lunes, 1 de marzo de 2021
Creen que se debería haber hecho por consenso 20/11/2013junio 12th, 2017

El PSOE de Castilla-La Mancha ha comparado hoy miércoles la reforma del Estatuto de Autonomía, que permitirá reducir a la mitad el número de diputados regionales, con el denominado plan Ibarretxe e incluso ha afirmado que la reforma del Estatuto es “el plan Ibarretxe de Cospedal”.
El portavoz del PSOE en las Cortes regionales, José Luis Martínez Guijarro, ha comentado en conferencia de prensa la toma en consideración de la reforma de este estatuto, que salió adelante en el Congreso de los Diputados con el voto del PP, la abstención de PNV y CiU y el voto en contra de PSOE, IU, UPyD y el Grupo Mixto.

Martínez Guijarro ha recordado que la reforma del Estatuto contó en el parlamento regional con el 51 por 100 de los votos y ha indicado que “sólo hubo otra ocasión” en la que un estatuto salió sin un consenso mayoritario, el del País Vasco con el denominado “Plan Ibarretxe”, que tuvo el apoyo del 52 por 100 de los parlamentarios del parlamento vasco, que pertenecían a varios grupos.

“Esta modificación del Estatuto es el ‘plan Ibarretxe’ de Cospedal para garantizarse lo que le niega la sociedad”, ha criticado Martínez Guijarro.

Ante este panorama, el portavoz socialista ha confiado en que el PP nacional “arregle el desaguisado” que, a su entender, “quiere montar” la presidenta regional y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

En este sentido, ha afirmado que confía en que “llegue la cordura que no hay en Castilla-La Mancha” al Congreso y al Senado, para que los grupos parlamentarios sean capaces de sacar adelante una modificación estatutaria por consenso.

Ha reivindicado que la reforma de un estatuto “debe hacerse con el mismo consenso que se logró para aprobarlo en su proyecto inicial” y ha aseverado que los estatutos de autonomía “forman parte del entramado institucional”

“Que un partido político tenga mayoría absoluta en el Congreso no le da autoridad para modificar el entramado constitucional del país”, ha reprochado Martínez Guijarro.

El resultado de la votación que ayer martes se produjo en el Congreso de los Diputados refleja, según Martínez Guijarro, que el PP “está solo” en este asunto e incluso ha señalado que algunos diputados del PP nacional tampoco están de acuerdo con la reducción del número de parlamentarios regionales, aunque no ha especificado cuáles.

“Había representantes del PP que no se sentían cómodos, era evidente”, ha comentado y ha afirmado incluso que algunos sentían “vergüenza ajena”.

Ha recordado que todos los intervinientes que tomaron la palabra, excepto el diputado del PP Agustín Conde, manifestaron su desacuerdo con las formas y con el fondo de la propuesta de modificación del estatuto.

Y sobre la intervención de Conde, ha tachado de “bochornoso que los diputados socialistas castellanomanchegos se tuvieran que enterar en el Congreso que la propuesta del PP para la futura ley electoral pasa por dejar el número de diputados en 27”.

En este sentido, y tras la petición de consenso que hizo el presidente de las Cortes, Vicente Tirado, Martínez Guijarro ha asegurado que su grupo siempre se ha mostrado dispuesto a dialogar, aunque ha advertido de que su grupo “no va a consentir un trágala como el que plantea el PP” y ha espetado: “No hay consenso. Hay imposición”.

Así, ha indicado que el PSOE se ha mostrado dispuesto “a hablar de todo, del número de diputados y de circunscripción única” con todas las fuerzas políticas de la región, si bien ha lamentado que el grupo popular nunca aceptó una reunión de este tipo.

Además, ante las críticas del PP de que fuera la portavoz del grupo socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, quien defendiera la postura del PSOE, Martínez Guijarro se ha preguntado “por qué no fue la propia Cospedal la ponente de la reforma o por qué la postura del PP no fue defendida por su portavoz en el Congreso, Alfonso Alonso“.

“A lo mejor es que opina lo que opinan muchos, que se están pasando demasiadas líneas rojas con este asunto”, ha concluido.