fbpx
jueves, 18 de agosto de 2022
Fachada de la Audiencia Provincial de Toledo.
La Fiscalía pide siete años - 25 octubre 2019 - Toledo

La Audiencia Provincial de Toledo juzga el próximo 30 de octubre a un hombre por un presunto delito contra la salud pública y otro de falsedad documental. Es un ciudadano de origen nigeriano que fue a recoger un paquete en la oficina de Correos de Recas (Toledo) bajo una identidad falsa.

Allí fue detenido por agentes de la Guardia Civil y desde entonces, 22 de agosto, se encuentra en prisión provisional a la espera de este juicio que arranca próximo miércoles.


Según el escrito de la Fiscalía, el hombre, con iniciales N.U., fue hasta la oficina a recoger el paquete postal y utilizó para ello una identidad falsa a sabiendas de lo que estaba haciendo.

El paquete venía de Buenos Aires y contenía dos planchas de plástico con imágenes religiosas bajo las que se ocultaba la droga, en concreto 258,81 gramos con una pureza de cocaína base del 77,27 por 100.

El escrito refleja que el detenido iba a utilizar la sustancia para «la posterior distribución y venta a terceros conocidos y desconocidos». Esta droga podría haber alcanzado en el mercado un valor de 45.603,05 euros si se hubiese vendido en dosis y de 26.870,37 euros en el caso de distribuirla por gramos.

El paquete fue abierto en sede judicial al día siguiente a la retención, el 23 de agosto, y figuraba como remitente una personas con siglas AEW, quien no se encuentra a disposición de las autoridades judiciales.

Por este caso la Fiscalía reclama siete años de prisión, cinco por el delito contra la salud pública y dos por el de falsedad documental, además de una multa de 80.611 euros por el primer delito, con 180 días de responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, y otra multa de ocho meses a razón de 12 euros diarios con la sujeción a responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas.

(Visited 56 times, 1 visits today)