasta ahora en política?

Ese libro está por escribir todavía.

¿Escribirá sus memorias?

No, para eso soy demasiado inconstante. Escribo algunas cosas… Y últimamente me está entrando el gusanillo por el género periodístico del artículo de opinión y, lamentablemente, por las necrológicas. Me gusta mucho el género de la autobiografía buena y para mí el mejor ejemplo son los dos libros de memorias de Carlos Castilla del Pino: «Pretérito imperfecto» y «La casa del olivo». Pero para poder hacerlo hay que tener una enorme cultura, que yo no tengo; y una enorme capacidad de análisis y autocrítica para que eso tenga credibilidad.

¿Se queda con algún libro, uno solo?

No, eso es imposible. Alguien que se considere lector no puede quedarse con un solo libro.

¿Le ha recomendado algún libro a Chacón?

Le regalé uno.

¿Cuál?

«El olvido que seremos», de Héctor Abad Faciolince.

CHACÓN Y LA TRANSFORMACIÓN DEL PSOE EN SUS MANOS

¿Qué se le ocurre si le pregunto por…?

María Dolores de Cospedal. Es la presidenta que han elegido los ciudadanos de Castilla-La Mancha y espero que se dedique en cuerpo y alma a esa misión.

José María Barreda. Le tengo un gran cariño, ha trabajado mucho por esta región y es una persona muy importante para mí.

Carmen Chacón. Tiene una gran capacidad. En sus manos está poder transformar el Partido Socialista.

Alfredo Pérez Rubalcaba. Ha hecho un gran trabajo por el país desde las responsabilidades que ha tenido que asumir y tiene una gran valía.

José Bono. El que ha forjado Castilla-La Mancha.

«QUE CAMBIE SU MANERA DE ACTUAR»

Vicente Tirado. Es un hombre que ha adquirido un gran protagonismo político y confío en que cambie su manera de actuar. Creo que lo puede hacer y que el cargo que ostenta invita a ello.

Emiliano García-Page. El presente y el futuro del partido en Castilla-La Mancha.

Jesús Labrador. Muy trabajador, mantengo una buena relación con él.

Leandro Esteban. Es una persona inteligente, con una gran capacidad política, que está en un lugar abrasivo.

¿Como portavoz o como consejero de Empleo?

Las dos cosas.

¿Algún consejo de exportavoz a portavoz?

El único consejo es la honestidad.

Marta García de la Calzada. Sé que es la consejera de Fomento, pero no la conozco.

Marcial Marín. Una persona que está en un lugar equivocado, digo desde el punto de vista de la responsabilidad que ostenta.

Ignacio Echániz. Ocupa una cartera que conoce, gestiona un área muy importante y le deseo suerte.

Marisa Soriano. Creo que conoce lo que tiene entre manos, pero tiene demasiados prejuicios. Tiene que estar abierta a escuchar más voces de las que escucha.

Diego Valle. Sé que es el consejero de Economía, pero no lo conozco.

Jesús Fernández Vaquero. Es un buen amigo y una persona que tiene un gran conocimiento del partido.

Francisco Pardo. Ha trabajado mucho por esta región, es una persona muy trabajadora.

Francisco Cañizares. Sé quién es, pero la verdad es que no lo conozco.

José Luis Martínez Guijarro. Es la persona en la que pensé para sustituirme como secretario general del PSOE en Cuenca, es inteligente.

Arturo García-Tizón. No lo conozco mucho, pero creo que es un hombre con una gran experiencia.

Emilio Bravo. No lo conozco apenas.

Álvaro Gutiérrez. Una persona muy válida que puede tener un gran futuro político.

Fernando Muñoz. No he tenido relación con él.

Juan Ávila. Es una persona a la que tengo mucho cariño y afecto.

¿Le ve cara de secretario general del PSOE en Cuenca?

La cara de secretario general la ponen los militantes.

Benjamín Prieto. Creo que es una persona trabajadora que probablemente tenga como gran virtud que puede concitar acuerdos.

ROMERO Y ROMÁN, DEMASIADOS CARTELES

Rosa Romero. Tiene muchos cargos, se presenta a muchas elecciones, es muy utilizada como cartel electoral.

Nemesio de Lara. Es paisano y una persona con una enorme capacidad política.

Antonio Román. Le pasa como a Rosa Romero. Creo que ocupa demasiados carteles electorales. No significa que tenga una mala opinión de él, pero creo que de cara a los ciudadanos no es bueno que alguien encabece tantas listas. Eso significará que en el caso de Rosa Romero y en el suyo están bien valorados en las encuestas que tiene su partido, pero de una u otra manera eso se convierte en una especie de fraude.

Ana Guarinos. No tuve mala relación con ella cuando era portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha.

Carmen Bayod. La conozco poco.

Francisco Núñez. No lo conozco.

Milagros Tolón. Una mujer trabajadora, con una buena experiencia política.

Fernando Mora. Todo el mundo lo considera el politólogo de referencia, ¿no?. Es una persona que conoce bastante bien la provincia de Toledo.

Agustín Conde. Compartimos libros y fundamentalmente hablamos de libros.

Carmen Riolobos. Cuando yo era portavoz del Gobierno y me preguntaban por sus declaraciones me salía del alma contestar: «Muy bien la señora Riolobos». Yo creo que se puede hacer política sin estar todo el día en la consigna.

Alejandro Alonso. Un hombre con una gran trayectoria política y un gran conocimiento en algunas materias.

Guadalupe Martín. Podría decir lo mismo.

Gonzalo Lago. Lo conozco muy poco.

José Gutiérrez. También lo conozco muy poco.

María Antonia Pérez León. La ha tocado vivir una situación muy difícil en Guadalajara, pero creo que va a saber gestionarla de alguna forma.

«HERMOSO, UN OPCIÓN QUE NUNCA HA ESADO SOBRE LA MESA SERIAMENTE»

Joaquín Hermoso. Un alcalde con una gran labor en Puertollano y una persona muy válida.

Se ha especulado con la posibilidad de que optase a la Secretaría General del PSOE en Castilla-La Mancha.

Yo creo que eso no ha estado nunca encima de la mesa seriamente.

Jesús Martín. Una persona a la que tengo mucho cariño y aprecio. Le conozco bien por vecindad, porque Valdepeñas y La Solana están muy cerca. Me parece una persona muy inteligente y con una gran capacidad de comunicación.

UN POLICÍA PARA LA HISTORIA

Vamos con su equipo de estos años. Javier Corrochano. Es una gran persona, que sabe concitar grandes acuerdos. Sabe hacer momentos incluso agradables de los momentos difíciles.

Javier Redondo. Lo dejé dicho por escrito. Si existiese un molde para cada una de las profesiones, él era el policía perfecto. Además, era una persona entrañable. El recuerdo que ha dejado entre los policías es de uno de los jefes superiores de Policía que más impacto ha causado y, seguramente, quedará en la historia de la Policía en Castilla-La Mancha.

Joaquín Ruiz Seco. Un guardia civil de los pies a la cabeza, que quiere muchísimo a su institución, ha prestado grandes servicios y le espera un gran futuro en la Guardia Civil.

Juan Carlos Ortiz. Tiene una gran experiencia, sobre todo en Madrid; primero en la Brigada de Estupefacientes y luego siempre de la mano de Javier Redondo. Se ha adaptado bien a Castilla-La Mancha.

Francisco Masa. Me ha acompañado siempre allá donde he estado. Es la persona que más me regaña.

¿Con razón?

Siempre.

VILLARACO Y SU EDUCACIÓN SENTIMENTAL Y POLÍTICA

José Luis Gil. Le conozco desde hace un montón de año en el sindicato, en Comisiones Obreras. Es una persona muy inteligente.

¿Sigue siendo afiliado a CC.OO.?

Sí.

Carlos Pedrosa. Me cae muy bien y creo que hace un buen trabajo. Es un gran dirigente sindical.

Jesús García Villaraco. Forma parte de mi educación sentimental y política, le tengo un gran cariño. Estaba en el grupo de gente con el que yo di los primeros pasos en el sindicalismo y la política. Cuando me llamaba Villaraco para temas de movilizaciones pensaba: ¡cómo no voy a ser capaz de entenderme en un conflicto con Villaraco! Si tú llevas incorporado en tu bagage esa experiencia…

Con ese bagage que dice, el día de la huelga general al Gobierno Zapatero, ¿fue especialmente fácil o difícil?

Fue un día complicado, que resultó más sencillo porque los pocos conflictos que hubo se resolvieron hablando. En estos años yo tenía una cosa clara, y lo sabían tanto el jefe Superior de Policía como el general de la Guardia Civil, que en casos de orden público la última palabra si había que tomar alguna medida de fuerza la daba el delegado del Gobierno, siendo consciente de que si había algún problema el responsable era yo, no el policía o el guardia civil que interviniese. Yo soy de esa escuela y en este tiempo, donde ha habido huelgas duras, en las que más que utilizar la fuerza ha habido que enseñarla, me ha resultado sencillo. Como anécdota diré que algún dirigente de organización agraria me llamó para decirme: «Por favor disuélvenos, que ya no aguanto más».

Rubén Martín. Es una persona muy válida, que hace un buen trabajo sindical.

Ángel Nicolás. Anoche estuve tuiteando con él, precisamente. Es una persona de trato fácil, creo que es muy fácil llevarse bien con él, aunque hay ocasiones en las que le leo declaraciones intempestivas.

Fernando Jerez. Una persona con la que me he entendido muy bien a lo largo de estos años, porque creo que también es de trato fácil.

Blanca Corroto. Siempre es la gota malaya para resolver problemas de sus afiliados. Es una persona muy volcada con el trabajo de su organización y, sobre todo con Corrochano, ha sabido tener una relación fluida que ha servido para resolver problemas.

Andrés Gómez Mora. Nos hemos llevado bien durante estos años y hemos tenido una buena relación.

Luis Díaz Zarco. Con menos relación que con Andrés, pero básicamente lo mismo.

Víctor Manuel Martín. Lo conozco poco.

Pedro Palacios. Lo conozco muy poco.

(Visited 14 times, 1 visits today)