fbpx
domingo, 5 de febrero de 2023
Tita García Élez y Antonio Luengo. agua
Tita García Élez y Antonio Luengo.
Entrepeñas y Buendia, en su nivel más bajo desde el 95 - 28 septiembre 2017

Para «la denuncia, la concienciación y la inspiración», el Gobierno de Page va a lanzar una campaña en redes sociales y medios de comunicación, acompañada de un sitio web, en el que se colgará información, vídeos y juegos, con los que «denunciar y proponer alternativas» para llevar a cabo «un uso racional del agua«, según indican desde el propio Ejecutivo en un comunicado de prensa.

Sobre la campaña #SOS. El agua se está acabando» ha informado la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Tita García Élez, quien ha puesto de relieve la dramática situación por la que pasan los embalses de la cabecera del Tajo. Con 239 hectómetros cúbicos y solamente el 9,75 por 100 de su capacidad, Entrepeñas y Buendía se encuentran en la peor situación desde el fatídico 1995.


 

Sobre esta situación ya alertó en agosto y ratificó esta semana encastillalamancha.es y hoy, García Élez, junto con el director general de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo, han comparecido en la Consejería de Fomento para informar de la campaña y repasar la delicada situación hídrica de la región.

Además, Luengo ha asegurado que a día de hoy, «en Castilla-La Mancha hay menos de una quinta parte del agua que podría haber».

«#SOS. El agua se está acabando»

En cuanto a la campaña, que pretende que los usuarios puedan aprender sobre el uso racional del agua interactuando con los propios contenidos, la consejera ha afirmado que «#SOS. El agua se está acabando» es una frase que «explica muy bien porque el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene que hacer una campaña sobre un recurso muy necesario para el desarrollo de la región y para que seamos conscientes de que esto se puede acabar«.

Porque las cosas no pintan bien. «Los indicadores no nos dicen que la situación vaya a cambiar este ciclo actual de sequía», ha apuntado la titular de Fomento, y en este sentido ha añadido que van a seguir «levantando la voz y denunciando cada ataque a nuestra agua por parte de otras administraciones, porque aquí estamos para defender nuestros intereses» y no van a permitir «el desarrollo de otras comunidades a nuestra costa«.

Además de la promoción online de la campaña, esta también podrá ser visible en marquesinas, medios tradicionales y «todo lo necesario para llegar al máximo de la población, porque la sociedad cambia y esas reivindicaciones hay que adaptarlas a los nuevos tiempos, en los que las redes sociales sirven para interactuar y donde la gente se puede implicar y trasladar su sentir en cuanto al derroche diario de agua».

La opinión de los usuarios

En la web que se va a poner en marcha en un «breve plazo» la posibilidad de que usuarios dejen sus opiniones y sus propuestas con respecto al tema del agua. Según García Élez, quieren que los ciudadanos no solo denuncien, sino que también «propongan iniciativas o coordinen posibles alternativas» para hacer «un uso más racional del agua».

«Cuando hablamos de derroche no solo tenemos que pensar que es dejar el grifo abierto y que corra el agua, ya que hay otras acciones cotidianas que ahora nos van a llevar a implicarnos más», ha concluido la consejera.

Un 20 por 100 del agua que podría haber

El director general de la Agencia del Agua ha denunciado la pésima reserva hídrica que hay en la región. «Hoy en Castilla-La Mancha hay menos de una quinta parte del agua que podría haber», ha indicado Luengo.

Por estos motivos, piensa que hay que llevar ante las negociaciones para el futuro pacto nacional del agua el mensaje de que «Page está dispuesto a hablar con cualquier parte, ya no puede pasar porque sigamos exportando un agua que aquí ya no existe».

El agua es un recurso «fundamental para el desarrollo de la región» que cobra un cariz más dañino por el impacto del cambio climático, acentuando el ciclo de sequía, aumentando las temperaturas y disminuyendo las precipitaciones.

El desplome hídrico de los ríos de la región

Sobre la paupérrima quinta parte del agua de la que podía disponer la región, Luengo ha recordado el balance de las aportaciones naturales a los ríos. En el caso del Tajo, que sufre no solo la sequía sino las consecuencias de varias décadas de trasvase de sus aguas hacía el Segura, Luengo ha afirmado que las aportaciones hídricas naturales del Tajo están fijadas en 1.450 hectómetros cúbicos, cuando el año pasado, «el peor de la serie histórica», el Tajo solo contó con 351 hectómetros mientras que por el trasvase se van una media anual de «350 hectómetros», ha explicado el director general.

Además, desde el Júcar «hacemos una transferencia de 364 hectómetros cúbicos anuales a Vinalopó, Sagunto o Valencia, entre otros, cuando el almacenamiento a día de hoy es de 349 hectómetros, inferior a lo que está previsto exportar el año 2018», ha asegurado Luengo.

Y para concluir también ha hecho mención a la situación del Guadiana, que solo cuenta con 74 hectómetros cúbicos de aguas superficiales para distintos usos, lo que a su vez arroja «déficit hídrico».

(Visited 21 times, 1 visits today)