domingo, 19 de mayo de 2024
Presidente del Grupo Socialista en la Diputación de Toledo 26/11/2011junio 14th, 2017

Ahora que el PSOE debate y busca las caras que tienen que sacar al partido del bache en el que ha caído tras las fuertes y consecutivas derrotas en elecciones municipales, autonómicas y generales, quédense con este rostro. Es el de Fernando Muñoz, presidente del Grupo Socialista en la Diputación, alter ego de Jesús Fernández Vaquero y amigo personal de Emiliano García-Page desde la más tierna juventud.

Con sus credenciales, como se pueden imaginar, no le faltan amigos… Ni enemigos. Pero Fernando Muñoz mantiene una actitud humilde y reservada quitando importancia al relevante papel que juega en el sanedrín que teje la actividad, la estrategia y las decisiones del PSOE en Toledo, capitaneado por Emiliano García-Page y Jesús Fernández Vaquero, el maestro del que ha aprendido, su padre político siempre y su padre sin más en muchas ocasiones, ya que Muñoz perdió al suyo siendo muy joven.


Muñoz jugará un papel importante en el próximo congreso provincial del partido y no hace falta ser un lince para suponer que seguirá también en la nueva Ejecutiva, la que llegará tras la renovación federal y regional del Partido Socialista.

No en vano es el presidente del Grupo Socialista en la Diptuación, desde donde se dirigen las relaciones del partido con los pueblos, los alcaldes y los concejales. Conoce las claves del partido y la situación política, económica y social de los 204 municipios que componen la provincia, que ha pateado durante los últimos ocho años tanto como director del Gabiente del expresidente de la Diputación, José Manuel Tofiño; como en su condición de integrante del «aparato» del partido.

Por lo que oye, por lo que sabe, por lo que dice y por lo que se intuye que calla no tiene desperdicio la entrevista que pubicaremos mañana en encastillalamancha.es y de la que hoy les ofrecemos un adelanto. Muñoz se pronuncia en ella sobre las cuestiones más candentes de la actualidad, desde la proyección nacional que ha cobrado el líder toledano, Page, hasta la grave situación de los ayuntamientos o la dificultad de hacer una campaña electoral en un partido que por primera vez es la oposición al mismo tiempo en la Junta y en la Diputación de Toledo.

Sobre Page prefiere hablar con prudencia y decir que hay que ir «escalón por escalón» en el proceso de renovación del partido. No esconde que «le veo iusionado, tranquilo y muy toledano», ni que su liderazgo en Castilla-La Mancha viene de atrás, aunque no ocupara cargos regionales en el aparato del partido. «No nos vamos a engañar, dentro del partido ya se lleva tiempo viendo a Page para más responsabilidades que las provinciales».

Sobre si su consejo a Page es que acuda a la batalla federal o se quede en la regional, contesta un enigmático: «Mi consejo es que dé un paso al frente para ser un referente en lo que va a ser el nuevo Partido Socialista»

Tiene claro que la situación de los ayuntamientos es muy grave y que «no nos queda más remedio al PSOE y al PP que arrimar el hombro entre todos, porque si no me temo que muchos ayuntamientos, efectivamente, no van a tener más remedio que entregar las llaves y echar el cerrojo».

Dice que entiende porqué los políticos son lo peor valorado del país y que deben dar ejemplo alejándose de la crispación, «y me duele que no seamos capaces de hacerlo, unos y otros».

La entrevista íntegra, desde mañana.

(Visited 28 times, 1 visits today)