fbpx
domingo, 14 de agosto de 2022
Ilustración de Alicia Castro para la portada del libro de Aemet CLM sobre el comportamiento del clima.
Aemet CLM publica un libro - 02 agosto 2021 - Toledo

Frente a los negacionistas, evidencias. Y los profesionales y expertos de la Agencia Estatal de Meteorología lo son, además de permanentes investigadores de la evolución del clima. La Delegación Territorial de la Aemet en Castilla-La Mancha ha publicado el libro Comportamiento Climatológico del Segundo Semestre del Año 2020 en Castilla-La Mancha y sus conclusiones confirman los temores y las advertencias sobre cambio climático de las últimas décadas.

Sus autores con Francisco Javier Fernández Alonso, alumno del Grado en Física de la Universidad Autónoma de Madrid, y Paloma Castro Lobera, delegada territorial de la AEMET en Castilla-La Mancha.


Más calor y menos lluvias fueron la tendencia en el segundo semestre de 2020, que fue el tercero más cálido del siglo XXI en Castilla-La Mancha. En términos del clima fue un año “muy cálido” y “ligeramente más seco de lo normal”.

Cambio climático en todas las provincias de Castilla-La Mancha

La publicación estudia el carácter térmico y pluviométrico de la segunda mitad del año 2020 en la región. Según informa AEMET CLM en una nota de prensa: “En líneas generales, siguiendo la tendencia de los últimos años, el segundo semestre del año 2020 resultó ser más cálido de lo normal en todas las provincias de la región, con una anomalía térmica positiva de aproximadamente un grado centígrado. Desde un punto de vista pluviométrico, el segundo semestre del año 2020 fue más seco de lo normal en toda Castilla- La Mancha”.

El análisis de los últimos datos de 2020 y de los precedentes en años anteriores “parecen indicar que los efectos del calentamiento global ya son patentes en la región, debido a que está comenzando a ser habitual que en la región se registren anomalías térmicas positivas. De hecho, nueve de los últimos diez años han sido más cálidos de lo normal”.

Sequía y lluvias torrenciales

Sumar años más cálidos y secos de lo que era normal en nuestro clima arrastra que cada vez sean “más frecuentes los episodios de sequía o de lluvias torrenciales, fenómenos que producen todos los años grandes pérdidas para el sector agrícola”, además de cuantiosos daños económicos en todo tipo de infraestructuras públicas. Ahí está la borrasca Filomena para recordarnos a lo que nos enfrentamos.

Filomena sepultó Castilla-La Mancha con 482 incidentes y 6.000 kilómetros de vías afectadas

Anomalías térmicas en 2020

Como explica la Aemet en CLM, “finalmente, el año 2020 ha resultado ser un año normal desde un punto de vista pluviométrico en las tres provincias orientales y ha sido un año seco en Toledo y Ciudad Real. Por otro lado, desde un punto de vista térmico, el año ha sido extremadamente cálido en Cuenca y Molina de Aragón y muy cálido en Toledo, Ciudad Real y Albacete.

El siguiente cuadro recoge la evolución de las anomalías térmicas en las principales ciudades de la comunidad autónoma:

Anomalías térmicas del clima en Castilla-La Mancha.

Los oleos utilizados en la portada y contraportada han sido realizados por Almudena Castro Lobera. El libro se puede consultar de modo íntegro clicando aquí.

(Visited 220 times, 1 visits today)