En la Audiencia Provincial

Juicio por robar en una casa de una población cercana a Toledo y agredir sexualmente a la dueña

Los hechos tuvieron lugar el 14 de septiembre de 2007 en el interior de una vivienda de una localidad cercana a la capital regional. Dentro se encontraban, durmiendo, una pareja y su hijo. Los dos primeros fueron despertados, humillados, agredidos… De los cuatro autores solo se sentará uno en el banquillo, puesto que los otros tres no han podido ser identificados

Ilustración de Alba Imedio C.

El juicio se celebrará el miércoles 26 en la Audiencia Provincial de Toledo y solo hay un acusado, un ciudadano albanés cuyas iniciales son A.N., aunque en los hechos participaron otros tres individuos no identificados, tal y como señala la Fiscalía en su escrito de acusación.

Hechos que ocurrieron el 14 de septiembre de 2007 en una pequeña localidad cercana a la capital regional.

Los hechos tuvieron lugar en una población cercana a Toledo

Fue cuando el acusado y los otros tres acudieron a un domicilio, propiedad de J.G.B. (hombre) y M.I.R.G. (mujer), quienes se encontraban durmiendo en el interior junto a su hijo de 11 años. Los cuatro forzaron la cerradura de una de las puertas de entrada y accedieron con la cara tapada con pasamontañas o pañuelos y con guantes tipo jardinero.

Uno de ellos, continúa el fiscal, se quedó en la puerta de la habitación del hijo y los otros tres fueron al dormitorio principal, despertando bruscamente a los dos propietarios y mientras uno ponía un cuchillo en el cuello al hombre otro agarró por la muñeca a la mujer, quitándole el reloj de pulsera y pregutándoles dónde estaba el dinero y la caja fuerte.

Tras las indicaciones de las víctimas, se pusieron a buscar en los armarios y cajones del dormitorio.

Acto seguido, llevaron a las víctimas al baño, atándoles con corbatas las manos a la espalda y golpeando al hombre a base de puñetazos y patadas hasta que quedó inconsciente, aunque acto seguido le metieron en bañera para reanimarle con el agua de la ducha.

E iniciaron un recorrido por las diferentes habitaciones de la casa buscando dinero y objetos de valor. Tras coger 2.000 euros en efectivo de un mueble, bajaron al garaje, donde había una caja fuerte abierta pero vacía. No contentos con la situación, siguieron golpeando a las víctimas con patadas y manotazos para que les dijeran dónde había más dinero y otra caja fuerte.

Al hombre le volvieron a subir al dormitorio principal y los otros tres regresaron con la mujer al garaje.

Agresión sexual a la mujer en el garaje

Fue al bajar por las escaleras, recalca el fiscal, cuando dos de los individuos, el acusado y uno de los no identificados, cogieron por el cuello a la mujer, apretándole tanto que le costaba respirar, y tocándole de forma insistente los pechos.

Ya en el garaje, uno de ellos la empujó al suelo teniendo la mujer atadas las manos a la espalda, y el otro la tumbó «para después levantarle el camisón e introduciéndole los dedos por la vagina y el ano, para después intentar penetrarla con el pene vaginalmente, lo que le resultó imposible dada la rigidez de la misma, por lo que tirándole del pelo la obligó a incorporarse y ponerse de rodillas para hacerle una felación».

Acto seguido regresaron a la planta superior, donde encerraron a la pareja y a su hijo en el cuarto de baño de la habitación de este último, huyendo de la casa a los pocos minutos.

La mujer sufrió afectación moderada neuropsicológica y el hombre diversas heridas.

Los cuatro individuos se llevaron tres relojes, 2.000 euros y diversas joyas.

El fiscal pide para el único acusado (recuerden que los otros tres no han podido ser identificados) 14 años de cárcel por un supuesto delito de agresión sexual y otro 5 años más por un supuesto delito de robo con violencia en casa habitada.