viernes, 1 de marzo de 2024
Adelanto de la Entrevista Irreverente a Eva Jiménez (Ganemos), concejala de Servicios Públicos y Sostenibilidad en Toledo 27/11/2015junio 7th, 2017

Ella es muy poligonera, «sí, sí… La gente que somos del Polígono y que nos hemos criado allí tenemos una concepción de poligoneros, de habernos criado en el barrio…». Ella es Eva Jiménez, tiene 38 años, es concejala de Servicios Públicos y Sostenibilidad en el Ayuntamiento de Toledo, fue en la candidatura de Ganemos y lo que leen es la Entrevista Irreverente de encastillalamancha.es.
Entre sus aficiones, «tengo un huerto con acelgas, repollos, coliflores, lombardas, brócolis… Ahora tenemos que plantar ajos, cebollas… Además, voy a nadar todos los días, paseo, charlo con los amigos…».
Ingeniera química, la especialidad que cogió fue la parte medioambiental y entró en política… «Yo he ido a manifestaciones desde pequeñita, desde los 5 o los 6 años que me llevaban mis padres, o quizás antes, siempre he entendido que la política es una parte normal de nuestras vidas».
Entró en IU en 2004, en 2005 se afilió, «y sigo afiliada a IU y a CC.OO., a Izquierda Abierta, a Greenpeace…».

SI NO PUEDE VER LAS FOTOGRAFÍAS, PINCHE AQUÍ


 

¿Usted hubiera atacado Siria, tal y como hizo Francia después de los atentados de París?

No. Creo que la solución a una guerra no puede ser otra guerra. La solución a un ataque no puede ser un ataque. La violencia no lo soluciona.

Hay una parte de españoles que sí piensan que había que atacar…

Sí, todavía estamos en esa… Pero ahí no estoy yo, están otros.

¿Acogería en su casa a refugiados?

Sí, sin problema.

El hecho de ser concejala, ¿le hace formar parte ya de la casta? O no…

Nunca he considerado casta a personas por tener un cargo público o por participar en política. Nos engañan si nos dicen que estar en política es malo y es ser casta, porque entonces es la mejor manera para dejarte fuera. No soy casta por ser una concejala, participo de la vida de las personas y de las soluciones a las personas.

Algún día de estos últimos cinco meses se ha levantando pensando… ¡Madre mía, en qué lío me metí!

Sí, sí, sí, sí, sí… ¡Muchas veces! Claro, esto es un reto diario. Para mí todo es un reto diario y cuando me presenté, ya lo dije en su momento, era un salto al vacío o una huida hacia adelante. Una cosa que te da miedo pero que entiendes que es responsabilidad de las personas y que hay que hacerlas.

¿Fue fácil o difícil convencerla para que fuera en la candidatura de Ganemos?

Javi Mateo me dijo en su momento que quería contar conmigo para seguir trabajando, porque yo ya venía trabajando con Aurelio San Emeterio y con Carmela en IU, pues para seguir, pero no especificamos condiciones, ni situaciones ni momentos.

¿Se esperaba ser elegida concejala?

Cuando yo me presenté a las Primarias de Ganemos Toledo, no.

¿Y cuando entró en la candidatura?

Sí, nosotros sí teníamos claro que íbamos a sacar un número serio de concejales.

¿Le gustaría ser, algún día, alcaldesa de Toledo?

Uffffff… ¡Otra pregunta de éstas que hay que meditar!

«Uffffff…», ¿significa que sí o que no?

No me lo he planteado y creo que de momento tampoco me lo quiero plantear.

No es un sí, pero tampoco es un no…

No, porque la vida pasa. También si me hubieras preguntado hace un año si quería ser concejala del Ayuntamiento de Toledo, que es un paso más liviano, también te hubiera dicho que tampoco me lo había pensado ni me lo quería pensar.

Entonces, no descarta que le gustara…

Es un papel de mucha responsabilidad y no sé yo si decir me gusta… ¿Que si lo descarto? No se puede descartar nada porque la vida es larga, pero no me veo tampoco haciendo política tan a largo plazo como para pensar en una cosa y en la contraria.

¿Por qué no se hizo del PP?

Creo que no me va en el carácter, en la genética, en cómo veo la vida, en la filosofía de la vida… No me va, creo que para ser del PP o de derechas tienes que tener una idea de la vida que yo no comparto en absoluto. O sea, tienes que partir del hecho de que las personas tienen que ser diferentes, que es la base del capitalismo. Y yo parto del hecho de que todas las personas tienen que ser iguales. El hecho de haber nacido en lugares diferentes no debería condicionar eso. Con lo cual tengo que ser, por posición lógica, de izquierdas.

¿Quién cree que va a ser el presidente de España a partir del 20 de diciembre?

¡Ahhhh…! Mira, estamos en un panorama político que… ¡Bufffff…! ¿Puedes poner (como respuesta) un soplido, soplido, soplido, soplido…? Ja, ja, ja… Es que no… El panorama está muy abierto y hay posibilidades de todo tipo, no hay que fiarse mucho de las encuestas… No, no… ¡No me lanzo!

¿Se puede saber a quién votó en las últimas elecciones autonómicas?

A Alejandro Ávila, de IU.

¿A quién va a votar el 20 de diciembre?

A Olva Ávalos Rebollo, ahora mismo de Unidad Popular. Conocer a alguien te da la seguridad pasmosa de que lo va a hacer bien.

¿Qué ha hecho durante este tiempo la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón?

Que ha formado equipo de Gobierno con nosotros (con Ganemos Toledo).

¿Y mal?

Pues una que le tengo yo ahí guardaílla… Por el principio de la legislatura recuerdo que decidió que se iban a iluminar los monumentos de jueves a domingo y no me lo dijo. Yo me lo encontré. Me pareció buena idea y no tengo mayor problema con eso, pero me habría gustado que me lo hubiera dicho. Y se lo dije. Me enfadé un poco con ella. Ja, ja, ja… Tuvimos unas palabras ahí como de desencuentro muy escenificado, pero ya está.

¿Cuál es el mayor problema que se ha encontrado en su Concejalía, la de Servicios Públicos y Sostenibilidad?

Tener una concesionaria a 25 años que es remolona y con la que hay que trabajar a diario e intentar llevarse bien…

¿Y que se llama?

Que se llama Tagus. Es complicado porque la gestión del servicio, no ya la concesionaria en sí, es complicada. Entonces, llegar y que lo primero que te pongan sean peros en general… Los servicios públicos privatizados, los problemas que yo veo, son esos, que cuando tú dices que queremos hacer esto, en lugar de encontrarte que se puede hacer así o asá, lo primero es un pero o un reacio, un es que…

¿Cómo reaccionó usted entonces?

Afortunadamente, en las primeras reuniones me rodeé de los técnicos y el jefe de servicio, que tiene la ventaja de que técnicamente controla lo que se puede hacer y lo que no, es más difícil decirle: es que… Y yo tengo que seguir preguntando y luego volver a la información.

¿Es muy mandona?

No, soy muy colaborativa en general, me gusta colaborar con la gente.

¿Alguna sorpresa en el Ayuntamiento de Toledo que se ha encontrado, buena o mala?

Me he encontrado siempre a gusto con la gente… Con todos los técnicos y la gente con la que he trabajado han sido muy amables y me han ayudado e informado.

¿Y con la oposición?

Como los trato en comisiones y… Tengo menos trato con ellos que con los trabajadores del día a día.

Si tuviera que tomarse una caña con un concejal del PP, ¿con quién lo haría?

Aquí es la parte en la que yo digo: ¡es que no bebo! No me tomaría una caña, sino un vaso de agua, que es lo que me suelo tomar siempre. Y con cualquiera, no tengo ningún problema.

¿Quién fue su primer amor y a qué edad?

Es que yo creo que todos mis amores han sido los primeros…

¿Le han dado calabazas amorosas?

Buffffff… Sí. Ja, ja, ja…

¿Entiendo que son muchas calabazas?

Sí, sí, sí, sí, sí…

¿Usted hubiera dado la orden de matar a Bin Laden?

No me veo yo dando órdenes de matar a nadie.

¿Alguna fobia confesable?

Hablar en público, ¡a esta entrevista! A que indaguen en mis intimidades, me cuesta… Soy tímida. Desde que era pequeña siempre me he puesto nerviosa cuando tenía que hablar en público y eso no lo he superado nunca. Siempre me he puesto roja y… La timidez no la supero, pero trabajo con ella. Sigo adelante.

¿Es partidaria de que las parejas de homosexuales adopten niños?

Si dejo que parejas de heterosexuales que quizás no deberían tenerlos, los tengan, pues lo que hay que valorar es el amor de las personas hacia sus hijos y que quieren tener hijos… Son personas, ¡todas! da igual.

¿Alguna anécdota en un viaje?

Ufffff… Cuando nos fuimos de interraíl cuatro amigos, tres chicas y un chico, a la aventura. Dormíamos en los andenes, en las estaciones, en los propios trenes, era un viaje hiperbarato, recuerdo que estuvimos en Berlín y cogíamos el Metro para ir a cualquier sitio y siempre, siempre, siempre acabábamos en Alexanderplatz (gran plaza situada en el centro de Berlín). Y allí un día decidimos sentarnos y comernos un bocadillo de Nocilla mientras pensábamos qué hacíamos, porque siempre acabábamos en Alexanderplatz, y llegó un policía y dijimos… ¡Bueno, la que nos espera! Se acercó a nosotros mientras untábamos la Nocilla en el Pan Bimbo y nos dijo: ¿Sóis españoles? (Eva pone acento alemán…) Mi hija está en España y le gusta el español. Intentó chapurrear con nosotros y nos dijo que lo pasáramos bien. Otra anécdota, en el mismo viaje, pero en Dinamarca, recuerdo estar durmiendo en un andén y de pronto ver a un policía encima de mi cabeza que me dijo… ¡No se puede dormir aquí! (vuelve a poner acento nórdico). Bueno, la verdad es que decía cosas que no entendíamos y la que sabía inglés nos dijo que era eso lo que nos decía. Y nos fuimos, claro.

¿Ha vuelto a montar en tren?

Muchas veces. Me gusta mucho el tren. Dejé de montar en tren, en realidad, cuando pusieron AVE. Me gusta el tren porque es más ecológico, pero con el AVE ya tengo yo mis discusiones, porque implica impactos ambientales, no permite la permeabilidad en el terreno, a los animales les condiciona, es una barrera física muy importante, luego además con la alta velocidad, que no sabemos si es tan necesaria, hay un consumo energético mucho más elevado… Y no hace cohesión social, porque no permite paradas en pequeñas poblaciones. Tengo ahí mi dicotomía con el AVE.

¿Algo desconocido de Eva Jiménez que nos sorprendería?

No sé… Yo he hecho puenting (tirarse al vacío desde un puente u otro lugar elevado y sujetándose con una cuerda elástica). Me gustaba el rápel cuando iba de campamento. Como mi padre era el monitor pues me hacía tirarme la primera porque pensaba que si su hija se tiraba seguro que todos los chicos del grupo iban a vencer sus miedos.

¿Pasó miedo cuando hizo puenting por primera vez?

Cuando te tiras, bien. Es la impresión que tienes cuando estás cayendo y dices esto no se frena, esto no se frena, esto no se frena… Y ya notas el tirón y dices, sí, la cuerda responde. Ja, ja, ja…

Sea sincera, ¿qué piensa de los periodistas?

No sé… A mí hasta ahora me han tratado muy bien y son muy buena gente. Creo que es una profesión muy necesaria si queremos tener información, transparencia… Creo que también han sido muy machacados y muy maltratados.

¿Cuál fue su primer sueldo?

Creo que fue en el Forem de CC.OO., que hice un curso de técnico de medio ambiente. Y me pagaron… Eran dos meses y toda la preparación del curso. Y eso fueron 200.000 pesetas. En 2003.

¿Alguna vez ha cobrado en B?

No.

¿Tiene algún tatuaje o piercing?

No. Nunca me han llamado la atención los tatuajes, me parece que es marcarse, como el ganado.

En caso de necesidad, ¿qué estaría dispuesta a hacer? Uno, robar para comer; dos, prostituirse para comer; o tres, engañar a Hacienda.

¿No puedo elegir quedarme con mi huerto? Es que me da de comer. Hasta que no estás en la situación es muy difícil decidir… Cuando no estás en la tesitura, lo más fácil, entre comillas, es defraudar a Hacienda, pero te tienes que ver en la situación.

¿Con quién le gustaría echarse un bailecito?

¡Es que yo bailo con cualquiera! El baile es una cosa muy sana que se puede hacer con todo el mundo que se arrima a bailar contigo.

¿Pena de muerte sí o no?

No.

¿Ha robado alguna vez?

No. Ni de chiquitita. Recuerdo que mis amigos iban a las tiendas de chucherías y robaban… Yo no, porque tengo mucho miedo escénico y mucha timidez. En ese momento yo no tenía la conciencia de bien y mal, no era una cuestión ética.

Y a usted, ¿le han robado?

No, pero contando anécdotas de ésas que preguntabas antes… Tuve una. Yendo por San Juan de la Penitencia íbamos a las cinco de la madrugada dos amigas y yo, que veníamos de un sábado por la noche de marcha, llegamos a esa altura y nos paró un tipo con un pasamontañas y una pistola. Nos apuntó y nos dijo que dejáramos todo lo que tuviéramos encima del coche.

¡Hostias!

Nos quedamos así un poco flipás, esto es Toledo, ¡qué está pasando aquí! ¡Con incredulidad absoluta! Entonces, una de mis amigas dijo: ¡pues yo no tengo ná! La otra dijo que ella tampoco y yo también, lo mismo. La primera que había hablado, que la había dado tiempo a reposarse, se puso a razonar. Y dijo: vamos a ver, hombre de Dios, ¿tú crees que si tuviéramos algo de dinero estaríamos aquí? Seguiríamos de fiesta. Y nos dejó ir. Se da la circunstancia, además, de que yo había sacado el dinero para pagar la luz y no se lo había dado a mi compañera porque si no se lo gastaba… Y mi amiga llevaba las llaves del coche y el móvil en el bolso. Tendría yo 18 o 19 años… ¡Claro que impresiona! De hecho, cuando después se lo contábamos a los amigos nos decían: ¿Y no le habéis dado todo? ¡Yo le hubiera dado hasta los calzones! Ja, ja, ja… Pero vamos, cuando nos dejó marchar, salimos corriendo y mi amiga, que me llevaba en su coche al Polígono, tardó en llegar 10 minutos por los nervios… Cogió el coche y salió zumbando. No dábamos crédito, ¿cómo nos podía haber ocurrido eso en Toledo?

¿El famoso que más le atrae físicamente?

Es que esto de famosos que me atraigan físicamente… No soy yo de que me atraigan atractivos físicos, me atraen las personas y los caracteres, entonces las tengo que conocer, por lo que normalmente los famosos…

¿Qué nos puede contar de la primera vez que hizo el amor?

No sé… ¡Que me gustó! Sí.

(Visited 23 times, 1 visits today)