Anuario Enclm 2019 / Sucesos

Así fue 2019… Atropello trágico y fuga; y la cocaína de un exmiembro de las FARC

En octubre, un joven toledano murió tras ser atropellado por un vehículo en Ávila, mientras que el conductor se daba a la fuga. Días más tarde fueron detenidos dos hombres y enviados a prisión. En diciembre conocimos que muy cerca de Toledo, en Casasbuenas, había un macrolaboratorio de cocaína que controlaba un exmiembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Vivir para ver

Momento en el que los GEO entran en el laboratorio clandestino de Casasbuenas (Toledo) y detienen a cinco personas.

Octubre nos trajo un suceso que afectó de lleno a un joven toledano de 20 años, J.E.M-S., quien fue atropellado (murió a consecuencia de las heridas) en la madrugada del domingo 6 en la calle Capitán Peñas, en Ávila, donde estudiaba, por un vehículo que se dio a la fuga y que finalizó con la detención de dos hombres de 29 y 22 años como presuntos autores.

El fallecido era sobrino de Joaquín Echevarría, director gerente de la Cámara de Comercio e Industria de Toledo.

La investigación la llevaron a cabo agentes de la Policía Nacional de Ávila en colaboración con la Policía Local y dio comienzo inmediatamente después del suceso con el estudio de los restos que los dos vehículos implicados en el suceso dejaron en el lugar de los hechos.

Desde el primer momento buscaron dos vehículos, un BMW negro u oscuro y un Seat León u Opel Astra de color gris que podrían estar implicados en el suceso.

Una vez que fueron identificados los dos turismos, se inició un intenso dispositivo de búsqueda que permitió la localización del primer automóvil al cabo de unas horas. Coche que había sido abandonado en una calle del extrarradio y que presentaba signos evidentes de daños compatibles con el impacto contra un peatón.

La investigación se centró en dos personas, posteriormente detenidos, quienes unas horas después se presentaron voluntariamente en la Comisaría de Ávila. Y los agentes continuaron con las diligencias, que les llevó hasta el segundo vehículo implicado en el atropello.

El juez los envió a la cárcel.

El macrolaboratorio de cocaína de un exmiembro de las FARC

En diciembre, una macrooperación conjunta de las Policías de España y de Colombia desmanteló dos macrolaboratorios de cocaína en la localidad de Casasbuenas (Toledo), a apenas 20 kilómetros de la capital regional; y en plena selva colombiana, en Tolima.

En el laboratorio toledano fueron detenidos cuatro «cocineros» llegados expresamente desde el país latinoamericano para realizar la extracción de la coca base para su posterior transformación en clorhidrato de cocaína, junto con una quinta persona que se encargaba única y exclusivamente de vigilarles mientras trabajaban.

Entre ambos laboratorios elaboraban dos toneladas de coca al mes. De hecho, en Casasbuenas fueron intervenidos 150 kilos de coca base, 7 kilos de cocaína ya lista para su distribución, 7 toneladas de productos químicos utilizados como precursores, un revólver y más de 100.000 euros en metálico.

En total fueron detenidas nueve personas, entre ellas el líder de la organización y su lugarteniente, quienes también controlaban otro centro de adulteración y corte de cocaína en la provincia de Guadalajara.

Uno de los detenidos tenía un entramado de empresas que ponía a disposición de la organización, entre las que hay una que importaba carbón hulla desde Sudamérica, carbón que venía impregnado con la sustancia estupefaciente y que luego, mediante un complejo proceso químico, era recuperada en el laboratorio desmantelado.

Se piensa que cada mes se podía producir hasta 500 kilos de cocaína.