fbpx
viernes, 9 de diciembre de 2022
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.
El presidente alerta de los efectos del cambio climático - 27 mayo 2022 - Hellín

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha valorado el Plan de Depuración de Aguas con el que cuenta el Ejecutivo regional que, con una inversión superior a los 600 millones de euros, servirá para poner en marcha más de 600 depuradoras en la Comunidad Autónoma.

El jefe del Ejecutivo regional hacía estas declaraciones, esta mañana, en Agramón, una pedanía de Hellín, en la provincia de Albacete, donde ha inaugurado una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) junto al consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo y el alcalde de Hellín, Ramón García.


«Las directrices europeas están cargadas de sentido común y es más fácil plantear disciplina desde arriba que cuando lo tenemos a pie de calle, porque es complicado decir a la gente que cambie en este sentido, pero finalmente hay que hacerlo y no hay discusión», ha dicho el jefe del Ejecutivo regional respecto a la necesidad de cuidar y proteger el medio ambiente, y con ello ser consecuente con las decisiones relacionadas con el agua.

A este respecto, se ha mostrado convencido de que en los últimos meses se ha conseguido más en acciones hídricas, en conversaciones con el Gobierno de España, que en los últimos 40 años de autonomía. Asimismo, ha destacado la importante ingeniería civil de la que es referente nuestro país en todo el mundo. Del mismo modo, se ha referido a las infraestructuras hídricas con las que contamos, que «son punteras en muchas partes del mundo», tal es el caso de la EDAR inaugurada hoy en Agramón.

No se pueden minimizar los efectos del cambio climático

El presidente Page ha subrayado que en España no sobra agua en ningún punto de la geografía nacional, «ni siquiera en la España húmeda», por lo que se ha preguntado si la sociedad actual puede, como lo hacen algunos dirigentes, minimizar los efectos del cambio climático.

En opinión del mandatario castellanomanchego, las EDAR «deberían denominarse estaciones de recuperación y aprovechamiento del agua en lugar de depuradoras de aguas residuales», al tiempo que ha hecho una clara apuesta por el cuidado y protección del medio ambiente recordando que, en el tema del agua, «la depuración de ésta es un derecho y una obligación».

En este contexto, el presidente regional ha recordado que desde Castilla-La Macha se ha pedido, en reiteradas ocasiones, al Gobierno de España, el poder utilizar el agua depurada para otros usos, una demanda que ha recibido la negativa como respuesta, mientras que sí es posible hacerlo en la región de Murcia.

Aprovechando la estancia en Hellín, Emiliano García-Page ha avanzado que, de cara a la Semana Santa del próximo año, hará todo lo posible por asistir y disfrutar de esta celebración en la localidad hellinera.

(Visited 70 times, 1 visits today)