fbpx
miércoles, 28 de septiembre de 2022
Francisco Cañizares, portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha. trasvase listas de espera
Francisco Cañizares, portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha.
Entrevista al portavoz del PP en las Cortes - 29 marzo 2018

El portavoz del PP en las Cortes, Francisco Cañizares, se muestra convencido de que, si hoy se celebrasen elecciones autonómicas, el suyo sería el partido más votado «y con más diferencia que hace tres años», aunque también es consciente de que es complicado alcanzar la mayoría absoluta.

En una entrevista concedida a la Agencia Efe, Cañizares considera que, de cara a las elecciones autonómicas de mayo de 2019, «va a ser prácticamente imposible que haya mayorías absolutas», sobre todo si se tiene en cuenta que «hay cuatro partidos que van a tener opciones de entrar» en las Cortes regionales -PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos-, aunque matiza: «Unos tienen más opciones y otros menos».


Según sus estimaciones, Podemos sería, de los cuatro partidos, el que «menos opciones tendría ahora mismo de entrar en el parlamento» ya que la formación está «en franca caída en España claramente y en Castilla-La Mancha, aún más», mientras que calcula que Ciudadanos en la región «va a sacar menos que en otras comunidades autónomas» y ello porque «tienen un déficit de conexión importante» con Castilla-La Mancha.

Asimismo, cree que los votantes del PSOE o Podemos en las elecciones de mayo de 2015 pueden «estar bastante arrepentidos de su voto» debido, a su modo de ver, por la gestión del Gobierno regional.

En cambio, defiende que el PP «en estos tres años no ha tenido ningún desgaste» y afirma que los votantes que apoyaron al partido en 2015 «tienen los mismos motivos para seguir confiando» en el PP.

«Pueden ver en el PP una realidad de cambio y una posibilidad de cambio en Castilla-La Mancha», subraya Cañizares, que añade, asimismo, que a la hora de ir a votar, los ciudadanos también se plantean a la hora de «elegir entre una opción u otra, a la que tiene más posibilidades, y eso también puede beneficiar al PP».

Así, y ante la coyuntura de que el PP sea el partido más votado y necesite el apoyo de otra formación para gobernar, Cañizares señala que «hay una relación de contacto con cargos de Ciudadanos, hablando de temas y también escuchando propuestas que hacen ellos».

En este sentido, comenta que el PP ha llevado a las Cortes algunas iniciativas ‘naranjas’, como la petición de realizar una auditoría de las listas de espera y sostiene que su partido «no tiene ningún problema en reconocer que puede haber cosas que coincida con Ciudadanos» y que habrá que «colaborar» según decidan los votantes en cada momento.

«En eso el PP es suficientemente abierto, dialogante y sabe afrontar la responsabilidad que puede suponer gobernar sin tener una mayoría», afirma el portavoz parlamentario del PP y pone como ejemplo el caso de la ciudad de Albacete, donde su partido no gobierna en mayoría pero ha logrado el apoyo de Cs e incluso la abstención del PSOE para aprobar el presupuesto municipal para 2018.

«Lo que hay que intentar es, si gobierna el PP, conseguir los apoyos necesarios para sacar adelante cosas buenas para Castilla-La Mancha, sabiendo que hay que renunciar a cosas y planteamientos que sean propios nuestros y buscar la conexión con otras fuerzas para sacar adelante políticas, no solamente que pasen los cuatro años y estar en el gobierno por estar, que es lo que parece que hemos tenido hasta ahora», expone Cañizares.

En cuanto a quién será el candidato del PP para la Presidencia de la Junta de Comunidades en 2019, Cañizares señala que esa decisión se tomará «conjuntamente» con la presidenta del PP regional, María Dolores de Cospedal, y los órganos del partido, «cuando llegue ese momento».

Y ese momento será, según sus cálculos, una vez superado el verano, porque a su juicio «no tiene mucho sentido» definir a los candidatos cuando «aún falta el 25 por ciento de la legislatura».

De este mismo modo tampoco desvela si él será el candidato del PP a la Alcaldía de Ciudad Real, aunque comenta que «alguien en su ciudad siempre está a gusto y le gusta su ciudad».

En cuanto al número de diputados que se elegirán en las próximas elecciones autonómicas, y ante la posibilidad de aumentar hasta 35 los parlamentarios regionales -que es el máximo que permite el actual Estatuto de Autonomía- Cañizares cree que «sería un error» modificar la ley actual y «poner un diputado en un sitio o en otro en beneficio del que lo cambia».

Cañizares defiende que la ley electoral en vigor «no es un pucherazo» y, tras recordar que el Tribunal Constitucional avaló la reducción de parlamentarios, sostiene que «es perfectamente válida» y «garantiza que gobierne cualquier partido que gane las elecciones o que tenga los apoyos suficientes».

(Visited 17 times, 1 visits today)