fbpx
viernes, 17 de septiembre de 2021
Nuestros sanitarios, plantando cara al maldito coronavirus. Como en el video que les mostramos y que seguro que le emocionará.
La lucha contra el coronavirus, una constante pesadilla durante los últimos 15 meses aunque, por fortuna, la situación a día de hoy ha cambiado. Imagen de una sanitaria del Hospital Provincial de Toledo. Foto - Ana María Cirstocea
Anuario ENCLM 2020 / Covid-19 - 31 diciembre 2020 - Toledo

El jueves 12 de marzo el mundo se nos vino, literalmente, abajo debido a la pandemia de coronavirus y comenzó el rosario de cierres, aplazamientos, suspensiones… Y de declaraciones de los políticos de uno y otro bando. Ni siquiera una circunstancia tan brutal como la que vivíamos los puso de acuerdo. No, cada uno decía una cosa diferente al otro… Sí, fueron días en los que los ciudadanos hubieran querido unidad al margen de colores. Pero nada. Hasta hoy, que continúan igual…

El viernes 13 de marzo CLM sumaba 194 casos de coronavirus

La Iglesia suspendía las catequesis y recomendaba a los grupos de riesgo, en clara referencia a las personas mayores, que no acudieran a misa; muchos hosteleros decidían cerrar sus establecimientos… Y la Junta de Comunidades apelaba a la responsabilidad individual, a extremar las precauciones a quien llegara desde Madrid y a evitar las concentraciones.


Era solo el principio, porque lo peor estaba todavía por llegar… Ese viernes 13 (quizás sería un aviso para los supersticiosos) conocíamos que la comunidad autónoma sumaba 194 casos de coronavirus… Hoy, 10 meses después, hemos superado los 100.000.

El sábado 14 de marzo España entraba en estado de alarma, por lo que los ciudadanos debíamos quedarnos en nuestras casas.

CLM anunció la contratación de 1.200 sanitarios… que luego fueron muchos más

Fue cuando el Gobierno de Emiliano García-Page anunciaba que procedería a la contratación de 1.200 sanitarios de forma escalonada para atender la gran demanda que ya se nos había echado encima. Con el paso de los meses, las contrataciones superaron los 4.000 sanitarios.

El domingo 15 de marzo CLM garantizaba la atención sanitaria urgente, pero suspendía los ingresos programados.

El lunes 16 de marzo conocimos que había 21 positivos entre los sanitarios. Y los que quedaban…

En los centros sanitarios, de todo el mundo, faltaron durante las primeras semanas los elementos más básicos que pudieran proteger a médicos, enfermeros, celadores… Los famosos EPI (Equipo de Protección Individual), se echaban en falta mascarillas, trajes adecuados…

Ciudadanos pedía medidas contundentes para frenar los contagios

El 17 de marzo Ciudadanos, a través de su coordinadora regional, Carmen Picazo, pedía a la Junta “medidas contundentes” para frenar los contagios. Dos días después, el 19, el PP solicitaba “mayor protección para los farmacéuticos que trabajan en primera línea”.

El 21 de marzo conocimos que el primer veterinario que había fallecido en España por coronavirus era un toledano.

Y el 22 ya se habilitaban espacios para los sanitarios que no volvían a casa para evitar posibles contagios familiares.

Y llegó la bronca con el PP por la apertura, o no, en marzo, del nuevo hospital de Toledo

Justo el mismo día en el que el presidente del PP en CLM, Paco Núñez, solicitaba al Gobierno regional (se lo llegó incluso a rogar e implorar tres días después) que abriera las instalaciones del nuevo hospital de Toledo (que estaba cerrado y pendiente de una larga mudanza), porque, recalcó, “no sabemos realmente si el nuevo hospital de Toledo está preparado y equipado porque la Junta no ha dado detalles sobre él, pero a priori debería tener capacidad para albergar pacientes de una u otra forma ya que fue el propio Gobierno regional el que anunció su inauguración para el mes de abril”.

La respuesta del PSOE fue rápida y calificó la propuesta del líder del PP de “desleal”, además de “demagoga y populista, él mismo sabe que la mudanza a este centro sanitario está prevista en torno al mes de julio y, por tanto, no está preparado ahora mismo para ejercer como hospital ordinario. Es cínico que el señor Núñez pida abrir ya el nuevo centro hospitalario de la capital cuando podría llevar cinco años abierto si no lo hubieran paralizado durante su Gobierno y el de Cospedal”.

Un día después, el 23, Ciudadanos se sumaba a la petición de la apertura del hospital.

Y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, intentó cerrar el debate, pero no lo consiguió, al señalar que desde el minuto uno habían puesto las instalaciones del nuevo centro a disposición del Gobierno central para que lo utilizara, si hacía falta, como espacio diáfano para llevar a enfermos de Covid, como había ocurrido con Ifema en Madrid. Pero dejando muy claro que, aunque quisieran, no podía funcionar aún como un hospital al uso porque las condiciones técnicas no lo permitían…

Pedían a Núñez que, sabiendo que no se podía abrir, “no jugara con los sentimientos de la gente”.

A fecha de diciembre, con el hospital inaugurado (visita incluida de los reyes Felipe VI y Letizia) pero en plena mudanza, esta “guerra” continúa abierta…

Se necesitan, de forma urgente, enfermeros…

Mientras, el 23 de marzo Toledo, Ciudad Real y Puertollano hacían una llamada urgente porque necesitaban enfermeros.

El 24 de marzo CLM entregaba 480.000 artículos de protección a los sanitarios, aunque aún faltaban muchos más.

Incluso se abrió la posibilidad de contratar médicos jubilados, graduados sin especialidad y estudiantes de último curso de Medicina.

Los primeros pacientes a los que extubaron de las UCI, ¡qué alegría!

Era cuando el virus azotaba de forma bestial y dentistas, enfermeros, farmacéuticos, médicos y veterinarios alertaban de una situación “de total inseguridad y desamparo”.

El 26 de marzo Page anunció que llegarían 100 respiradores más de inmediato y ofreció la capacidad hospitalaria de la región a Madrid, azotada todavía más por la pandemia. Cinco días después, el 31, el propio presidente explicó que la Sanidad castellano-manchega atendía ya a 2.500 personas de Madrid.

El 27 de marzo llegaron las primeras de las escasas alegrías que nos ha dejado esta historia, que fueron la primera paciente a la que lograron extubar en el hospital de Ciudad Real; y el primero también de la UCI de Guadalajara.

Muere una médica, una farmacéutica…

El mismo día que los Juzgados requirieron la entrega urgente de material a los sanitarios de Toledo y de Ciudad Real.

El 28 de marzo, Ciudadanos pedía a la Junta un portal de transparencia con todos los datos del coronavirus y el PP planteaba crear una red de empresas en la comunidad autónoma que fabricaran equipos de protección…

El 29 de marzo morían por Covid una médica de un centro de salud de Mota del Cuervo, en la provincia de Cuenca; y una farmacéutica de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

Llegábamos así al 31 de marzo, medio mes después de que comenzara el horror, y conocimos otro dato que nos dejó helados: el coronavirus había matado a 271 personas que vivían en residencias de mayores de la región.

Así entrábamos en abril. Nos esperaban semanas de horror, muerte y angustia, pero ese día 1 se nos alegró un poco el alma al conocer el primer alta de la UCI del hospital de Toledo…

(Visited 38 times, 1 visits today)