domingo, 19 de mayo de 2024
COMITÉ FEDERAL 26/11/2011junio 14th, 2017

El secretario general de los socialistas castellano-manchegos, José María Barreda, ha defendido que el próximo líder del PSOE sea diputado.

El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, y el presidente del Congreso, José Bono, están en todas las quinielas como candidatos a sustituir a José Luis Rodríguez Zapatero. En todas, menos en una. La del secretario general de los socialistas castellano-manchegos, José María Barreda, quien ha defendido que el próximo líder del PSOE sea diputado y, ante las voces que piden primarias ya para su elección, ha dicho que eso ahora no es posible pero puede aumentarse el número de delegados en el Congreso Federal.


Barreda ha hecho estas consideraciones en declaraciones a los periodistas en las que ha resumido su intervención ante el Comité Federal del PSOE que hoy, 26 de noviembre, convoca el Congreso en el que se elegirá al sustituto de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del partido.

Ante la propuesta del líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, para que los militantes participen directamente en la elección de su nuevo secretario general, ha recalcado que los estatutos del partido deben cumplirse.

En ellos se determina que la elección se hará en un Congreso por parte de los delegados que a él asistan.

En caso de que se decida otra fórmula, Barreda ha precisado que debe ser el Congreso Federal el que tome una postura al respecto para el futuro, pero no para esta ocasión.

No obstante, ha considerado que hay un margen para lograr una mayor participación en esa decisión y, como ejemplo, ha recordado que los estatutos fijan entre 500 y 2.000 el número de delegados que participan en el Congreso.

Si hasta ahora eran casi mil los que se elegían, ha planteado que se podría llegar a la cifra máxima, decisión que corresponde al Comité Federal socialista.

Respecto a la posibilidad de que pueda presentarse algún candidato de Castilla-La Mancha, ha explicado que el PSOE tiene muchos dirigentes capacitados porque ha estado gobernando mucho tiempo en la región, pero ha puntualizado que otra cosa es que alguno de ellos decida dar el paso.

«Pero no digo nada extraño si recuerdo algunas condiciones en las que ha habido unanimidad en las intervenciones del Comité Federal, como que conviene, por razones obvias, que el liderazgo del partido socialista recaiga en alguien que tenga un escaño en el Congreso», ha explicado.

De lo contrario, sería una disfunción y, en la práctica, un considerable impedimento, ha dicho Barreda sin citar en ningún momento nombre alguno.

Sin embargo, esa posición iría en contra de las posibilidades que algunas informaciones otorgan al alcalde de Toledo y senador, Emiliano Gacía-Page, para optar a la secretaría general del partido.

Preguntado si le gustaría que Carme Chacón diera el paso, se ha limitado a subrayar que hay que esperar a que, quienes así lo decidan, anuncien que aspiran a la Secretaría General del PSOE.

«Creo que vamos a esperar ya muy poco tiempo para saber cuántos candidatos o candidatas habrá, ya es cuestión de días o, a lo mejor de horas, y en ese momento voy a decir a quién apoyo porque tengo las cosas claras», ha añadido.

Para Barreda, el PSOE va a celebrar «un Congreso ordinario en un tiempo extraordinario» y ante esa cita no hay que reaccionar «de forma histérica o haciendo aspavientos», aunque ha aclarado que eso no significa la inmovilidad.

También ha destacado la importancia de las próximas elecciones andaluzas y, al respecto, ha señalado que «la reconquista empieza por Tarifa».

(Visited 28 times, 1 visits today)