fbpx
miércoles, 7 de diciembre de 2022
Debe ser justa y parecerlo 02/03/2017junio 6th, 2017 - Toledo
César del Río César del Río

La Justicia no solo debe ser justa, sino también parecerlo. Dicho así, qué bonito. Como toda teoría, joder luego con la práctica la guerra que da. Y si siempre nos han vendido que los poderes que nos confiere un Estado de derecho deben ser absolutamente independientes no sé todavía muy bien por qué los jueces, sean del tribunal que sea, más altos o más pequeños, no los eligen ellos mismos.

La famosa frase que escuchamos muy a menudo (sí, muy a menudo) «yo no creo en la Justicia», dicha por los españolitos de a pie, suele reaparecer cuando los protagonistas de las primeras páginas de las noticias son famosos como Urdangarín, Rato, Blesa o similar (léase la infanta) y sobre ellos se supone que no cae casi todo el peso de la Justicia. Sentencias que se nos quedan cortas para lo que se esperaba, aunque el «se esperaba» también es muy discutible, claro. Aun así, en numerosas ocasiones queda el poso de que no han sido «condenados» como nos hubieran condenado, sin comillas, a los demás.


Primero, los jueces aplican unas leyes que dictan los políticos. Problema mayor es, al menos desde mi punto de vista, que los procesos judiciales se alargan, se alargan, se alargan y cuando todo parece que va a finalizar se alargan todavía más, lo que es desesperante y resta, por supuesto, justicia. Cuando los jueces, en ocasiones, hablan porque están desesperados siempre muestran metros y metros de carpetas en vertical para contarnos que los casos se acumulan y no tienen tiempo material para darlos salida. Eso no es culpa suya, porque incluso en ocasiones nos tendríamos que preguntar cómo son capaces de sacar adelante la enmarañada maraña de pleitos que tienen a diario con los escasos medios que en ocasiones tienen.

Y todo ello, unido, inlfuye en esa percepción del «yo no creo en la Justicia» que cada día va a más. Por ello la Justicia siempre estará en el ojo del huracán.

Dejo al margen, pero no lo olviden, que es más importante quizás que todo lo que acabo de contar, que la mayoría de nosotros no estamos puestos en Derecho y que al igual que los fines de semana, no digo ya los lunes, nos convertimos en entrenadores de fútbol, en críticos de cine y en no sé cuántas cosas más, pues en ocasiones también somos jueces porque sí. Cómo nos gusta eso de… «Yo soy la Justicia». Al más puro estilo Charles Bronson.

Lo que no se puede ocultar ahora mismo es que la Justicia nos supone incredulidad y va por barrios. A ver quién soluciona este entuerto.

@CesardelRioPolo

cesardelrio@encastillalamancha.es

(Visited 307 times, 1 visits today)