fbpx
miércoles, 19 de junio de 2024
Audiencia Provincial de Ciudad Real.
Audiencia Provincial de Ciudad Real.
Ocurrió en diciembre de 2020 - 15 junio 2023 - Ciudad Real

La Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará desde el próximo lunes 19 al miércoles 21 de junio a J.M.I.G, acusado de un delito de asesinato y estafa, por el que la Fiscalía pide casi 27 años de prisión.

El acusado le asestó a su pareja –M.D.G.C.– una puñalada certera y mortal con un arma blanca de 7 centímetros de hoja que le provocó la muerte de manera inmediata, y después ocultó su cuerpo en el canapé de su cama.


El acusado deberá asumir una indemnización de casi medio millón 

Tal y como informa el fiscal en su escrito de acusación, que recoge Europa Presss, tras asestarle esta puñalada se marchó del domicilio que compartían y saco 1.000 euros de la cuenta bancaria de la víctima, por lo que el Ministerio Fiscal solicita 21 meses de prisión por un delito de estafa.

El acusado deberá asumir una indemnización de 492.154 euros por la muerte de su pareja. Una cantidad total en la que se incluyen las indemnizaciones correspondientes a los dos hijos de la víctima, la madre la víctima y los seis hermanos de la misma.

Concurre la circunstancia agravante de parentesco del artículo 23 del Código Penal y en el delito de asesinato la circunstancia agravante de discriminación por razón de genero del artículo 22.

El acusado le asestó una puñalada mortal en su dormitorio

El acusado mantenía una relación sentimental estable con convivencia desde enero 2020 con M.D.G.C., de 50 años, residiendo la pareja en las localidades de Villarta de San Juan, Alcázar de San Juan y desde el mes de septiembre en el domicilio de esta, en Villarrubia de los Ojos. Junto con la pareja residía el hijo menor de edad de M.D.G.C., B.

El día 27 de diciembre de 2020 sobre las 16.00 horas, el acusado mantuvo una fuerte discusión con M.D.G.C. encontrándose ambos en el domicilio común, durante la cual J.M.I.G., con la intención de acabar con la vida de M.D.G.C., la agarró fuertemente del cuello y le mordió en la mano, pidiendo la misma ayuda a su hijo menor B., el cual se encontraba en su habitación jugando a la videoconsola. El menor salió al salón donde ambos se encontraban diciéndole a J.M.I.G. que se fuera de la vivienda.

A las 16.35 horas llegó a la vivienda, A.M.M., amiga de la pareja, a la que inmediatamente M.D.G.C. contó lo ocurrido y que le había pedido al acusado que se marchara del domicilio porque ya no aguantaba más. J.M.I.G. se fue al dormitorio de la pareja y, al rato, sacó una maleta con sus cosas dentro. M.D.G.C. pasó al baño y tras ella llegó J.M.I.G., llorando y pidiéndole perdón y otra oportunidad, a lo que M.D.G.C. se negó.

Pocos minutos después, M.D.G.C. pasó a su habitación para vestirse, lo que aprovechó el acusado para adentrarse tras ella en la habitación y de manera repentina, con el fin de acabar con su vida, aprovechando que se encontraba en la privacidad de su habitación desprovista de cualquier elementos defensivo ajena a cualquier tipo de sospecha de ataque contra su persona, sin mediar más discusión ni palabra, con una arma blanca de hoja monocortante de aproximadamente 7 centímetros de longitud, le asestó una puñalada certera y mortal.

Esta puñalada le lesionó la arteria carótida izquierda común y posteriormente el tronco braquiocefálico derecho que ocasionó la muerte inmediata de la misma por shock hemorrágico.

El acusado cogió el cuerpo de M.D.G.C. y lo introdujo en el canapé de la cama, dejándolo bocabajo en su interior, bajando el colchón y tapándolo con la colcha para ocultar la gran cantidad de sangre. Tras ello salió del dormitorio y se dirigió a A.M.M. y al menor B. diciéndoles: «ahora sale D. que se está acabando de vestir y se está pensando perdonarme».

Acto seguido, pasó al baño para lavarse las manos y abandonó el domicilio en su vehículo, marchando al cajero automático donde M.D.G.C. tenía apertura una cuenta, haciéndolo con la libreta de la misma que previamente había cogido de su dormitorio. Una vez allí, sin consentimiento ni conocimiento por parte de la víctima, el acusado conociendo el número secreto de la libreta, realizó dos extracciones de 800 y 200 euros.

Tras ello huyó en el turismo a la localidad de Villarta de San Juan, aparcándolo en el garaje de la casa donde reside su padre y se quedó en el bar ‘El Palomar’ donde permaneció hasta las 21.30 horas, momento en el que fue detenido.

El cuerpo de la víctima, hallado por su hijo

El cuerpo de M.D.G.C. fue hallado por su hijo menor en el interior del canapé, tras comprobar éste y A.M.M. que no salía de la habitación ni respondía a las llamadas que le hacían.

M.D.G.C. tenía dos hijos, J.G.O.G. y B. Los padres de la fallecida, F.G.S. y J.C.S, vivían al momento de los hechos, pero el padre falleció en 2021. Contaba con seis hermanos. La madre y dos hijos de la fallecida se han personado como Acusación Particular.

El acusado se encuentra en prisión provisional por estos hechos. Como consecuencia de los hechos, se declaró al menor B. en situación de desamparo siendo asumida la Tutela por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, siendo asumida la guarda del mismo por su hermana J.G.O.G. en modalidad de acogimiento familiar.

Además, el acusado fue condenado por el Juzgado de lo Penal 3 de Ciudad Real en 2019 por un delito de abandono de familia y violencia en el ámbito familiar a la pena de 14 meses de prisión que se le dejaron en suspenso por dos años en la misma fecha.

(Visited 458 times, 1 visits today)