fbpx
miércoles, 22 de mayo de 2024
Imagen del expediente administrativo que forma parte del proceso en los contencioso-administrativo tras la demanda del Scrats tanto al Gobierno de España como al de CLM.
Imagen del expediente administrativo
Según el expediente de la propuesta de subida - 03 mayo 2018

Hace más de tres años que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente accedió a la petición de Castilla-La Mancha de que se incrementaran los costes del agua del trasvase porque se venían aplicando mal los costes de mantenimiento y de amortización de las obras del Acueducto Tajo-Segura. Fruto de esa incorrecta tarificación el Gobierno regional reclama una «deuda histórica» desde hace un tiempo por un importe de 80 millones.

Desvelamos de dónde vienen los 80 millones de deuda por el trasvase que reclama Page

En octubre de 2017 el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, sorprendió a todos al afirmar enérgicamente en el Debate del Estado de la Región que Castilla-La Mancha reclamaría al Gobierno. Y no dio más pistas. Hoy encastillalamancha.es desvela a qué se refería el jefe del Ejecutivo de CLM.


En octubre de 2015 ya había preparada una propuesta de subida de las tarifas que ajustasen los precios para que de este modo se hiciesen cargo los regantes de los costes de las obras de mantenimiento que se había acometido en todo el transcurso tanto del trasvase como del postrasvase. Antes de ratificar la propuestas, la Comisión de Explotación de Acueducto Tajo-Segura decidió crear un grupo de trabajo que analizase esa propuesta e invitó a miembros del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura para escuchar su opinión.

[ze_summary text=»La subida de tarifas del trasvase está aprobada, pero pendiente de aplicar, desde hace años»]

La subida de tarifas del trasvase está aprobada, pero pendiente de aplicar, desde hace años[/ze_summary]

 

Tras posponer la reunión en varias ocasiones a petición del propio Scrats, finalmente se reunió el grupo de trabajo el 30 de marzo de 2016. Tal y como relata el secretario de la Comisión en la nota de conclusiones que realizó y perteneciente al expediente administrativo al que ha tenido acceso encastillalamancha.es, durante la reunión se trató muy poco la subida de tarifas y lo que sí ocurrió fue que el Scrats utilizó argumentos «de índole más bien políticos» a lo que sumaron «alguna amenaza velada para los funcionarios», para finalmente «levantarse de la mesa».

[ze_summary text=»Funcionarios del Estado fueron amenazados por el Scrats que, además, se levantó de la Mesa… Así consta en el acta en poder de encastillalamacha.es»]

Funcionarios del Estado fueron amenazados por el Scrats que, además, se levantó de la Mesa… Así consta en el acta en poder de encastillalamacha.es[/ze_summary]

 

«El día 30 de marzo de 2016, finalmente se reúne el Grupo de Trabajo, si bien no se entra prácticamente a analizar ningún dato o detalle técnico con el documento. Por parte del Scrats la controversia se centra en las afecciones que entienden que van a sufrir por la aplicación de las tarifas binómicas, con argumentos de índole más bien política, con alguna amenaza velada para los funcionarios participantes en el grupo de trabajo, acabando por levantarse de la mesa», recoge la nota de conclusiones de la reunión, que está firmada por el secretario de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, Juan Martín Morales.

Y es que a los regantes no les pareció nada bien cumplir con las tarifa binómica (la que aplica dos componentes, uno fijo por los coste de mantenimiento y explotación y otra por el consumo). De hecho, antes de reunirse como invitados en el grupo pidieron todo tipo de documentación que justificase las inversiones estatales acometidas en el Acueducto Tajo-Segura. Pidieron absolutamente todos los justificantes de ejecución de obra, además de todas las facturas de la energía eléctricas.

Aquí la contestación del Scrats tras el primer envío de documentación por parte del Ministerio:

[ze_image id=»241090″ caption=»» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2018/05/scrats.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

 

Pese a la presión que estaba ejerciendo el Scrats para que no se aplicasen las nuevas tarifas, el Ministerio llegó a aprobarlas, pero no se han llegado a aplicar, ya que el sindicato de regantes demandó tanto al Gobierno de España como al de Castilla-La Mancha por este nuevo planteamiento de tarifas.

La subida era de en torno al 9 por 100 para el agua para riego y de un 14 por 100 para la de abastecimiento

Estas tarifas, tal y como se detalla en el expediente administrativo, iban a ser temporales, porque una vez pagados los costes de las inversiones el componente fijo se iría reduciendo. La subida era de en torno al 9 por 100 para el agua para riego y de un 14 por 100 para la de abastecimiento.

Además, hay que recordar que a los regantes del trasvase tanto en Murcia como en Alicante y Almería tan solo se les cobra por el agua que consumen y no por la concesión de la misma que poseen.

Algo distinto pasa en Castilla-La Mancha, donde se debe pagar por toda la concesión y no solo por la que se gasta. Por ejemplificarlo, hasta la cuenca del Segura hay una concesión de 600 hectómetros procedentes de la cabecera del Tajo, que en su destino son 400 para riego y 110 para abastecimiento y solo se paga por esto último, por el agua que llega hasta el destino.

Sin embargo, en el sistema de abastecimiento de Almoguera-Picadas en Castilla-La Mancha, del que toma el suministro la ciudad de Toledo, tiene una concesión de 47 hectómetros y hay que pagar por todos ellos independientemente de la cantidad del agua que se consuma.

(Visited 72 times, 1 visits today)