viernes, 3 de febrero de 2023
27/10/2011junio 14th, 2017

Raúl Bellerín, director de la agencia Efe en Castilla-La Mancha y experto periodista parlamentario, ha elaborado una crónica sin desperdicio para relatar cómo son los plenos en las Cortes regionales 20 días antes de las elecciones generales y con una nueva mayoría en la parlamento.

Las elecciones del 22 de mayo han provocado cambios políticos evidentes para todos los ciudadanos, como el del gobierno, y otros que importan a menos gente, como el horario en el que los diputados electos se citan para montar bronca y arrojarse unos a otros el Reglamento de las Cortes.


Lo que antes ocurría a la hora del aperitivo ahora sucede a la del café, tal vez para que no sorprenda tanto ver que a los diputados veteranos defender, en ocasiones, exactamente lo contrario a lo que argumentaban hace escasos meses.

Consecuencia inevitable, se supone, del cambio de roles y de bancadas de los parlamentarios, que se hace más notorio si cabe en la Mesa de las Cortes, donde ahora preside el exvicepresidente (Vicente Tirado) y el expresidente se sienta a su lado como vicepresidente (Francisco Pardo).

El caso es que, igual que los diputados del PP hace unos meses se hartaban de pedir la palabra de acuerdo con el Reglamento y se quedaban con el micro en la mano y apagado dando voces en el salón de plenos, hoy han sido al menos siete los parlamentarios socialistas a los que les ha pasado lo mismo.

José Luis Martínez Guijarro, José Molina, Mercedes Giner, José Manuel Caballero, Modesto Belichón, Sonia Reyes y Milagros Tolón (a la que se le ha roto el escaño) han pedido sin éxito la palabra en cumplimiento del artículo 94.2 del Reglamento.

Un número repetido como un mantra que en realidad quiere decir lo siguiente: «Cualquier diputado podrá también pedir, durante el debate o antes de votar, la lectura de las normas o documentos que crea conducentes a la ilustración de la materia de que se trate. La Presidencia podrá denegar las lecturas que considere no procedentes o inútiles y las que traten de dilatar la votación sobre un asunto sometido a debate».

Lo que querían los diputados socialistas era que se leyeran en el pleno todos los informes previos al proyecto de ley de supresión del Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha, algo que Tirado ha considerado improcedente porque ya se les habían entregado en la Mesa de las Cortes.

La cuestión ha ido subiendo de tono hasta el punto de que el propio Tirado ha tenido que llamar al orden, de una tacada, a todos los diputados de las dos bancadas mientras intentaba intervenir Martínez Guijarro, al que, en medio del jaleo, ha citado dos veces como «consejero».

Más sorprendente ha sido escuchar a la debutante María José Agudo (PP) iniciar su primera intervención como representante de todos los castellanomanchegos subrayando «la vergüenza» que le producen los socialistas por quejarse del horario en el que ahora se celebran los plenos.

Hasta el punto de que Vicente Tirado le ha tenido que pedir que aceptara retirar del Diario de Sesiones de las Cortes su referencia al expresidente regional José María Barreda como «Josemari», algo a lo que la diputada ha accedido y que el exjefe del Gobierno ha agradecido.

Tampoco se ha quedado corto el socialista Luis Santiago Tierraseca, que no es debutante pero casi, cuando ha recordado a los miembros del Gobierno que llevan varios meses en el Gobierno y les ha espetado: «a la política se viene llorado».

Y, por si fuera poco, el consejero Leandro Esteban -uno de los que más saben del Reglamento de las Cortes- ha acusado a los socialistas de organizar «un sainete» y ha sugerido que tal vez haya sido «imposición de o promesa a Rubalcaba».

Esteban se ha dirigido directamente a Barreda y a quienes le acompañaron en el Gobierno hasta hace pocos meses, como Martínez Guijarro, y les ha dicho que lo que han hecho esta tarde «es ridículo».

Poco antes, la tensión había aumentado aún más en los pasillos de la Cámara, cuando el portavoz socialista, José Luis Martínez Guijarro, pretendía dar una rueda de prensa mientras Esteban iniciaba su exposición en el pleno para defender la supresión del Consejo Económico y Social (CES).

El responsable de Comunicación de las Cortes ha pedido al grupo socialista que su portavoz esperara al final de la intervención del consejero, para que los periodistas no tuvieran que dejar de escuchar sus palabras, lo que ha derivado en una discusión en los pasillos entre el propio Guijarro, José Manuel Caballero, José Molina dos responsables de prensa del grupo socialista y el director de Comunicación de las Cortes.

Finalmente, el portavoz socialista ha dado su rueda de prensa, pero aún así no se ha privado de acusar a las Cortes de no permitirle hacerlo.

(Visited 18 times, 1 visits today)