jueves, 18 de julio de 2024
Versiones contrapuestas 08/11/2016junio 7th, 2017

El PP de Casarrubios del Monte (Toledo) ha denunciado una supuesta subida del 238 por 100 en la tasa del alcantarillado, de tal forma que habría pasado de 6 a 21 euros, mientras que el alcalde, el socialista Jesús Mayoral Pérez, niega la mayor, asegurando que en realidad la Corporación «ha bajado la tasa de 24,90 a 21 euros en Calypo Fado y de 22 euros a 21 euros en el pueblo».

Pocas veces se dan tan nítidamente dos versiones totamente contrapuestas de un hecho según la coloración política como ha ocurrido en Casarrubios del Monte (Toledo), donde el PP, en la oposición, ha denunciado lo que según este partido ha sido «un atropello en la subida de la tasa de alcantarillado a todas las viviendas, locales e industrias, ya que ha subido un 238 por 100, pasando de seis a 21 euros». Siempre según los populares, dicha subida «no tiene ningún motivo económico, solo persigue aumentar la presión fisca a los vecinos, para que los concejales continúen cobrando sus sueldos y siga la línea de contrataciones a dedo en el Ayuntamiento».


Siguiendo con la denuncia de los populares, «como último ejemplo de contratación a dedo está la del marido de la secretaria general del PSOE de Casarrubios, Julia Arenas«.

Por contra, puestos al habla con el alcalde de Casarrubios, el socialista Jesús Mayoral, ha negado la mayor, ya que asegura que no ha habido subida de la tasa sino todo lo contrario, bajada. Así, afirma que «la tasa para Calypo Fado (una urbanización que está fuera del casco) ha bajado de 24,90 euros a 21 euros, mientras que la del pueblo lo ha hecho de 22 euros a 21 euros». Mayoral añade que el recibo del polígono industrial se ha mantenido igual, en 21 euros. Todas la cantidades reseñadas son anuales.

El alcalde solo se explica la denuncia del PP «porque se han quedado solos oponiéndose a la bajada», ya que la medida se ha tomado con los síes de los cinco votos socialistas y la concejala no adscrita (con la que gobierna el PSOE) y las abstenciones de los ediles de Ciuadadanos y el de Izquierda Unida.

Jesús Mayoral, además, niega la acusación popular de clientelismo político, asegurando que «Julia Arenas no ha sido contratada a dedo, sino que se ha tratado de una renovación laboral».

Por último, el alcalde de Casarrubios ha objetado asimismo al PP que «también se haya opuesto a la bajada del IBI, que ha pasado de 0,60 a 0,58 euros, así como a las bonificaciones por familia numerosa».

(Visited 39 times, 1 visits today)