La degolló en el baño

Le piden 30 años de cárcel por asesinar a su pareja en Azuqueca delante de sus hijos

Los hechos tuvieron lugar el 28 de diciembre de 2017 en una vivienda de la calle San Miguel, en Azuqueca, en la que el acusado, de 40 años, tras retomar una discusión de la noche anterior con la víctima, J.A.M., de 37 años, la siguió hasta el baño, la degolló aprovechando las reducidas dimensiones del mismo y que ésta se encontraba "arrinconada y desprevenida", señala el escrito del fiscal

Audiencia Provincial de Guadalajara, donde se celebrará el juicio a partir del 4 de marzo.

La Fiscalía Provincial de Guadalajara ha pedido 30 años de prisión para el hombre que asesinó a su pareja con un arma blanca en su domicilio de Azuqueca de Henares (Guadalajara) en 2017, un asesinato que cometió cuando los tres hijos menores de edad de la víctima, uno de ellos un bebé, estaban en el domicilio.

Según el escrito del Ministerio Fiscal, se le imputa un delito de asesinato con alevosía con agravante de parentesco por el que pide una pena de 22 años de prisión, con prohibición de comunicarse a los menores durante 32 años.

La degolló en el baño de su vivienda de Azuqueca

Además pide tres años y medio de cárcel por dos delitos de lesiones psíquicas con agravante de parentesco en cada uno de los menores de mayor edad y un año por el delito de menoscabo psíquico.

Asimismo, pide una indemnización por responsabilidad civil de 150.000 euros para cada hijo de la fallecida y de 50.000 euros para los padres de la víctima.

Los hechos tuvieron lugar el 28 de diciembre de 2017 en una vivienda de la calle San Miguel de Azuqueca en la que el acusado, de 40 años, tras retomar una discusión de la noche anterior con la víctima, J.A.M., de 37 años, la siguió hasta el baño, la degolló aprovechando las reducidas dimensiones del mismo y que ésta se encontraba «arrinconada y desprevenida», señala el escrito del fiscal.

El escrito del fiscal añade que cometió el crimen «de forma sorpresiva e inesperada sin que la víctima tuviera posibilidad de defenderse».

La pareja tenía un hijo en común de 14 meses y la víctima además tenía dos hijos, un niño de 12 años y una niña de 9, que se encontraban en el domicilio cuando ocurrieron los hechos y que fueron atendidos de urgencia por el equipo de intervención psicológica de Cruz Roja y, posteriormente, por el servicio municipal de atención psicológica a menores víctimas de violencia de género y el centro de la mujer del municipio.

El acusado, después de asesinar a su pareja, intentó quitarse la vida.

El juicio arrancará el 4 de marzo en la Audiencia Provincial y se prolongará durante varios días en los que declararán testigos, agentes de la guardia civil, así como diversos peritos.