fbpx
sábado, 13 de abril de 2024
Sucedió en 2013 - 15 mayo 2017

Según la sentencia dada a conocer hoy por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) y consultada por Efe, la Audiencia Provincial también condena a esta persona a no aproximarse a una distancia inferior a 150 metros, así como la prohibición de comunicarse con ella durante el periodo de ocho años y seis meses.

La Sala considera probado que en agosto de 2013 el procesado, sobre las tres de la mañana, llamó a la menor y le propuso recogerla para fumar unos porros y beber unas cervezas, a lo que ella accedió saliendo de su casa y siendo recogida en la esquina de la calle de su domicilio.


Tras subirse al vehículo del acusado se dirigieron al cerro de San Isidro, donde ambos bebieron una litrona y fumaron, al menos dos porros de hachís.

La menor, que tenía problemas en su familia, y mantenía una conducta no adaptada y había reconocido a sus padres que podría estar embarazada, extremo que comentó al procesado, tras fumar los porros comenzó a sentirse especialmente afectada y en un momento determinado de la conversación, el acusado comenzó a realizarle tocamientos, desvelándole su propósito lúbrico, a lo cual ella se negó intentando huir del coche.

El procesado lo impidió agarrándola por detrás y llevándola a la parte de atrás del vehículo, donde pese a la negativa de la menor,le bajó los leggins y las bragas y le penetró vaginalmente, eyaculando posteriormente fuera del coche.

Durante los hechos, la menor gritó para que la pudieran escuchar e intentó llamar por el móvil, consiguiendo realizar una llamada real a su padre al que le dijo que la estaban violando.

Una vez que el acusado cesó en su conducta, la menor intentó marcharse, escondiéndose tras un árbol, tras lo cual, este se marchó en su vehículo.

La menor, que fue recogida por sus padres, fue examinada en urgencias hospitalarias y por la médico forense no apreciándosele ningún tipo de lesión en la superficie corporal o genitales.

Lo que si se apreciaba era su afectación del consumo de alcohol y hachís, mostrándose totalmente desinhibida a la exploración forense, que comprobaron que se encontraba embarazada de cinco semanas aproximadamente.

(Visited 28 times, 1 visits today)