lunes, 6 de diciembre de 2021
agua Las Tablas de Daimiel, en la provincia de Ciudad Real.
Las Tablas de Daimiel, en la provincia de Ciudad Real.
El acuerdo de la mesa del agua no gusta a todo el mundo - 19 noviembre 2020

El acuerdo alcanzado este miércoles en la Mesa del Agua por diversos agentes políticos y sociales de Castilla-La Mancha no cuenta con el respaldo de Podemos, Ecologistas en Acción, SEO/Birdlife y la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo, fundamentalmente, porque en el texto no aparece la Directiva Marco del Agua.

«Llevamos 20 años sin hacer los deberes»

En declaraciones a Efe el portavoz regional de Ecologistas en Acción, José Manuel Hernández, ha explicado que el problema es que «teníamos» veinte años de plazo para cumplir la Directiva Marco del Agua, hasta 2027, pero quedan solo siete años y «no se ha hecho nada»; es decir, «llevamos veinte años sin hacer los deberes», ha resumido.


La Directiva Marco obliga a alcanzar el buen estado ecológico de las masas del agua, tanto las superficiales (los ríos) como las subterráneas (los acuíferos), ha indicado Hernández, que ha recordado la situación de sobrexplotación de los acuíferos en La Mancha, que es precisamente «a lo que pone coto» la Directiva Marco.

«La nueva cultura del agua es un modelo posible y, además, sostenible«, ha señalado el representante de Ecologistas en Acción, que ha defendido la postura de este colectivo conservacionista porque «está en juego la Directiva Marco del Agua».

«La visión mercantilista ha primado sobre la medioambiental»

Por su parte, el coordinador autonómico de Podemos Castilla-La Mancha, José Luis García Gascón, ha explicado en un comunicado que «no sirve de nada pedir el fin de los trasvases en España y no cuidar el agua de Castilla-La Mancha» y ha añadido que no apoyan el texto porque «la visión mercantilista ha primado sobre la medioambiental».

García Gascón ha señalado que «pese a las mejoras» conseguidas respecto a la visión social del agua como derecho fundamental la propuesta final de texto «no es suficientemente comprometida en materia ambiental» y, de hecho, no recoge «ni una sola mención a la normativa más importante sobre el agua a nivel europeo: la Directiva Marco del Agua».

El coordinador de Podemos ha criticado que el Gobierno regional pone «el foco» en las relaciones con otras comunidades autónomas pero «ha descuidado la forma de gestionar estos mismos recursos en nuestra comunidad», y ha concluido: «no sirve de nada pedir el fin de los trasvases en España y no cuidar el agua de Castilla-La Mancha».

Deja fuera «temas importantes»

Aunque Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha apoyado el documento, su coordinador regional, Juan Ramón Crespo, ha dejado claro, en un comunicado, que deja fuera «temas importantes», entre ellos una referencia al cumplimiento de la Directiva Marco del Agua.

«Un acuerdo en el que no ha tenido cabida la discusión»

Asimismo, la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo ha explicado en un comunicado que no se trata de renegar de la agricultura, de la ganadería ni de la industria, pero tampoco se trata de «reutilizar y reciclar tanta agua como sea posible para crear más riqueza y aparecer destacados en los ránking nacionales e internacionales».

Ha defendido que el agua «es un patrimonio que tiene muchos más valores que los agrarios, por mucho que la inmensa mayor parte del agua que se usa se dedique a la agricultura; quizás por eso mismo, debe ser gestionada con mucho más rigor y restricción».

[ze_summary text=»El consejero da por cerrado un acuerdo en el que no ha tenido cabida ni el debate, ni la réplica, ni el análisis de los problemas y soluciones»]El consejero da por cerrado un acuerdo en el que no ha tenido cabida ni el debate, ni la réplica, ni el análisis de los problemas y soluciones[/ze_summary]

Sobre la reunión, la Plataforma ha lamentado que «después de tres reuniones de dos horas, con más de 60 participantes e intervenciones de dos minutos en cada una de ellas para enmendar un documento inicial incongruente y mal redactado, y prácticamente casi sin cambios entre sus dos últimas versiones, el consejero da por cerrado, casi unánimamente, un acuerdo en el que no ha tenido cabida ni la discusión, ni el debate, ni la réplica, ni el análisis de los problemas y soluciones que se ciernen en torno al agua».

(Visited 11 times, 1 visits today)