fbpx
martes, 29 de noviembre de 2022
OK de la Junta a la empresa - 29 junio 2018 - Toledo

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural no prevé efectivos perjudiciales sobre el medio ambiente en el proyecto de investigación sobre barita que la empresa Lafarge Holcim va a llevar a cabo en los próximos tres años en los términos municipales toledanos de Madridejos y Consuegra.

Lafarge y la bendición de la Junta

Así lo ha establecido el informe de impacto ambiental que la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Toledo ha emitido y ha publicado, hoy, en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.


El proyecto de Lafarge Holcim pretende estudiar, durante un periodo máximo de tres años, los materiales que contienen barita y averiguar el potencial de reservas y comprobar su calidad para las distintas aplicaciones en la fabricación de cemento, actividad que desarrolla esta empresa en Villaluenga de la Sagra (Toledo).

[ze_summary text=»La barita es un mineral que permite la preparación de un cemento de alta densidad»]La barita es un mineral que permite la preparación de un cemento de alta densidad[/ze_summary] 

La barita es un mineral que permite la preparación de un cemento de alta densidad, y el permiso de investigación se encuadra en los términos de Madridejos y Consuegra, en una superficie aproximada de 1.260 hectáreas situadas entre las carreteras TO-2300-V al oeste, N-IV al este y CM-42 al norte.

En concreto, el núcleo urbano de Consuegra está situado a más de dos kilómetros de la zona de investigación y el de Madridejos a más de 3,5 kilómetros, según el proyecto.

El proyecto se centrará en identificar la existencia de minerales de barita y determinar la profundidad a la que se localiza, de modo que el primer año se realizará un estudio gravimétrico, el segundo una campaña de investigación y análisis químico de las muestras, y el tercero un análisis de alternativas de explotación, el anteproyecto de explotación y el proyecto para pasar a la concesión de explotación.

En diciembre de 2017 empezaron las consultas

En diciembre de 2017 se inició el proceso de consultas del proyecto, sobre el que han dado su parecer, entre otros, los ayuntamientos de Madridejos y Consuegra, la Confederación Hidrográfica del Guadiana y la Unidad de Agentes Medioambientales de la comarca.

El proyecto no afecta a la Red Natura 2000 ni a la red de áreas protegidas de Castilla-La Mancha; los ruidos generados por las maquinarias pueden minimizarse con las medidas descritas en el proyecto, y no se espera un impacto severo negativo al entorno por la generación de residuos ni tampoco al medio hídrico, aunque se han tomado medidas preventivas ante los riesgos de contaminación indirecta o de perforación del acuífero.

Respecto al patrimonio cultural, el departamento de Cultura ha señalado que el promotor debe realizar un estudio arqueológico previo a los movimientos de tierra ya que este territorio estuvo poblado históricamente.

El informe de la Consejería señala que en el caso de que el resultado de la investigación sea favorable, el proyecto de concesión de explotación deberá contar con un nuevo expediente de evaluación de los impactos ambientales.

La conclusión es que si se cumplen los condicionantes y requisitos del proyecto no se esperan efectos significativos perjudiciales sobre el medio ambiente y, por tanto, no es necesario someterlo a una evaluación de impacto ambiental ordinaria.

(Visited 20 times, 1 visits today)