fbpx
domingo, 26 de junio de 2022
Ciervo en los Montes de Toledo. humano
Temporada de caza en Castilla la Mancha. Foto - Rebeca Arango
Cambios "inasumibles" - 05 septiembre 2017

Continúan las reivindicaciones del colectivo de cazadores castellano-manchego, contra el anteproyecto de ley de Bienestar Animal que tiene preparado la Junta y para el cual la Federación de Caza de Castilla-La Mancha ha presentado un documento en el que expresan sus alegaciones al texto de Ley.

En un comunicado, la Federación alerta del «ataque frontal» a la caza y al mundo rural de esta ley, con la que el Gobierno regional «se ha puesto de rodillas ante el sector animalista más radical». Ante ello, el presidente de la Federación de cazadores, Agustín Rabadán, ha explicado que dichas alegaciones contemplan los aspectos que introduce el texto con los que los cazadores federados «no están de acuerdo», por lo cual los consideran «inasumibles».


Rabadán cree que el anteproyecto de ley merece una revisión por los «disparates» que consideran que se incluyen en el mismo borrador. Para la Federación no es admisible que este texto no venga a excluir de su aplicación a los animales que participan en las actividades cinegéticas, como perros y hurones, y que sufren riesgo de ser heridos. La Federación se muestra reacia a cumplimientos que exigiría la nueva legislación como la educación y socialización de animales de compañía, así como el facilitar a los animales oportunidades para desarrollar sus características etológicas, como resume el colectivo, que tilda estos enunciados de ambiguos e indeterminados.

Avisan de restricciones y más problemas para los cazadores

El presidente de la Federación ha recordado que la redacción del anteproyecto pone también en peligro el control de perros y gatos que hubieran sido asilvestrados por las guarderías y los titulares de cotos, ya que la abundancia de perros y gatos silvestres «supone una pérdida de biodiversidad y la afección de numerosas especies de mamíferos y aves», según la FCCM, que avisa de estas limitaciones que se entrevén del proyecto, que generan una «gran inseguridad jurídica con consecuencias indeseables», como posibles imputaciones por maltrato animal.

Sobre las rehalas, Rabadán avisa: «se establece una prohibición novedosa e inasumible por los titulares», que es esterilizar a los perros. Sobre este tema también señala que es necesaria la cría de cachorros para reposición. La Federación «intuye» una prohibición del tiro al pichón así como otras modalidades análogas que tienen su importancia en la región y en el país. El presidente del colectivo cinegético denuncia que se endurezcan los requisitos para la tenencia de un núcleo zoológico (se necesita una licencia para este fin) o que se incrementen las infracciones.

(Visited 14 times, 1 visits today)